13 de junio de 2021, 16:38:43
Economía

El e-Commerce en España, tuvo unos ingresos de 2.648,8 millones de euros


El e-Commerce crece en proporción a la confianza del consumidor español

Por Diariocrítico

Las ventas mundiales de comercio electrónico alcanzaron 186.200 millones de dólares, experimentado el mayor auge desde que comenzó la recesión en 2008. Es sin duda una de las fórmulas que cada vez tiene más aceptación y cuenta con la confianza del consumidor. El prefil suele ser hombres, de entre 30 y 45 años que buscan contratar viajes y eliminar gastos de emisión.


El comercio electrónico en España creció un 11,7 por ciento en el tercer trimestre de 2012, en relación al mismo período de 2011. Las prendas de vestir ocuparon el 2,5 por ciento del total de las ventas, según el informe E-Commerce, de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

En términos globales, la venta online alcanzó un volumen de negocio de 2.705,1 millones de euros, con un total de 36,8 millones de operaciones. Por sector, las compras a agencias de viajes y operadores turísticos (16,2 por ciento), encabezan la lista de las actividades con mayor porcentaje de volumen de negocio del comercio electrónico. Las prendas de vestir ocupan el 2,5 por ciento.

Pese al avance del comercio electrónico en las tiendas online españolas, la balanza comercial (lo que los extranjeros compran en las tiendas españolas frente a lo que los españoles compran fuera), sigue siendo negativa; en este trimestre el déficit alcanzó los 723,5 millones de euros.

Por áreas geográficas, la Unión Europea continúa siendo el destino preferido para comprar por Internet fuera de España con 1.023,1 millones de euros y un 90,4 por ciento del total, mientras que Estados Unidos se mantiene como segunda opción con un 4,3 por ciento. En cuanto a las áreas que más compras online hicieron en España, la Unión Europea registró un 77,1 por ciento del total y América Latina un 6,7 por ciento.

De acuerdo a los datos del informe, las prendas de vestir ocupan el 3,6 por ciento del volumen de negocio de comercio electrónico desde España con el exterior. Sin embargo, este sector no forma parte de los diez más importantes a la hora de evaluar el volumen de negocio desde el exterior dirigido a sitios web españoles.

Dentro de España, las prendas de vestir ocupan el 2 por ciento de los ingresos del comercio electrónico que se realizaron durante el tercer trimestre de 2012. Un claro ejemplo es Cuponesmagicos.com, un claro modelo español.

El e-Commerce y el PIB español

El ecommerce supone el 40% del 2,8% del PIB que representa la Economía Digital en España. Su impulso y consolidación es indudablemente un acierto ahora, una apuesta sobre seguro que reportará beneficios a medio y largo plazo.

Para Borja Adsuara, director general de Red.es, que ha participado en la ponencia inaugural de la Jornada, este impulso ha de centrarse en la formación. Ve la sociedad de la información como una "nueva etapa" a la que no hay que tener miedo.

El ecommerce, defiende, "es un nuevo canal", cuya razón de ser es el comercio. No hace falta ser un tecnólogo para lanzarse a la red, al igual que "no hace falta ser aeronáutico para coger un avión". Basta con saber utilizar las herramientas y aprovechar las incontables ventajas que ofrece.

"No se trata sólo de tener una web", dice Adsuara, se trata de usarla dependiendo de las necesidades de cada negocio. Por tanto, insiste, "es una cuestión de pedagogía".

Para ello, Red.es, brazo del ministerio de Industria, Energía y Turismo, está impulsando diferentes iniciativas. Destacan los cursos de formación para jóvenes desempleados que ayuden a pequeños comerciantes a enseñar los entresijos del mundo digital.

El e-Commerce a debate


Existe una preocupación cada vez mayor por la seguridad online; no en vano las transacciones a través del ecommerce implican la exposición de importantes datos personales. No se trata de un problema aislado, sino que afecta incluso a los más grandes.

En 2012 hemos presenciado importantes ataques a la seguridad de grandes portales online, como ha sido el caso de Yahoo, LinkedIn o Last.fm. Las empresas han de trabajar por ofrecer una plataforma segura y demostrárselo así a sus usuarios, con el fin de que estos puedan comprar tranquilamente vía online. Sin embargo, una referencia en el mundo son los casos de vouchercodes.co.uk y RetailMeNot.

Solo el 43% de los consumidores confía en que la mayoría de las web son seguras. Para el 36%, la mayoría de los sitios online corren el riesgo de ser hackeada; mientras que solo 1 de cada 5 considera que las grandes empresas online son las más seguras.

A nadie se le escapa que el éxito de su negocio online depende de que los usuarios se sientan seguros a la hora de comprar, de que no tengan el mínimo atisbo de duda sobre la privacidad de sus datos. Por ello, las empresas deben invertir en una plataforma que garantice la seguridad de las transacciones online, además de transmitir a sus clientes confianza y seguridad.

El 18% de los clientes evitaría comprar en una web donde no aparezca perfectamente visible su política de privacidad, además de otros atributos de confianza online. Un único ataque puede causar daños irreparables. El 46% de los consumidores evitaría comprar en aquellos sitios cuya seguridad ha sido vulnerada; una medida que afectaría a la empresa incluso en el caso de sus clientes habituales; quienes perderían la confianza en el site.


¿Cómo puede una tienda online generar confianza y conseguir que sus clientes compren de forma segura?

Si se trata de pequeños sitios independientes, el 75% se decantaría por una web que contara con sellos de confianza. 1 de cada 3 clientes indicó que elegiría a aquella empresa donde aparecieran estas marcas acreditativas de seguridad online en un lugar bien visible, mostradas a un tamaño considerable. Estos sellos de confianza online pueden reducir el porcentaje de abandono de carritos y potenciar la tasa de conversión de la web.

Casi la mitad de los consumidores online abandonaría su compra si tiene dudas respecto a la seguridad del site. El 97% de los ataques a la seguridad de una web podría haberse evitado. Estas brechas de seguridad, supone la irremediable pérdida de confianza por parte de los usuarios, lo que conlleva además un elevado coste.

No olvidemos también la seguridad online a través de los dispositivos móviles. 33 millones de consumidores en Estados Unidos ya emplea sus dispositivos inteligentes para completar sus compras; lo que implica que las empresas también han de proteger la seguridad de sus datos en esta vía.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com