2 de diciembre de 2020, 8:34:17
Economía

Los pensionistas de estos países temen otro rescate en España


El nuevo temor para nuestro país: fuga de capitales y ahorros de alemanes y británicos por miedo a otro 'caso Chipre'

> Están escandalizados por la corrupción política y el desastre urbanístico

Por Pablo M. Beleña

Sí, tenemos mucho que meter pese a que como es conveniente, el ministro de Economía, Luis de Guindos, envíe un mensaje de calma. Si bien es cierto que Chipre no es España ni sus casos económicos y financieros tienen algo que ver, los temores y las especulaciones pueden hacer mucho daño aunque las autoridades lo quieran impedir. Y ahora el temor es a la fuga de capitales extranjeros.

- Rajoy y Hollande, juntos para ver el fútbol... y analizar el acuerdo sobre Chipre
- Chipre: el presidente del Eurogrupo hace temblar los mercados
- Un documental polémico: Alemania difunde una dura visión actual de España


Lo que ahora muchos temen es que el caso chipriota con ahorradores rusos y griegos tenga consecuencias con nuestro país. En la rescatada isla mediterránea, fortunas helenas y rusas empleaban el 'amable' sector financiero de Chipre a modo de paraíso fiscal, con altas rentabilidades que al final han explotado. La quita de su ahorros, que podría llegar hasta el 40%, ha levantado la voz de alarma.

Esa alerta, en el caso de España, llega a Reino Unido y Alemania, de donde proceden las grandes fortunas y los ahorros de muchos jubilados que han elegido en las últimas décadas nuestro país como último destino para pasar la vejez. Baleares, Canarias o la costa sur es un destino habitual de pensionistas británicos y germanos, por no hablar de otras fortunas que buscaban sol y playa para pasar buena parte del año.

Pero aunque España sigue sorteando el fantasma del rescate por parte de la Unión Europea, no se puede luchar contra la histeria y los temores de los inversores y ahorradores, que siempre actúan motivados por la posibles amenaza a sus ahorros. Los mensajes de calma podrían caer en saco roto y hacer un grave daño económico a nuestro país, que ya de por sí lo está pasando mal. Pero esto sería un ataque mortal.


Los temores sobre nuestro país

Las voces anti-mediterráneas se extienden. Este lunes hablábamos del polémico documental emitido por la televisión nacional alemana, titulado 'España: cambio radical', en el que poco menos que nos situaban al borde de la pobreza como país tercermundista, donde su economía se había hundido de manera generalizada. Para rematar la faena, el cabreo popular alemán se manifestó con el editorial del diario 'Die Welt', que apuntaba a que la corrupción en España es "endémica" como en "una dictadura tercermundista" y que era inútil ayudar y rescatar a países como nosotros, abogando por nuestra salida del euro. Además, la portada era más que esclarecedora y ofensiva: una naranja española pero un exprimidor "made in Germany" (fabricado en Alemania).

Y en Reino Unido, más ataques. La formación política ultraderechista y euroescéptica Partido de la Independencia de Reino Unido (UKPI), dudó ante sus fieles seguidores de la superación tras el nuevo rescate, el de Chipre, y apuntó a que España sería la siguiente, más que nada por resentirse del nuevo golpe al sistema financiero. Por eso, directamente aconsejó públicamente que los británicos que viven en España retiraran sus ahorros de la banca ante una posible quita de depósitos, como lo sucedido en el caso chipriota.

Casi un millón de británicos viven en nuestro país actualmente, con o sin vivienda en propiedad, pero con ahorros importantes depositados en nuestro sistema financiero. De ahí la alerta difundida por este partido euroescéptico. Por detrás de ciudadanos británicos, alemanes, franceses y escandinavos copan el resto de 'colonizadores' de la costa española. En algunas de esas regiones representan casi el 25% de la población.

Y no sólo partidos de esta guisa cargan contra España. Recuerdan algunos medios que la prestigiosa cadena pública británica, la BBC, difundió un reportaje que desaconsejaba a modo de alerta jubilarse o retirarse a España, y mucho menos comprar propiedades inmobiliarias. El título del documental lo decía todo: 'Expatriados británicos en España ven sus sueños desmoronarse' denunciando tanto la corrupción política española como los problemas por las irregularidades urbanísticas.


Lea también:
- Un documental polémico: Alemania difunde una dura visión actual de España
- Rajoy y Hollande, juntos para ver el fútbol... y analizar el acuerdo sobre Chipre
- Chipre: el presidente del Eurogrupo hace temblar los mercados
- Análisis: se protege al pequeño ahorrador y cae el capital ruso

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com