30 de noviembre de 2020, 22:19:51
Nacional

En respuesta a un caso similar planteado en 2004


Un documento de los Comisarios europeos lo confirma: Cataluña jamás entrará en la Unión Europea

Por Manuel Ángel Menéndez

Una Cataluña independiente de España no tiene cabida en la Unión Europea... salvo que, "por unanimidad", todos los Estados miembros, incluida España, negocien un tratado bilateral de adhesión. Es decir, que una Cataluña fuera de España, ya sea por medios legales o ilegales, jamás entrará en la UE. Así se afirma, con toda su crudeza, en un documento del Colegio de Comisarios de la Unión en respuesta a una pregunta de la eurodiputada del Partido Laborista Eluned Morgan formulada para un caso similar en febrero de 2004.


El documento fue esgrimido por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros para explicar por qué razón España no va a solicitar ninguna información suplementaria a la Unión Europea sobre una eventual situación de independencia en Cataluña. Este documento aparece unos días después de que la vicepresidenta y titular de Justicia de la Unión, Viviane Reding, enviara una carta al secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, afirmando que una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la Unión, y por tanto España tendría la última palabra para poder aceptar su posterior entrada en el club comunitario.

Por si no había quedado claro, el documento que ha mostrado la vicepresidenta Sáenz de Santamaría hace ociosa cualquier otra interpretación, incluida las interpretaciones a las que nos tiene acostumbrados el ex secretario general del PSOE y actual Comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, sobre éste y otros asuntos similares relacionados con España.

El hecho concreto es que el 17 de febrero de 2004, el Colegio de Comisarios de la Unión Europea respondió a la eurodiputada del Partido Laborista británico, Eluned Morgan (Cardiff, Gran Bretaña, 1967) adscrita al Grupo Socialista del Parlamento Europeo, cuando se interesó por un caso similar al que plantea el Gobierno de Artur Mas en Cataluña.

Entonces, la eurodiputada formulaba al Comisariado europeo cuatro preguntas: dos tenían que ver con el caso de Argelia y Francia y otras dos se ampliaban a otras posibilidades dentro de los Estados miembros. Preguntaba Morgan:

- "¿Puede confirmar la Comisión, que si un Estado miembro se divide como resultado de una decisión democrática regional, en la cual solicita su independencia, se podría aplicar el precedente establecido por Argelia?".

- "¿Puede la comisión explicar, exactamente, lo que sucedió en el caso de Argelia?".

- "¿Podría confirmar la Comisión, si una región independiente tendría que salir de la UE y pudiera luego, solicitar de nuevo su adhesión?".

- "¿Una aplicación de este tipo, requiere una renegociación de los tratados en una Conferencia extraordinaria y llegar a un acuerdo unánime de los 25 Estados miembros [cifra de Estados que formaban la UE en ese momento]?".

Es necesaria la regla de la 'unanimidad'

Las últimas dos preguntas son las que tienen que ver expresamente con el caso español. Y los Comisarios europeos decían entonces: "Las Comunidades Europeas y la Unión europea, han sido establecidas por los tratados relevantes entre los Estados miembros. Los tratados se aplican a los Estados miembros (Art.299 de dicho Tratado). Cuando una parte del territorio del Estado miembro deja de ser parte de éste; ejemplo: que este territorio se convierta en un Estado independiente; los tratados ya no se aplicarán en dicho territorio; en otras palabras; una nueva región independiente, por el mismo hecho de su independencia, se convierte en un tercer país con respecto a la Unión y por ende, los Tratados ya no son aplicables en su nuevo territorio".

La Unión Europea añadía entonces que "según el Artículo 49 del Tratado de la Unión Europea, cualquier Estado Europeo que respete los principios enunciados en el Art. 6(1) del tratado de la UE podrá solicitar el ingreso como miembro de la Unión", pero advertía seguidamente que "para que ésta aplicación proceda, se requiere que la solicitud sea aceptada por el Consejo por unanimidad, un acuerdo negociado entre el Estado solicitante y los Estados miembros sobre la base de las condiciones de admisión establecida en el Tratado. Este acuerdo está sujeto a la ratificación de todos los Estados Miembros y el Estados solicitante".

Es decir, que una Cataluña independiente saldría inmediatamente de la Unión Europea y si quería pertenecer a ese club, debería iniciar negociaciones de adhesión, pero no podría en ningún culminar esas negociaciones si España la rechazaba. Parece evidente que una Cataluña independiente como la pide Artur Mas no entraría jamás en la Unión Europea.

>> Lean el documento mostrado por Sáenz de Santamaría pinchando aquí (pdf, en inglés)
 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com