23 de abril de 2021, 16:14:50
Música

Bob Marley, Toots & The Maytals o Black Uhuru


Una introducción al reggae en veinte canciones

Por Sergio Ariza Lázaro

Aprovechando que el Festival Rototom Sunsplash 2013 dedicado al Reggae vuelve a ser un éxito, desde Diariocrítico hemos decidido embarcarnos en un viaje iniciático por la historia de la música jamaicana a través de 20 de sus mejores canciones.


Prince Buster - Madness (63)

Prince Buster es una de las figuras más legendarias de la música jamaicana, tanto como productor como intérprete. Fue el productor de la primera grabación ska conocida de la historia, el 'Oh Carolina' de los Folkes Brothers y sin él nunca hubiese existido 2 Tone, aquella nueva ola del ska que se produjo en el Reino Unido afinales de los 70. Tanto es así, que un año después de grabar la canción que dio nombre a uno de los más divertidos grupos de aquel movimiento, el bueno de Buster grabó la canción que les daría la fama mundial, 'One step beyond'. Ellos, a cambio, le rindieron tributo con 'The Prince'.



Delroy Wilson - Dancing mood (66)

Wilson es uno de los más renombrados vocalistas de Jamaica. Empezó cantando en su primera adolescencia ska, pero fue con el siguiente género que se originó en la isla, el rock steady, con el que consiguió el éxito. El Rock Steady fue el sucesor del ska y el precursor del reggae. Se trata de un ritmo más lento y relajado que el del ska y este 'Dancing mood' es un perfecto ejemplo del mismo año en el que se originó, 1966. La canción se convirtió en la bandera de Wilson que la volvió a grabar en varias ocasiones a lo largo de su carrera.



Desmond Dekker - Israelites (68)

Una de las canciones más conocidas del género fue el segundo gran éxito del ritmo jamaicano en el Reino Unido, tras 'My boy Lollipop' de Millie, y el primero en las listas estadounidenses. Y todo ello a pesar del fuerte acento jamaicano de Dekker que hacía que muchos no entendiesen nada de la letra. A pesar de ello 'Israelites' ha pasado la prueba del tiempo y sigue siendo el referente de Dekker, uno de los más populares del género, a pesar de otras joyas como '007 (Shanty town)' o 'You can get it if you really want'.



Toots & The Maytals - 54-46 was my number (69)

Toots Hibbert es el cantante con más soul de Jamaica, una especie de mezcla entre Otis y James Brown con acento jamaicano. Al frente de los Maytals ha regalado alguna de las mejores canciones del género, incluyendo la primera que utilizó la mágica palabra en su título, 'Do the reggay (sic)'. Canciones como 'Monkey man', 'Pressure drop' o 'Funky Kingston' podrían aparecer en esta lista sin ningún problema, pero me he decantado por la incendiaria '54 46 was my number' en la segunda versión que realizó de la misma, un año después de la original.



The Slickers - Johnny too bad (70)

Una de las canciones más míticas de la música jamaicana, gracias a su inclusión en la banda sonora de 'The harder they come', pero de la que apenas se sabe nada. Los Slickers son más propicios a los rumores y a las contradicciones que a los hechos. De lo único de lo que estamos seguros es que se grabó en 1970 y es un clásico absoluto.



Eric Donaldson - Cherry oh baby (71)

Eric Donaldson debutó ganando el Festival de la canción de Jamaica con este 'Cherry oh baby' en 1971. No era un festival cualquiera, Toots & The Maytals eran los que más veces lo habían ganado. Donaldson lo volvió a ganar en otras cuatro ocasiones, aunque ninguna vez con una canción tan icónica como esta. No en vano tiene versiones de los Rolling Stones o UB40 y el restaurante que actualmente regenta Donaldson en Kingston se llama 'Cherry oh baby go go'.



Dennis Brown - Things in life (72)

Otra de las voces más significativas de Jamaica, la carrera de Brown está plagada de éxitos y de canciones cruciales como 'Money in my pocket', 'Westbound Train' o 'Sitting and watching' pero me he decantado por una canción más desconocida, al menos para los que no hayan visto 'Chungking Express' de Wong Kar Wai.



Jimmy Cliff - The harder they come (72)

En 1972 el reggae estaba en disposición de convertirse en 'the next big thing' y dar al mundo la primera estrella del tercer mundo. Todas las papeletas estaban en la mano de Jimmy Cliff. Con una larga trayectoria tras de sí, acababa de protagonizar 'The harder they come', la película que había llevado el reggae al mundo (y cuya banda sonora es uno de los discos absolutamente fundamentales en cualquier colección), tenía la voz, tenía las pintas, tenía las canciones ('The harder they come', 'Many rivers to cross', 'Vietnam'...) pero...



The Wailers - Concrete jungle (73)

Pero el mundo prefirió al líder de los Wailers, Bob Marley. Habría que decir que The Wailers fueron el mejor grupo de la historia de Jamaica, una especie de Beatles del reggae. Con Marley, Peter Tosh y Bunny Wailer como miembros habían pasado por el ska (no dejen de escuchar la alucinante 'Simmer down' junto a los Sakatalites), el rock steady y se habían convertido en una de las principales voces del reggae, principalmente tras su colaboración con el mítico productor Lee 'Scratch' Perry. En 1972 Bob Marley se presentó en las oficinas de Chris Blackwell, presidente de la londinense Island Records, para pedir un adelanto por un single. Blackwell lo vio claro, Jimmy Cliff le acababa de dejar convencido de sus posibilidades, y en Marley vio al hombre con el que iba a llevar el reggae al público blanco. Lo malo es que Marley era parte de un grupo y no un artista en solitario. Así que tras dos discos maravillosos, 'Catch a fire' y 'Burnin´' los Wailers tomaron caminos por separado, propiciando tres maravillosas carreras. Pero disfrutemos de ellos con uno de sus mejores momentos.



Ken Boothe - Everything I own (74)

Boothe es recordado por una de las voces más peculiares de la música jamaicana, con esos agudos y falsetos, además de por esta canción que vivió una segunda juventud cuando Boy George la versioneó en 1987.



Burning Spear - Slavery days (75)

Burning Spear es un ferviente rastafari y en su disco más conocido, el imprescindible 'Marcus Garvey', se centraba en la mítica figura de Garvey, del que los rastas creían que era el profeta que había señalado la llegada del mesías, el emperador etiope Haile Selassie. Esta es mi canción favorita de aquel disco.
               


Bob Marley - No woman no cry (75)

En 1974 'Natty dread' demostraba que Bob Marley seguía en plena forma sin Peter Tosh y Bunny Wailer. Allí se encontraba este 'No woman no cry' en su versión de estudio, pero fue la versión en directo en el Lyceum londinense la que pasó a la historia y la que demostraba que Marley se había convertido en toda una estrella mundial. Lo mejor del caso es que a pesar de escribir la canción, Marley la registró a nombre de Vincent Ford, un amigo suyo que pasaba por un mal momento y necesitaba el dinero. 



Peter Tosh - Legalize it (76)

El primer disco en solitario de Tosh enseñaba al mundo que puede que Bob fuese la estrella, pero no era el único con talento de los Wailers. Su 'Legalize it' se convirtió en un clásico instantáneo pero además contenía otras joyas como 'Why must I cry' o 'Brand new second hand'. Los Rolling Stones, fanáticos del género, lo ficharon para su sello. No creo que haya que explicar lo que quería legalizar el bueno de Peter...



Augustus Pablo - King Tubby meets the rockers uptown (76)

A mediados de los 70 los grandes productores del reggae como Lee 'Scratch' Perry o 'King Tubby' Ruddock inventaron el dub, un género con el que remezclaban canciones, quitándolas las pistas vocales y acentuando la batería y el bajo. Su influencia en movimientos posteriores como el hip hop, el trip hop o el drum´n´bass es imborrable. Esta colaboración entre King Tubby y la melódica de Augustus Pablo es uno de los referentes del género.



Max Romeo - War Ina Babylon (76)

Pero volvamos a Lee 'Scratch' Perry, posiblemente la figura más importante del género tras Marley. A mediados de los 70 su estudio Black Ark encadenó varias obras maestras del género. Una de ellas es este 'War Ina Babylon' que se encontraba en el disco del mismo nombre de Max Romeo, otra de las figuras fundamentales del género.



Junior Murvin - Police & Thieves (77)

Otro ejemplo lo encontramos en este 'Police & Thieves' de Junior Murvin que tuvo versión de los Clash. Claro que estamos en 1977 y los punks han decidido que el reggae jamaicano es su banda sonora.



Culture - Two sevens clash (77)

Y es que Marcus Garvey, el profeta de los rastafari, había predicho que el 7 de julio del 77 se producirían violentos disturbios. Los Culture sacaron este clásico inspirado en el apocalíptico mensaje de Garvey y lograron otro referente.



The Congos - Children crying (77)

Grabado en el Black Ark de Lee Scratch Perry, 'Heart of the Congos' es una de las últimas obras maestras que produjo Perry antes de que perdiese la cabeza y prendiese fuego a su legendario estudio. Eso sí, Cedric Myton y Roydel Johnson, los Congos ya se lo veían venir cuando para esta canción Perry quiso grabar a una vaca mugiendo pero, viendo que era imposible, puso a Myton a gritar en un cuerno hasta que salió un sonido parecido. Así y todo una verdadera maravilla de roots reggae.



Black Uhuru - Guess who´s coming to dinner (81)

Black Uhuru fueron el mejor grupo de reggae de los años 80 y, en cierta medida, los sucesores de Marley. Su base rítmica estaba formada por, nada más y nada menos, que por el batería Sly Dunbar y el bajista Robert Shakespeare. Si en el jazz la sección rítmica era la de Miles Davis, en el reggae eran Sly & Robbie. Este 'Guess who´s coming to dinner' es la canción más recordada de Black Uhuru pero si hablásemos de discos habría que quedarse con los imprescindibles 'Sinsemilla' y 'Red'.



Gregory Isaacs - Night Nurse (82)

Terminamos con uno de los grandes, Gregory isaacs, al que el New York Times llamó "el vocalista más exquisito del reggae" y que tuvo una de las carreras más duraderas de Jamaica. Desde su debut en 1968 hasta su muerte hace tres años, Isaacs siempre derrochó clase. Les dejo con uno de sus grandes éxitos, 'Night nurse'.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com