15 de agosto de 2020, 22:16:43
Nacional

PP y PSOE frenan la 'locura' de la moción de censura en agosto


Rajoy estudia comparecer en el Parlamento a petición propia antes de finalizar julio

Por Diariocrítico

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estudia comparecer a petición propia en el Parlamento en este mismo mes de julio; posteriormente ofrecería una rueda de prensa de balance de curso político y sin limitación de preguntas. Con esta decisión evitaría que el líder de la oposición, Pérez Rubalcaba, tuviera que cumplir su palabra e imponer una moción de censura en agosto. La cúpula del PP estudia varias y posibilidades.


La primera posibilidad que estudia el PP para que Mariano Rajoy dé las explicaciones necesarias sobre las acusaciones de Luis Bárcenas es la del miércoles 24 de julio, cuando podría comparecer en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados para someterse a las preguntas de todos los grupos parlamentarios.

Sería una solución muy precipitada y un tanto irregular, pero podría realizarse: basta con que así lo decida la Mesa y Junta de Portavoces. En este caso, Rajoy se sometería dos días después, el viernes 26 de julio, a una rueda de prensa de balance de curso político sin limitación de preguntas.

Ahora bien, según ha sabido Diariocrítico de fuentes de absoluta solvencia, una segunda posibilidad que se baraja también en Moncloa es que la Diputación Permanente del 24 de julio convoque un Pleno Extraordinario del Congreso para la semana siguiente; concretamente, para el miércoles 31 de julio. Ese Pleno, que sería monográfico para que Rajoy explique sus relaciones peligrosas con Bárcenas, es la posibilidad que más gusta a la oposición socialista. En este caso, la rueda de prensa de balance final podría retrasarse hasta el viernes 2 de agosto.

En un principio se barajó la posibilidad de pactar con Pérez Rubalcaba que sí, que el presidente comparecería en el Congreso, pero que lo haría en un periodo normal de sesiones, es decir, en septiembre. Sin embargo, la idea no gustaba demasiado ni a socialistas ni a populares. Los socialistas veían el peligro de que el tema fuera perdiendo calor y se diluyera; los populares señalaban que no se podía empezar el curso político de tan mala manera.

Así que parece completamente descartado llevar la comparecencia a septiembre, como también hacerla en agosto, y sí sería más razonable la fecha del 31 de julio para un Pleno Extraordinario, tal y como dicen a Diariocrítico fuentes del Partido Popular. Esto evitaría, naturalmente, la moción de censura que ni socialistas ni populares ven adecuada y que todos piensan que fue un calentó de Rubalcaba.
 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com