13 de diciembre de 2019, 1:18:38
Motor


En siete días, 2.821 conductores dan positivo en la campaña de control de alcoholemia y drogas realizada por Tráfico

Se han realizado más de 241.000 pruebas combinadas de alcoholemia y drogas

Por Diariocrítico

La Dirección General de Tráfico ha llevado a cabo una campaña de seguridad vial, entre el 9 y 15 de julio pasados, con intensificación decontroles combinados para detección de conductores que hubieran consumido alcohol o drogas.


En total en este periodo, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han realizado 241.505 controles. De ellos se ha denunciado a 2.730 conductores por exceder las tasas máximas de alcohol permitidas para conducir y 91 por conducir habiendo consumido drogas.
En 201 de estos casos de positivos, se han abierto diligencias y se han remitido a la autoridad judicial al tratarse de tasas que excedían de 0.60 mlgr/l en aire espirado, tasa a partir de la cual se considera delito.
Otros 11 casos también fueron remitidos a los juzgados al negarse a la realización de las pruebas legalmente establecidas.
El porcentaje de conductores denunciados ha sido de un 1,16%, similar al registrado en la campaña realizada en diciembre del año pasado.
Los controles

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cuando paran a un vehículo para que su conductor se preste a realizar la prueba de control de alcohol y drogas, le informan de la obligatoriedad de someterse a la misma, ya que en caso de negarse incurriría en delito.
La elección de los conductores para que se sometan a las pruebas se realiza de manera aleatoria. Este control es combinado, ya que primero se hace la de alcoholemia y posteriormente, si el agente lo considera necesario, la de detección de drogas. Si el resultado es positivo, con la denuncia se inicia el expediente por exceder la tasa permitida de alcohol para conducir.
En el caso de que el resultado sea negativo, pero el agente pueda observar indicios o síntomas de que el conductor pueda estar bajo la influencia de drogas, se realiza una prueba para la detección de la misma.
Mediante el mecanismo adecuado, se toma una muestra de saliva del conductor que se introduce en un dispositivo en el que se analiza la muestra en pocos minutos. Si el resultado es positivo, se obtiene una segunda muestra de confirmación, que se enviará directamente al laboratorio de referencia para su posterior análisis, sin perjuicio de que el conductor pueda solicitar una prueba de contraste en sangre.
En caso de que la prueba de detección de drogas resulte positiva, el conductor será sancionado administrativamente con una multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir. Si además de dar positivo, el conductor presenta una sintomatología evidente de conducir bajo la influencia de sustancias psicoactivas, el conductor será puesto a disposición judicial imputado por un delito contra la seguridad vial.
El cannabis y la cocaína son los dos tipos de drogas más comúnmente detectadas entre los conductores, seguidas de los opioides, metanfetaminas y anfetaminas.
Estudio sobre drogas

La conducción bajo los efectos de las drogas es un factor de riesgo muy importante en la producción de accidentes que preocupa especialmente en la DGT. Por ello, el pasado mes de mayo, Tráfico, en colaboración con 16 municipios, realizó una intensificación de controles de drogas, en que de forma aleatoria se seleccionó a conductores que circulaban en vías urbanas e interurbanas y a cualquier hora del día. A lo largo de dos semanas se realizaron 1.475 pruebas de drogas, resultando positivas 152, lo que representa el 10,3 %.




Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com