29 de enero de 2022, 4:54:35
Música

Crónica del concierto en El Sol


Las melodías efervescentes de Mikal Cronin conquistan Madrid

Por Sergio Ariza Lázaro

Mikal Cronin comparte escena en California con Ty Segall, con el que realizó un disco conjunto, y Thee Oh Sees con lo que a veces se le suele etiquetar dentro del rock garajero de estos, pero lo suyo es mucho más soleado y powerpopero. Cronin es uno de esos músicos con facilidad para la melodía y sus dos únicos discos están plagados de canciones redondas a las que en directo viste con capas de distorsión y electricidad que recuerdan a los primeros Dinosaur Jr. De J. Mascis.


Su concierto en la sala El Sol demostró que estamos ante un diamante en bruto, alguien que con el reciente 'MCII' ha sacado uno de los discos del año, puliendo y limpiando el sonido que tenía su primer disco. Claro que en directo su sonido se parece más a su debut. Acompañado por una banda que parecía sacada de una película sobre la 'Generación X' Cronin opta por el noise para envolver sus efervescentes melodías.

Nadie les puede negar la entrega con la que atacan el repertorio, tampoco un saludable amauterismo y cierta falta de tablas, un defecto fácilmente pulible. Mezclado resultó en que la guitarra de 12 cuerdas de Cronin acabó con únicamente 9. No deslució para nada un gran concierto en el que, increíblemente, el californiano tiró más de repertorio de su primer disco que del excelente 'MCII' que presentaba.

Las cinco canciones que sonaron de éste se llevaron las ovaciones más fuertes, entre un público que se lo pasó en grande. Es ahí en las canciones donde reside el fuerte de Cronin, gemas como 'Weight', 'Shout it out' o 'Change' se encuentran entre las mejores del año y demuestran la facilidad melódica de este Rivers Cuomo del siglo XXI.

Pero, como decíamos, el gran protagonista fue su primer disco, como si Cronin quisiese que la gente no se olvidase de que tiene dos discos en vez de uno. Es más abrió el concierto con 'Is it alright', 'Situation' y 'Apathy', donde el estribillo en el que clama que no quiere apatía se convirtió en un Sol convertido en una fiesta, y cerró, antes de los bises, con 'Green and blue' y 'Gone'. Claro que también hubo tiempo para la celebrada 'Get along', posiblemente la mejor canción de su debut, y la popera 'Again & again'.

Por si fuera poco, el único bis de la noche fue una versión del clásico de Wreckless Eric 'Whole wide world', una prueba de dónde se muestra más cómodo Cronin, en el lado más power pop de la New Wave. En definitiva, un gran concierto y una clara demostración de que nuestra apuesta por Mikal Cronin como uno de los hombres del año (incluímos 'MCII' entre los mejores discos de lo que va de año, 'Shout it out' en nuestra lista de canciones y propusimos 'Weight' en nuestras candidatas a la otra canción del verano) está más cerca de hacerse realidad.

Lea también:

- Los mejores discos de 2013 (por ahora)
- Las mejores canciones del año: (Del 11 al 20 y Del 10 al 1)
- La otra cancion del verano

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.diariocritico.com