23 de febrero de 2020, 17:47:02
Internacional

Promete su obediencia incondicional


Benedicto XVI desmiente que será un Papa en la sombra tras vivir momentos "con alguna nube" en el cielo

Por Diariocrítico/Agencias

Benedicto Benedicto XVI ha prometido "su incondicional reverencia y obediencia" al próximo Pontífice, en su encuentro de despedida con los cardenales residentes en Roma y con los que ya han llegado de diferentes partes del mundo, a los que ha pedido que el Colegio Cardenalicio trabaje como una orquesta armoniosa.


"Hemos de dar gracias al Señor que nos ha hecho crecer en la comunión y pedirle que nos ayude a seguir creciendo con esta unidad profunda de modo que el Colegio de Cardenales sea como una orquesta donde las diversidades de la Iglesia Universal confluyan siempre con la armonía superior y acorde", ha recalcado.

El Papa ha pronunciado este breve discurso, en el que ha remarcado que la Iglesia es un "cuerpo vivo animado por el Espíritu Santo" y ha apuntado que continuará sirviendo a la Iglesia con la oración. 

   "Seguiré especialmente estando cerca con la oración, especialmente en los próximos días para que estéis totalmente iluminados por el Espíritu Santo en la elección del nuevo Papa, que el Señor os muestre lo que él desea. Entre vosotros esta el futuro Papa al que desde hoy ya le prometo mi reverencia y obediencia incondicional", ha insistido.  

   En el encuentro han participado 144 cardenales así como presidentes de los dicasterios vaticanos, ceremonieros, miembros de la Secretaría de Estado, así como el maestro de las Ceremonias Pontificias, monseñor Guido Marini. Tras su discurso, el Pontífice se ha despedido uno por uno de todos los presentes.

   El Papa se ha referido a la experiencia de los discípulos de Emaús y ha asegurado que "ha sido una gran alegría caminar" con ellos en estos años en "la luz de la presencia del Señor Resucitado".

Momentos de luz y alguna nube

Además, Benedicto XVI ha evocado su última audiencia general de este miércoles y ha apuntado que en estos años han "vivido con fe momentos bellos de luz radiante en el camino de la Iglesia, junto a momentos en los cuales alguna nube se ha espesado en el cielo".

En esta línea, el Pontífice ha remarcado que en estos años han "buscado servir a Cristo y a su Iglesia con amor profundo y total, que es el alma" de su ministerio . "La Iglesia vive, crece y se despierta en las almas que, como la Virgen María, acogen la Palabra de Dios y la conciben por otra del Espíritu", ha subrayado.

Al comenzar el acto, los cardenales han recibido a Benedicto XVI con un fuerte abrazo y el decano del colegio cardenalicio, el cardenal, Angelo Sodano, ha agradecido al Pontífice el ejemplo que ha dado en estos ocho de su Pontificado.

Sodano ha señalado que a partir de este jueves "esperarán que el timón de la barca de Pedro pase a otras manos" y que, de este modo, "continuará la sucesión apostólica que el Señor ha prometido a su santa Iglesia" hasta que "termine la historia de la Iglesia  junto a la historia del mundo, con el adviento de los cielos nuevos y tierra nueva".

Además, Sodano ha apuntado que "con profundo amor" han buscado "acompañar al Papa en su camino", reviviendo la experiencia de los discípulos de Emaús. Finalmente, ha asegurado que también han "ardido" los corazones de los cardenales cuando caminaban junto al Papa en estos últimos años.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com