20 de abril de 2021, 14:28:31
e-Xclusivo


La otra cara del Comité Federal del PSOE

Por M. Á. M. Diariocrítico



No habrá 'nuevo Protocolo', y sí Comisión de Seguimiento con el PSC

No habrá nuevo 'Protocolo' de 'nuevas' relaciones entre el PSOE y el PSC; no, al menos, en este Comité Federal porque la oposición a lo que plantean los socialistas de Cataluña es prácticamente total. Lo que sí habrá es la creación de una Comisión de 'enlace' entre el PSOE y el PSC para seguir trabajando por un modelo en el que puedan sentirse todos cómodos, algo difícil de conseguir, dadas las tensiones que se soportan actualmente al respecto.

Es verdad que PSOE y PSC negociaban en la noche del viernes para lograr un pretendido 'acuerdo de renovación de la articulación parlamentaria' en el Congreso. La idea era que lo aprobara este Comité Federal, pero las pretensiones el PSC de Pere Navarro son consideradas como inasumibles por 'barones' territoriales de gran importancia, como los andaluces, con Griñán y Mario Jiménez, a la cabeza; los extremeños de Fernández Vara; los manchegos de García-Page, que se han manifestado claramente en contra de romper el statu quo, y no digamos los madrileños de Tomás Gómez, que a la entrada al Federal decía: "Lo conozco por la prensa y no me gusta nada". No hacen falta más comentarios.

Y es que el PSC quiere tener la posibilidad de votar "diferente" al PSOE, y eso no puede ser posible, porque lo mismo pueden exigir vascos, gallegos, andaluces o manchego, ¿por qué no?: poder separar su voto en temas que afecten a sus territorios.

El texto sobre el que se negociaba establecía que "en asuntos de particular importancia que afecten al autogobierno o presenten un interés singular para Cataluña, en los que exista una posición diferenciada de los diputados del PSC, una Comisión de Seguimiento será el órgano encargado donde se decidirá el voto". De esta forma, el PSC se garantiza abrir la puerta a un voto propio en la Cámara en asuntos que afecten a sus intereses políticos.

Un largo Comité Federal: 37 peticiones de palabra

Desde la llegada de Rubalcaba, los Comités Federales del PSOE resultan mucho más largos que los de Zapatero: 'Es que ahora se debate', dicen algunos, y, efectivamente, se debate mucho. Para este Comité, concretamente, han pedido la palabra nada menos que 37 dirigentes socialistas que, a cinco minutos de intervención cada uno, da un resultado global de 185 -pongamos 200, por los alargamientos indebidos-, además de las respuestas luego. Más de cuatro horas de debate, después, claro está, de la intervención inicial del secretario general federal.

Lo cierto es que hay mucho que discutir, y de ahí tanto interés por tomar la palabra: el primero en hablar ha sido el andaluz Mario Jiménez, al que ha seguido la intervención más esperada, la del catalán Pere Navarro, el cual tiene en jaque a toda la organización socialista por su reivindicación del 'derecho a decidir' del PSC respecto al PSOE, algo nunca antes visto. Luego siguieron el asturiano Javier Fernández, el valenciano Ximo Puig, el extremeño Guillermo Fernández Vara y el madrileño Tomás Gómez, hasta la última intervención que fue la de Marco Ferrara.

Fernández Vara, Gómez, García-Page... y la (no)representación del PSC

Tres baluartes socialistas, tres: Extremadura, Madrid y Castilla-La Mancha, y los tres prácticamente de acuerdo -como Valencia y Andalucía, sólo que con matices- sobre el 'nuevo' modelo que Pere Navarro pretende para las relaciones entre PSC y PSOE. La idea es simple: si el PSC representa al PSOE en Cataluña, el PSC debe votar lo que decida el PSOE en su conjunto, al menos para las cuestiones de interés general.

Ahora bien, si el PSC no representa al PSOE en Cataluña, entonces resulta que el PSOE no está presente en Cataluña y hay que tomar medidas al respecto. ¿La creación de un nuevo partido? Ahí es donde están los matices, pero lo único cierto es que este Comité Federal, tal y como han amanecido las cosas, no resolverá la cuestión del nuevo protocolo PSC-PSOE. No, al menos, con posiciones tan dispares. El manchego Emiliano García-Page lo explica muy bien: ¿no resulta paradójico que el PSC, que forma parte del PSOE, pida el derecho a decidir respecto al propio PSOE?

Un Comité para unas nuevas relaciones en(con) Cataluña

La cúpula del PSOE se ha reunido en un Comité Federal-máximo órgano socialista entre Congresos- curioso e importante: se trata de aprobar, más allá de los avatares político-sociales que nos acucian en términos societarios, la ponencia marco de la Conferencia Política que establece un nuevo modelo para el conjunto del Estado español; es decir, una auténtica revisión de nuestro modelo político. Ahí es nada.

Pero, al mismo tiempo, los socialistas tratan de establecer una estrategia de oposición firme y creíble a lo que califican de derrumboso poder de Mariano Rajoy, un presidente del Gobierno en la picota por el 'caso Bárcenas'. Sin embargo, hay una parte muy importante que va a nuclear este Comité: las relaciones con Cataluña y la respuesta a la pregunta "¿representa el PSC al PSOE en Cataluña, sí o no?". Dependiendo de la respuesta, así será la solución al conflicto planteado por Pere Navarro, primer secretario de los socialistas catalanes... y el afianzamiento de Rubalcaba en un férreo y fructífero liderazgo.


 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com