13 de diciembre de 2019, 22:36:54
Nacional

Se reunieron con dirigentes etarras para avanzar en el final de la banda


La fundación Henry Dunant le pidió a ETA un gesto: una primera entrega 'simbólica' de armas

- Las cuestiones 'urgentes': Otegi y los presos etarras, especialmente los enfermos

Por Manuel Ángel Menéndez

Representantes del Centro Henry Dunant de Diálogo Humanitario (Suiza), se han reunido hace escasas fechas con representantes de ETA para intentar avanzar en el proceso de disolución de la banda terrorista. Según ha sabido Diariocrítico de fuentes de absoluta solvencia, la reunión tuvo lugar después de que la cúpula etarra -José Antonio Urrutikoetxea 'Josu Ternera', David Plá e Iratxe Sorzabal- fuera expulsada de Noruega al no llegar a ningún acuerdo con los mediadores internacionales.


En la reunión, según las fuentes informantes, los representantes de la fundación Henry Dunant pidieron a los responsables etarras que, como gesto internacional y también hacia el Gobierno de España, dieran un paso más en el proceso de disolución de ETA. En concreto, les pidieron que hicieran una entrega de armas, aunque fuera de forma simbólica, lo que evidenciaría que el proceso de disolución está efectivamente en marcha. Ese gesto -les dijeron- tendría la virtud de convencer algo a lo más escépticos de que este proceso es irreversible.

Precisamente ésa es la misma petición que los mediadores internacionales pidieron a José Antonio Urrutikoetxea, alias 'Josu Ternera', David Plá e Iratxe Sorzabal que hicieran durante los contactos que tuvieron en Noruega. Hay que recordar que la cúpula etarra llevaba acogida por Noruega desde finales de 2011, coincidiendo con el anuncio del cese definitivo de la violencia realizado por la banda.

Sin embargo, las conversaciones que Ternera, Pla y Sorzabal mantenían con la Comisión Internacional de Verificación naufragaron en el pasado mes de enero ante la ausencia de "gestos" que demostraran la voluntad de paz de los etarras, lo que provocó que las autoridades de Oslo ordenaran a mediados de febrero de la salida de su territorio de la dirección de la banda.

La reunión con la Henry Dunant

Así las cosas, el encuentro entre representantes etarras y de la fundación Henry Dunant tuvo lugar hace escasas fechas, después de la cúpula etarra abandonara Noruega y se refugiara, según parece, en Francia. Como se sabe, la fundación Henry Dunant fue intermediaria en el proceso de paz que el Gobierno de Zapatero mantuvo con ETA entre 2006 y 2007.

En este encuentro, los etarras habrían planteado a la fundación Henry Dunant dos problemas graves: por un lado, el mantenimiento de Arnaldo Otegi en prisión, lo cual perjudica la recomposición de un amplio frente 'político' de la izquierda abertzale. Por otro lado, la situación de los presos etarras, dado que el Gobierno de Rajoy ha decidido dar un cerrojazo total al asunto. De muy preocupante habría sido calificada, en concreto, la situación de unos 14 presos de la banda, muy enfermos al parecer.

Rajoy se desliga del asunto

En ese sentido, sin embargo, las palabras de este miércoles del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al ser interpelado al respecto por la portavoz de UPyD, Rosa Díez, han dejado aparentemente zanjado el tema, pero de una forma negativa para la banda: "Si estaban en Noruega o no [los dirigentes etarras], es algo que nada tiene que ver con el Gobierno que yo presido", lo que significa que Rajoy se desentiende de lo que hiciera el Gobierno anterior de Zapatero -que negoció con ETA-, y ha avisado, además, que "no se ha negociado con ETA ni se va a negociar. Lo único que esperamos es su disolución y después se aplicará la ley".

Lo anterior quiere decir que el presidente del Gobierno se desliga por completo de este asunto, razón por la que -según fuentes consultadas por Diariocrítico- no habrá más movimientos con respecto a los presos de ETA. Ni siquiera habrá movimientos para los presos enfermos, dada la mala experiencia que se ha tenido tras el gesto, en septiembre de 2012, de conceder la libertad condicional por motivos humanitarios al etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga.

Bolinaga, que cumplía prisión por el asesino de tres guardias civiles y el secuestro de Ortega Lara, no sólo no sintió remordimiento alguno, sino que participó en actos denunciados como de posible apología del terrorismo.

 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com