23 de octubre de 2019, 8:12:29
Nacional

"No podemos aspirar a nada grande, sino somos grandes", indicó


... Y Rajoy avisa de que no se puede mejorar "sin trabajar juntos"

Por Diariocrítico/Agencias

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este viernes en Barcelona, ante la mirada del presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que "sin ser grandes y trabajar juntos" no es posible aspirar a mejorar. "No podemos aspirar a nada grande, sino somos grandes", indicó.


"Yo creo que nuestro país es un gran equipo, plural, distinto en muchas cosas, pero un gran equipo trabajador, abierto y solidario", ha afirmado en su intervención en un almuerzo con el sector de la automoción antes de inaugurar en la Fira de Barcelona el Salón Internacional del Automóvil.

Rajoy ha hecho ese comentario al hilo de la celebración este fin de semana en Cataluña del Gran Premio de Fórmula 1 en el Circuito de Montmeló, y ha glosado el automovilismo como un deporte que demuestra que "no se puede aspirar a nada grande si no se es grande y se cuenta con la solidaridad y el trabajo conjunto de un gran equipo".

"Cuanto más grande sea este equipo y más capaz sea de fijar en común los objetivos, más podemos aspirar a lo que queremos que es ser cada vez mejores", ha continuado el jefe del Ejecutivo.

Ha reivindicado Barcelona como ejemplo de la aportación de la industria del automóvil a la convivencia e integración social, y ha defendido que los emigrantes que llegaron a Cataluña a buscar trabajo en el sector contribuyeron a crear la identidad de Cataluña: "No sólo entregaron su esfuerzo; se integraron y enriquecieron el tejido social hasta hacerlo lo que es hoy".

Sociedad abierta e inclusiva

Además, ha señalado que los emigrantes que llegaron a Cataluña para trabajar en las industrias recibieron "la cálida acogida de una sociedad abierta e inclusiva" que les permitió contribuir al progreso de Catalunya y establecer su futuro y el de sus hijos.

Rajoy ha hecho estas declaraciones ante la atenta mirada de Mas, en el que ha sido el primer encuentro público entre ambos desde que el 8 de enero coincidieron en la inauguración de la conexión del AVE entre Barcelona y Figueres (Girona).

Ambos han departido cordialmente mientras se realizaba la foto de familia entre los invitados, en la que Mas ha protagonizado la anécdota al sufrir un pequeño tropiezo que ha obligado a sujetarle al propio Rajoy y al ministro del Interior, Jorge Fernández, para evitar una posible caída.

El encuentro de los dos presidentes se ha producido en pleno auge del debate soberanista después de que el Tribunal Constitucional (TC) aceptara el recurso estatal y suspendiera cautelarmente la declaración de soberanía del Parlament, y minutos después de que la vicepresidenta del Ejecutivo central, Soraya Sáenz de Santamaría, anunciase que la Abogacía del Estado estudiaba también impugnar la comisión parlamentaria de 'derecho a decidir'.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com