4 de abril de 2020, 15:37:08
Economía

El ICO aportará 22.000 millones de euros en 2013


Crisis de financiación en las pymes españolas: el capital alemán viene a salvarles la papeleta

Por Mónica Urgoiti/Agencias

Este martes, el ministro De Guindos y su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, anunciaron, como el nuevo maná, la llegada de capital alemán a las pymes solventes españolas. La clave de este nuevo acuerdo dinamizador es la palabra solvente, máxime cuando las cifras de crédito bancario al sector privado han caído en España un 9,2%, con una reducción en torno a 172.000 millones, equivalente al 17% del PIB. Si hablamos únicamente de la financiación a las pymes, autónomos y emprendedores, observamos que la caída es todavía mayor.


En los últimos meses, el endurecimiento de las condiciones del crédito ha afectado al tejido empresarial. Sobre todo, a las pequeñas y medianas empresas, la mayoría de las cuales necesita liquidez y refinanciación. El corte del grifo financiero viene a agravar un problema del que muchos empresarios ya se quejaban: las dificultadas para acceder a préstamos que permitan crecer en el mercado.

Quieren, pero no pueden. Esa es la realidad de las pymes españolas que desde hace tiempo acuden a bancos o cajas de ahorro para solicitar un préstamos. En concreto, en el primer trimestre,  casi el 73% del total de estas empresas han intentado acceder a financiación externa, según un estudio que desarrollan de forma constante las Cámaras de comercio para conocer la situación y necesidades financieras de las pequeñas y medianas compañías españolas.

Como se sabe, en el sistema económico actual el endeudamiento resulta muchas veces esencial para crecer. Ahí radica el papel que desempeña (o debería desempeñar) el sistema de bancos y cajas. Sin embargo, la realidad es distinta. "Cuatro de cada cinco Pymes se ha dirigido a las entidades financieras para pedir financiación externa (un 80%) afirma que ha tenido problemas", concluye el estudio.

Tan sólo el 17% de las pymes no ha conseguido el crédito. El 83% restante manifestó que se han endurecido las condiciones que las entidades exigen para acceder a la financiación. Así, para el 59% de las Pymes el volumen de dinero ofrecido se redujo; el 76% señala que se han encarecido los gastos y comisiones; el 71%, que han aumentado las exigencias de avales y garantías; y al 25%, que les han requerido garantías de carácter personal.

El Gobierno anuncia nuevas medidas

La falta de financiación está haciendo mella en su evolución y, por esa razón, el Gobierno anunció en el pasado debate sobre el estado de la nación diferentes medidas para que el crédito fluya a las pymes. Entre otras, se destinarán casi 45.000 millones de euros para mejorar la situación de las pymes, a través de diferentes medidas, entre las que destaca la ampliación de las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que aportará 22.000 millones de euros en 2013. Además, las entidades bancarias saneadas harán una dotación de 10.000 millones y, por último, se mejorará el sistema de garantía de avales a través de Cersa y de Cesce por 1.700 millones.

Este martes, el ministro de Economía cerró un acuerdo con el gobierno de Merkel para una inyección directa de capital germano en las pymes solventes de nuestro país. Según las últimas cifras, las pymes solventes son la minoría, porque el resto atraviesen problemas financieros, así que se pueden olvidar de participar en este perímetro.

Schäuble tuvo palabras para apreciar la situación económica actual en la Eurozona, valorando que «la incertidumbre de la crisis de confianza en la zona euro se da por superada», y lo que «preocupa» actualmente a los ministros del ramo en general y Alemania en particular es «el bajo crecimiento y el desempleo, sobre todo el juvenil». En este sentido, dijo que actualmente se trata de «llevar el dinero, que hay mucho en el mercado financiero, hasta las empresas necesitadas de capital»

La web Pymes y Autónomos, publica hoy, una valoración sobre este nuevo acuerdo, bajo el título '¿Serán las pymes españolas la próxima 'burbuja' en Alemania?', "es curioso que el Gobierno nos pretenda vender este acuerdo como una solución a los problemas que todos conocemos, que más que por el lado de la financiación, vienen por el lado del consumo porque la mayoría de los españoles cada vez tienen menos posibilidades de consumir y gastar", siendo un acuerdo excesivamente selectivo por sólo inyectar dinero en las pymes con capacidad de crecimiento.

Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA, ha valorado en exclusiva a Diariocrítico, el acuerdo de ayer, "todo lo que sea incrementar la financiación para el tejido empresarial y facilitar el crédito para las pymes, lo acogemos con alegría pero también con prudencia hasta que nos cuenten todos los detalles, que aun no sabemos." Sin embargo se ha mostrado muy crítico por la inyección de capital financiero alemán, "cuando aquí en España se ha hecho el esfuerzo de sanear el sector financiero para que se pueda acceder al crédito. Los bancos españoles tienen que responsabilizarse de la situación. Que venga dinero de fuera cuando aquí se ha prometido facilitar la financiación clama al cielo. Y tan sólo es un reflejo de que aquí, en España, no hay capacidad de crédito ni para empresas solventes, ni para insolventes, para nadie".

Las pymes en la eurozona


En el conjunto de la eurozona, encontrar clientes es la principal preocupación para el 27% de las pymes, sin cambios respecto a hace seis meses, mientras que el acceso a la financiación es la mayor para un 16%, frente al 18% que reflejaba la encuesta anterior, aunque el BCE incide en que existe una "amplia divergencia de países".

En concreto, el acceso a la financiación es el principal problema para el 38% de las pymes griegas, el 25% de las españolas, el 24% de las irlandesas y el 21% de las portuguesas, en contraste con el 8% de las pymes de Alemania y Austria.

Asimismo, las empresas encuestadas indican un deterioro en la disponibilidad de préstamos bancarios, aunque la situación ha mejorado en comparación con la encuesta anterior, ya que, en términos netos (la diferencia entre el porcentaje de empresas que declaran una mejora y el porcentaje de las que declaran un empeoramiento) la cifra a pasado del -22% al -10%, el mejor dato desde la primera mitad de 2010.

A este respecto, añade que, en particular, las pymes de Italia (-7% frente al -27% de la encuesta anterior) y España (-17% frente al -30%) señalaron un menor deterioro neto en la disponibilidad de crédito, mientras que las alemanes constataron una mejora en este sentido.

Respecto a la voluntad de los bancos de conceder préstamos, todos los países salvo Alemania (6%) informaron de un deterioro, especialmente elevado en el caso de Grecia (-46%), España (-38%), Italia (-34%), Portugal (-32%) y Países Bajos (-30%), aunque en la mayoría de los países estos datos mejoran los de la anterior edición del estudio.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com