24 de octubre de 2020, 22:53:35
Internacional

Las víctimas de ETA piden cambios


¿La era post-Chávez mantendrá Venezuela como búnker de huidos de ETA?

Por Diariocrítico/Agencias

Los 14 años de mandato de Hugo Chávez al frente del Gobierno de Venezuela han contribuido a forjar un nuevo santuario para miembros de ETA huidos de la Justicia. La colonia etarra en ese país se convirtió en la más numerosa de Sudamérica gracias a la protección del Gobierno bolivariano y su nula colaboración con las autoridades españolas. Esta actitud siempre ha sido agradecida por los miembros de la banda en sus comunicados, pero... ¿cambiará tras la muerte de Chávez? La asociación de víctimas del terrorismo AVT así lo espera manifiestamente.


La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha mostrado este miércoles su esperanza de que los sucesores de Hugo Chávez al frente de Venezuela retiren su apoyo "a los asesinos" de la organización terrorista ETA, que han estado "cobijados" en el país durante años. Y es que la tradición venezolana como refugio del entorno terrorista viene de lejos.

De este modo se manifestaba el autodenominado Colectivo de Refugiados y Deportados Políticos vascos de Venezuela en una de sus últimas comunicaciones públicas fechadas el pasado 9 de enero: "En estos momentos, ante la situación de salud por la que atraviesa el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, queremos mostrar, todo nuestro apoyo y solidaridad con el pueblo venezolano, del que nos sentimos parte. Para este maravilloso pueblo todo nuestro amor revolucionario".

Venezuela es destino habitual de etarras desde finales de la década de los ochenta tras los acuerdos firmados entonces por el presidente del Gobierno de España Felipe González y el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, quien aceptó tener miembros de la banda en su territorio. No obstante la relación fue a más con el Gobierno de Hugo Chávez tal y como indicó el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en marzo de 2010.

El magistrado desvelaba en un auto las relaciones entre ETA y las FARC en territorio venezolano con el auspicio del Gobierno de Hugo Chávez. Por esta causa procesó inicialmente a seis miembros de ETA y otros siete de las FARC, pero la investigación se encuentra en punto muerto por la nula colaboración de las autoridades del país caribeño.

Arturo Cubillas

El caso más significativo es el de uno de los procesados, Arturo Cubillas Fontán. Este ex terrorista ha sido durante todos estos años el encargado acoger a los etarras que iban llegando a Venezuela para instalarse tras huir de la Policía en España o Francia o bien para recibir entrenamiento tal y como admitieron los miembros de la banda Xabier Atristain y Juan Carlos Besance tras ser detenidos a finales de 2010.

Cubillas Fontán ha compaginado esta labor con la de alto cargo del Gobierno chavista, concretamente como director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura del país. Venezuela siempre se negó a su extradición a España a pesar de las reiteradas peticiones de las autoridades españolas.

También en junio de 2011 fue arrestado en Francia Iñaki Domínguez Atxalandabaso con diverso material electrónico para fabricar artefactos con radiomando a distancia que presuntamente había adquirido en Italia. Este terrorista está procesado por ejercer de instructor de las FARC en el estado venezolano de Apure, en la frontera con Colombia.

Esta situación de protección provocó en la última década un éxodo de etarras a Venezuela en detrimento de otros destinos más habituales en el pasado como México o Cuba. Las fuerzas de seguridad consideran que, en la actualidad, la colonia de etarras en ese país la forman cerca de medio centenar de personas convirtiéndose así en la más numerosa del continente y en la segunda sólo por detrás de Francia.

Éxodo a Venezuela

En los últimos años son varios los terroristas a los que se les ha sorprendido intentando llegar a ese nuevo santuario. El 12 de marzo de 2010 fue detenido en el aeropuerto de Lisboa el etarra Andoni Cengotitabengoa con un pasaporte mexicano falso cuando intentaba embarcar en el vuelo TP121 hacia Caracas.

Menos ortodoxo fue el intento de los conocidos como 'etarras balseros', Elena Bárcena Argüelles, Javier Pérez Lekue y José Ignacio Echarte Urbieta, residentes en Cuba. Tras criticar a las autoridades cubanas y tachar la isla como una "cárcel", emprendieron una controvertida huida a bordo de un velero con el objeto de alcanzar las costas de Venezuela.

Tras días de travesía encallaron en la isla venezolana de Los Roques, a pocos kilómetros del continente. No obstante en este caso las autoridades bolivarianas sí colaboraron con las cubanas y a los pocos días fueron deportados. Además estos tres etarras recibieron la reprimenda de la colonia etarra en Venezuela y Cuba que cerró filas en torno al Gobierno cubano y tacharon a sus propios compañeros de "intoxicadores".  

Uno de los últimos acogidos en esta colonia de etarras es el histórico terrorista José Ignacio de Juana Chaos, reclamado por la Justicia española por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo. De Juana Chaos se encuentra en Venezuela desde hace meses en compañía de su mujer Irati Aranzábal y su hijo, según le consta a las fuerzas de seguridad.

Lea también:

- Especial: adiós a Chávez
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com