11 de noviembre de 2019, 21:34:06
Emprendedores 2020

Enoemprendedores


El lujo cercano y asequible de Bodegas Arúspide, en Valdepeñas

Por Diariocrítico Castilla-La Mancha

En Valdepeñas, en un cruce natural entre el sur de España, las regiones mediterráneas, Extremadura y la meseta central, se encuentra una bodega que siempre ha creído en el potencial vitivinícola de Castilla-La Mancha. Se trata de Bodegas Arúspide, fundada en 1999, enoemprendedores que se dirigen a un "mercado moderno" y que rompen arquetipos sin olvidar los orígenes de una tierra históricamente vinculada al sector del vino.


Desde su creación, en 1999, Bodegas Arúspide, en la provincia de Ciudad Real ha trabajado para hacer brillar los vinos elaborados en la región, con la firme convicción de que aún quedaban muchas de sus facetas por descubrir. Pero si por algo se caracteriza esta casa es por haberse mantenido fiel a una máxima, la calidad; y comprometida con un reto, la innovación.

La historia de Bodegas Arúspide comienza cuando un grupo de amigos amantes del buen vino y procedentes del mundo educativo, industrial y agrícola, adquieren una antigua bodega. Las instalaciones originales tenían más de cien años de antigüedad. Con el tiempo, y gracias a la fidelidad de sus clientes, podrían trasladarse a otras más amplias y modernas, pero por entonces se concentraron en sacar lo mejor de sus viñedos.

La firma depositó toda su fe en sus terruños y no se equivocó. Actualmente, cuenta con 600 hectáreas de superficie cultivada con vid en la zona sur de Castilla-La Mancha, cuidadas y mimadas bajo las exigencias que marca la mejor tradición vitícola.

Uno de los rasgos definitorios de la casa es su carácter atrevido y emprendedor. La bodega ha sabido conjugar el respeto por la tradición con apuestas más innovadoras. Esto le ha permitido aportar un toque fresco y juvenil a la producción vitivinícola de Castilla-La Mancha. Ha introducido y adaptado con éxito variedades foráneas como la chardonnay, la viognier o la malbec.

El resultado ha sido excelente y, de hecho, algunos de los mejores vinos de la casa, como Autor de Arúspide Chardonnay o El Linze Viognier, han nacido de esa apuesta personal. También ha sabido encajar nuevas técnicas en su sistema de elaboración, como la maceración carbónica, lo que no significa que haya olvidado el método de vinificación tradicional. Pero gracias a esta técnica ha creado vinificados con una rotunda personalidad frutal, lo que la convierten en un lujo muy asequible.

Bodegas Arúspide ha apostado además por un enfoque enológico contemporáneo, actualmente representado por Federico Lucendo, director técnico de esta bodega y cuarta generación de enólogos de la familia Lucendo y que fuera reconocido en 2009 como Mejor Enólogo de España por el Aula Internacional de Catadores.

"El Linze y Pura Savia ejemplifican ese carácter rompedor", nos cuenta. El primero, con una nariz muy aromática y compleja, ha sido elegido por la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino como el Mejor Vino de España en su categoría durante dos añadas consecutivas (2007 y 2008). El segundo, está elaborado 100% a base de tempranillo, fermentado en barrica y sin sulfitos añadidos.

Unos vinos que ya se distribuyen en medio mundo

No cabe duda de que, en el caso de esta bodega, el trabajo ha dado sus frutos y se ha traducido en éxito. Pero, lejos de conformarse, su marcada vocación internacional le obliga a mostrar al mundo este nuevo modelo de bodega y vino elaborado en Castilla-La Mancha. Arúspide recorre los cinco continentes en busca de ese público exigente, pero dispuesto a probar nuevas sensaciones y abierto a los cambios. Y lo ha encontrado ya en países como Francia, Polonia, Bélgica, Alemania, Suiza, Rusia, Reino Unido, Japón, Corea, Taiwán, China, Filipinas, México, Canadá o Estados Unidos.

Bodegas Arúspide conserva el mismo espíritu tradicional y vanguardista que siempre la ha caracterizado. Las dos caras de una misma moneda; la razón de su éxito.

La casa valdepeñera se ha ganado a pulso un lugar de prestigio entre las principales bodegas que pueblan la meseta sur de la Península Ibérica. Eso sí, su camino no acaba aquí. Todavía quedan facetas por descubrir en los Vinos de la Tierra de Castilla.

Esta variedad blanca típica del Ródano y de origen alpino da vida a vinos muy aromáticos, florales y frutales. Su cultivo está autorizado en España desde el año 2007 en las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Baleares. Aunque su éxito es mayor fuera de Europa, en nuestro país ha dado excelentes resultados. Concretamente, lo ha hecho en Castilla-La Mancha, gracias a la buena interpretación de Bodegas Arúspide, que ha sabido cómo extraer la máxima expresividad a esta variedad. La viognier se ha adaptado perfectamente a los suelos de la zona y con el paso de cada añada se arraiga más a ellos, obteniendo los granos una calidad que va en aumento, como demuestra Ágora Viognier 2012.

Galardonadas en los premios Bacchus

Esta apuesta ha sido respaldada con la obtención de la medalla de oro en los premios Bacchus, concurso internacional de vinos más importante de la Península Ibérica.

Colocándose como el mejor blanco de toda Castilla-La Mancha en la undécima edición del concurso bianual, un certamen que organiza la Unicón Española de Catadores y que reunió 1.560 vinos procedentes de 17 países, Ágora Viognier 2012 destaca por su elegancia, frescura y por su magnífica relación calidad-precio.

Durante la celebración de la Feria Nacional del Vino, Fenavin 2013, en Ciudad Real, tuvimos ocasión de charlar con Federico Lucendo que nos comentaba alguna de las novedades y curiosidades de la bodega.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com