16 de junio de 2019, 3:03:52
Nacional

XXII Cumbre Iberoamericana de Cádiz


Rajoy lanza indirectas contra la ausente Cristina Fernández de Kircher para evitar otro 'caso Repsol YPF'

Por Diariocrítico/Agencias

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho un llamamiento claro ante sus socios iberoamericanos reunidos en Cádiz para que a ambos lados del Atlántico se respete el principio de seguridad jurídica para las empresas.


Lo ha hecho en la apertura de la primera sesión plenaria de la XXII Cumbre Iberoamericana, que esta tarde se clausurará en Cádiz, y en la que participa en representación de Argentina, el vicepresidente Amado Boudou, cuyo Gobierno, dirigido por Cristina Fernández de Kirchner, expropió a Repsol el 51 por ciento de las acciones que tenía en YPF sin indemnizarle justamente.

   Rajoy ha pedido respeto al principio de seguridad jurídica cuando ha animado a las empresas latinoamericanas a "aumentar su inversión en España y Europa aprovechando el marco de seguridad jurídica existente" en el continente europeo. Porque la seguridad jurídica, ha dicho, "ha de ser un valor compartido y respetado en ambas regiones", ya que es el "nutriente" de la inversión, que genera a su vez "crecimiento y empleo".

   El jefe del Ejecutivo ha destacado cómo España y el resto de Europa no se han cerrado en sí mismos "a pesar de la crisis" y han mantenido su "compromiso con América Latina". "Frente al recurso fácil y tantas veces fracasado del proteccionismo, España y la UE mantienen su apuesta por la apertura, el libre comercio, la seguridad jurídica y la inversión", ha subrayado.

   Y ha apoyado su afirmación con cifras que demuestran, ha indicado, cómo España "siempre" ha confiado en América Latina, incluso cuando otros países optaron por otros destinos para sus inversiones cuando la región vivió varias crisis económicas en los años 80.

   Así, la inversión acumulada de España en la región supera los 115.000 millones de euros, un flujo "que va en aumento" a pesar de la crisis, ha remarcado. Solo en  2011, la inversión española sumó 7.000 millones de euros.

   Rajoy ha puesto en valor que las empresas españolas dan empleo a dos millones y medio de personas en América Latina, un "ejemplo", ha dicho, de lo mucho que la Comunidad iberoamericana puede alcanzar "en un marco de cooperación estable".

   Las empresas españolas instaladas en América Latina son principalmente, grandes compañías, y el jefe del Ejecutivo ha defendido que tras ellas, es hora de que las pymes inicien su internacionalización por la región.

   Para ello, ha esperado que los líderes iberoamericanos aprueben hoy la Carta iberoamericana de las pymes, que aspira a suponer un primer paso para facilitar la instalación de las pymes a lo largo de la región, y que respalden la iniciativa privada impulsada por más de medio centenar de asociaciones empresariales y colegios de abogados para crear un Centro iberoamericano de Arbitraje que use la mediación como fórmula para la resolución de diferendos en lugar de los juzgados.

   Al margen de la situación económica, Rajoy ha propuesto a sus colegas que hablen en el almuerzo de la tarde sobre el futuro de las Cumbres Iberoamericanas y cómo fortalecer unas citas que cuentan, en opinión de Rajoy, con un "valor añadido".

   Ha asegurado que la Comunidad Iberoamericana de Naciones está llamada a actuar como bloque en escenario internacional, por lo que ha animado a sus socios a concertar posiciones y presentar "propuestas conjuntas" en los foros internacionales sobre algunos de los principales retos mundiales, como la crisis económica, el cambio climático, la lucha contra el narcotráfico, el respeto de los Derechos Humanos y la cohesión social.

   En la Cumbre Iberoamericana de Cádiz participan todos los líderes de América Latina, España, Portugal y Andorra, a excepción de los presidentes de Argentina, Cuba, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela.



- Especial: XXII Cumbre Iberoamericana
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com