26 de febrero de 2021, 23:29:34
Empresas

Junta General de Accionistas


Iberdrola torea la crisis con un aumento de su beneficio neto del 1,3%, por encima de los 2.800 millones

> Sánchez Galán ve que las reformas económicas del Gobierno "empiezan a dar sus frutos"
> Cree que 2013 como un año de transición a 2014, el de recuperación incluso del empleo

Por Emilio Martínez Espada

"Una compañía distinta a las demás" del sector eléctrico -como la definió este viernes en Bilbao en la Junta General de Accionistas de Iberdrola su presidente, Ignacio Sánchez Galán- lo demostró en 2012 con un ligero aumento de los beneficios netos del 1,3%, hasta alcanzar la cifra de 2.841 millones de euros. El beneficio bruto (EBITDA) creció un 1% y se situó por encima de los 7.700 millones. Sánchez Galán aproverchó para piropear "la serie de reformas estructurales que el país necesitaba" que ha tomado el Gobierno, añadiendo que "están empezando a dar sus frutos y la economía española ofrece ya señales de recuperación".


Con una representación del capital social cercana al 90%, la Junta General de Accionistas de Iberdrola, celebrada en el Palacio Euskalduna, significó no sólo ese incremento positivo de los beneficios, "pese a haber sido un ejercicio difícil desde el punto de vista macroecnómico y regulatorio,especialmente en España", cual significó su presidente Ignacio Sánchez Galán, sino la clara apuesta por el futuro. Porque en el campo de las proyecciones estratégicasse contemplan unas inversiones de 12.300 millones hasta 2014.

Optimismo también en el aspecto de la deuda de la compañía, reducida en unos 6.000 millones de euros, mejorando así los ratios financieros y el balance de la emoresa. Esta y el resto depropuestas del orden del día dela Junta fueron aprobadas por los accionistas presentes o representados. Sánchez Galán hizo extrensivo su optimismo no slólo a España, sino también a "las buenas perspectivas y consolidación" de los países en que la empresa trabaja: Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y México.

Con respecto a la situación general, el presidente de Iberdrola dijo que las medidas adoptadas por el Gobierno central están empezando a "dar sus frutos" y apuntó que la economía española ofrece "ya señales de recuperación". En su discurso manifestó que esos "esfuerzos" están siendo "reconocidos" por la comunidad internacional y los mercados financieros, por lo que, a su juicio, el país está "ganando en credibilidad y confianza".

Tasas de crecimiento del empleo


Galán cree que 2013 va a ser un año de "transición hacia la recuperación" y ha apuntado que se esperan tasas de crecimiento positivas ya a partir del cuarto trimestre de este año.
En su opinión, las reformas efectuadas y las que se realizarán en un futuro próximo potenciarán el "crecimiento sostenible a largo plazo". "Esperamos tengan un impacto positivo sobre el empleo a partir de la segunda mitad de 2014 y, con más fuerza, en los años siguientes", ha añadido.

En relación a la regulación del sector eléctrico, ha apuntado que la normativa aprobada este año da una "probabilidad razonable, como no ha existido nunca en el pasado, de resolver el problema estructural del déficit en el ejercicio". Además, ha apuntado que se establecen las bases para contar con un sistema de regulación "estable".

En otro orden de cosas, el presidente de Iberdrola también aplaudió las gestiones del nuevo secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, respecto al déficit tarifario, al afirmar que, por primera vez, es probable que se encuentre una solución al problema: "La normativa aprobada este año da una probabilidad razonable - como no ha existido nunca en el pasado - de resolver el problema estructural del déficit en el ejercicio y, además, establece las bases para contar con un sistema de regulación estable, transparente y predecible como tenemos en otros países",

En definitiva, fue una Junta trnquila y ya sin las hostilidades con ACS, y por el progresivo repliegue de algunos de sus accionistas tradicionales, a los que la crisis ha obligado a reducir su participación en la eléctrica. El recorte en las participaciones afecta especialmente a las antiguas cajas, incluidas las dos de mayor peso en Iberdrola, BFA-Bankia y Kutxabank, que han pasado en el último año del 5,2% al 5%, y del 5,4% al 4,9%, respectivamente,  y  que vienen cobrando presumiblemente los últimos dividendos flexibles en efectivo.

El último informe de gobierno corporativo de Iberdrola muestra además que ACS ha pasado de tener una participación del 18,8% el año pasado a un 5,6% en la actualidad, con lo que ha dejado de ser el principal accionista y queda lejos del alcanzado a comienzos de 2011. En este contexto de menor peso de inversores tradicionales, los accionistas internacionales han ido ganando poder, hasta el punto de que Qatar Holding, que nunca ha pedido entrar en el consejo, es ya el primer accionista, como un 8,1%. Además, el capital foráneo representa ya un 43% del total, tres puntos más que hace un año.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com