12 de abril de 2021, 14:26:31
Nacional


Histórica protesta de las feministas de Femen, en topless en el Pleno del Congreso para interrumpir a Gallardón

> Acto del famoso colectivo contra el ministro por su legislación contra el aborto y otras reformas
> "Aborten este pleno" y "el aborto es sagrado" le gritaron las feministas al titular de Justicia

Por Diariocrítico

Una feminista española y dos francesas, todas ellas activistas del colectivo Femen, invitadas a ver la sesión de control al Gobierno, han interrumpido el Pleno del Congreso gritando en topless desde la tribuna de invitados "el aborto es sagrado". Lo hacían colgadas desde las barandillas, con riesgo incluso de caída. Lo gritaron mientras hablaba Gallardón, al que hicieron callar, hasta que fueron desalojadas de la tribuna por las fuerzas de seguridad. Fueron detenidas y puestas a disposición judicial.


Las 3 activistas de Femen habían podido acceder a la tribuna de invitados, pero no a través de un pase de un grupo parlamentario, sino como parte del cupo libre y no gracias a Izquierda Unida, como se había insinuado en un primer momento.

Lara Alcázar, líder de Femen España, lideró junto a dos compañeras francesas el acto de protesta, y todas ellas fueron posteriormente trasladadas y detenidas en una comisaria de Moratalaz para pasar a disposición judicial.

Su idea era interrumpir el Pleno justo cuando hablaba el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, conocido anti-abortista y que, según parece, está preparando una reforma de la ley del aborto que lleva a situaciones anteriores a 1985.

Las feministas se desnudaron de cuerpo para arriba y mostrando sus pechos gritaron: "¡El aborto es sagrado!", ante el estupor del ministro de Justicia, no tanto por el griterío sino por presenciar una escena inédita en el hemiciclo.

Una de las protestantes se aferró a la barandilla por la parte de fuera, quedando colgada y con riesgo de caída sobre los diputados. El presidente del Congreso, Jesús Posada, miraba la escena atónito, mientras los bedeles encargados de la tribuna de invitados y los servicios de seguridad intentaban en vano bajarla de donde se hallaba. La situación se prolongó así varios minutos.

Lo curioso es que los servicios de la Cámara que brindan la señal de televisión no estuvieron muy acertados: es cierto que no se suelen ver pechos desnudos con tanta facilidad en el Congreso, pero tampoco era cosa de desviar la señal como lo hicieron.

- En vídeo:

 

 

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com