5 de diciembre de 2019, 19:16:07
Emprendedores 2020

'Historias Ejemplares' de Innovación Empresarial


Alfonso Cuervo-Arango y 'Aqua-Return', el 'invento' para ahorrar agua en casa

Por Carmen Bachiller

El triunfo de una empresa pasa, en muchas ocasiones, por la innovación. Por introducir en el mercado algo que no existe. Inventar es también una profesión y es la Alfonso Cuervo-Arango, un empresario que vive de poner en práctica sus ideas y...le funciona muy, muy bien.


Mide 25 centímetros, no hacen falta obras -casi casi puede instalarse con las manos- y permite un ahorro de agua en casa de 18 litros por persona cada día, lo que se traduce en 6.750 litros menos de agua gastados cada año. Aproximadamente un 10% de la que consumimos en casa.

"Aqua Return es un electrodoméstico diseñado y patentado del tamaño de un tetra brick por mí que se compra en una tienda de electrodomésticos y se coloca en el cuarto de baño. Hay que soltar el latiguillo que hay debajo del lavabo y lo colocas allí. A partir de ese momento, cuando te vayas a duchar o utilices el agua para cualquier cosa, como un afeitado, no se perderá ese agua".

Así funciona y así lo explica su creador Alfonso Cuervo-Arango. Este original "invento", como le gusta llamarlo al propio Alfonso, detecta la temperatura del agua y si no está suficientemente caliente para su uso, la rebombea por el circuito evitando que se pierda, como ocurre normalmente, hasta que llegue a la temperatura óptima. Hasta es capaz de cerrar el grifo del agua caliente si alguien lo deja abierto y, a la larga, también termina ahorrando en el consumo de energía eléctrica, propiciando una menor emisión de CO2 y disminuyendo la cantidad de vertidos y la gestión de aguas residuales.

En diciembre comenzó la producción y, si las cosas van bien, saldrá al mercado en marzo de este año por algo más de 200 euros. Su inventor calcula que una familia española media puede amortizarlo en un plazo de dos o tres años. Es tecnología española, con vocación internacional.

El negocio de las patentes

Alfonso Cuervo-Arango apuesta por las patentes. Son su negocio. "Tengo muchísimas", asegura. En este caso, comenta, la idea le surgió durante una de esas actividades cotidianas en la que le dio por pensar "qué pena que se esté perdiendo todo este agua de la ducha con lo escaso que es el recurso" y...se le encendió la 'bombilla' de la creatividad.

"Me senté, lo dibujé y diseñe, lo patenté". Así resume la trayectoria de una idea que sólo le ha traído satisfacciones. En 2012 logró el Premio Everis en Madrid otorgado por el Centro de Empresas Innovadoras Europeas, el Premio de Actualidad Económica a las Mejores Ideas y fue, además, uno de los premiados por la Fundación Horizonte XXII de Globalcaja en Castilla-La Mancha. También consiguió llegar a ser candidato al Premio Rey Jaime I de 'Nuevas Tecnologías' de la Comunidad Valenciana.

Los premios son importantes, "sobre todo si son económicos porque te ayudan a sobrevivir mientras sales adelante" pero para este empresario aún lo es más que una institución pública estudie el proyecto de un particular y lo valore positivamente.

"Eso lo convierte en una gran catapulta", explica, como le ocurrió a él en la Comunidad Valenciana cuando la Agencia Provincial de la Energía de Alicante recomendó el uso de Agua Return para cualquier vivienda nacional.

Alfonso se declara 'inventor' y lo cuenta con orgullo. Es consciente de que en el camino de emprender "no basta con tener una idea" -y a él le sobran- sino que "el gran reto es desarrollarla y pensar que llevarla hasta el mercado supone hacer de ella un proyecto de vida porque, si no, fracasaremos".

Este empresario-inventor tiene claro que las ideas hay que trabajarlas porque si no, dice, "llegará otro que es igual o más listo que tú y lo hará". Aconseja no intentar varios proyectos a la vez. "Eso al final deriva en la mediocridad que el mercado no tardará en expulsar", asegura.

El Plan de Negocio de la empresa es para Alfonso uno de los aspectos clave que permitirán sacar el proyecto adelante. "Siempre te van a mirar con lupa. El plan de negocio ha de estar tan asentado que nada pueda cuestionarse".

Por cierto, la empresa de este empresario tiene también vocación social: En sus estatutos consta el reparto del 5% de sus beneficios a la ayuda de los más desfavorecidos, que en este primer año se canalizará a través de Cáritas. Todo un ejemplo.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com