17 de febrero de 2020, 17:36:16
DC Investigación

La prensa germana respalda a Merkel tras el rescate de Chipre


¿Hasta cuándo soportará Alemania los ataques que les señalan como nazis por su directorio económico?

> Se critica fuertemente que el sur tenga que ser rescatado y además sólo responda con ofensas

Por Diariocrítico

Las espadas están en alto y ojo, porque hay quien piensa que Alemania podría romper la baraja. Hay dos visiones de ver esta gestión de la crisis económica desde la dirección económica de la Unión Europea. Hay quienes creen que Alemania, junto a Francia, están aprovechando la coyuntura para imponer una 'dictadura' económica. Otros, sin embargo, creen que los alemanes están ofreciendo más de lo que recibe, y que podrían hartarse ante tanta ofensa recibida. La última, la de ser llamados 'nazis' tras el rescate de Chipre.

- Nueva alerta: fuga en España de capitales alemanes y británicos
- Rajoy y Hollande, unidos: Chipre ha sido "excepcional"


Hartazgo. Es la palabra más repetida en esta Alemania considerada por algunos, con connotaciones más que ofensivas, como el Cuarto Reich, con Angela Merkel al frente como si de un nuevo Adolf Hitler se tratara. Una comparación más que odiosa y sangrante que ha terminado por cansar a muchos sectores de la sociedad germana, que no comprende cómo los países del sur de Europa, rescatados o en peligro de estarlo, no dan soluciones sino que, además, critican así su ayuda financiera.

El caso de Chipre ha sido el que ha colmado el vaso. Alemania impuso un modelo de rescate que ha sido muy cuestionado. Merkel maneja, se supone, al presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, quien como es sabido ha impuesto una quita a los depósitos de grandes fortunas, que buscaban una especie de paraíso fiscal en plena zona euro en esta isla mediterránea. Pero el gesto duro y contundente de Alemania para dar ejemplo, ayudando con 10.000 millones pero con condiciones severas a Chipre, generó comentarios más que hirientes. Merkel ha sido caricaturizada como Hitler, con bigote incluido, y Alemania, como la Alemania nazi del Tercer Reich.


La prensa, harta

Además de gran parte de la clase política alemana, la sociedad germana y la prensa se ha unido a esa indignación. El semanario 'Der Spiegel' llegó a decir que se han abierto "heridas profundas en la zona euro" tras el rescate chipriota y que "Alemania es otra vez el chivo expiatorio". Es una de las críticas más suaves.

"Siempre es la culpa de los alemanes", decía el diario 'Bild', de corte más populista. "Somos los que más dinero ponemos, pero siempre somos nosotros los abucheados", recuerda a modo de queja amarga.


Los políticos, indignados

También las quejas llegaron a ser púbicas entre la clase política. El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, dijo a la versión digital de 'Der Spiegel' que las "complicadas negociaciones (sobre Chipre) se ven acompañadas por palabras excesivas, a veces injustas e hirientes de la gente y de los medios de comunicación".

Por su parte, el ministro de Economía, Wolfgang Schäuble, declaró en la televisión pública, la 'ZDF', que está harto de la etiqueta de "malos" de la película. Y más amargura: "Siempre es así. Es como en el colegio, cuando uno obtiene mejores notas, los que tienen más dificultades tienen envidia".

Pero... ¿y qué dice mientras Angela Merkel? La canciller alemana, pese a las críticas, sigue mostrando una actitud serena y nunca dice una palabra más alta que otra. Así que su prudente silencio es la línea que parece que seguirá manteniendo pese a las críticas tan duras. 

Mientras, la oposición socialdemócrata sí que aprovecha la ocasión para cuestionar a la canciller imbatible. El líder del SPD, Sigmar Gabriel, comentó que "el desastre de Chipre lleva su firma", en referencia a Merkel.



Lea también:
- Nueva alerta: fuga en España de capitales alemanes y británicos
- Rajoy y Hollande, unidos: Chipre ha sido "excepcional"
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com