26 de enero de 2021, 11:53:47
Toros

Los que organizan las divisas de Ángela Mur y Rogelio Martín


La Generalitat recurrirá la decisión judicial de suspender los espectáculos taurinos sin muerte

Por José R. Palomar

El conflicto ha estallado en las tierras del Ebro, tras la suspensión de las actividades de dos ganaderías, las de Ángela Mur y Rogelio Martí, para que organicen sus actividades -como informó Diariocrítico-. El Departamento de Agricultura recurrirá la decisión del juzgado contencioso administrativo 17 de Barcelona, que prohíbe los espectáculos que llevaban a cabo estas ganaderías, alegando que existía "maltrato a los animales". El magistrado alega que se celebran corridas de toros a las que acuden turistas, algo que la ley prohíbe".


Sin embargo, lo cierto es que estas ganaderías únicamente organizan tientas para probar la bravura del ganado; también utilizan sus reses para los populares corre- bous (que están permitidos de momento en Cataluña), y venden animales para novilladas en Castellón, como ya anunció este diario.
         
El juez que ha tomado la decisión de prohibir esas actividades advierte que , de seguir, podrían cometer "un delito de desobediencia a la autoridad judicial" . Y amenaza con sanciones de gran cuantía. El Departamento de Agricultura recurrirá contra la autoridad judicial,  por considerara "jurídicamente incorrecta por motivos formales". La Generalitat cree que el juez "se extralimita,  porque aún no se ha contestado a  la demanda, ni se ha dictado sentencia".

Esta semana la Generalitat aún no había contestado la demanda, pero mantiene su voluntad de rebatir las alegaciones de fondo, y presentar sus argumentos. El juez recrimina la actuación del   departamentos de Agricultura de la Generalitat " por tolerar , a su entender, las "corridas" . De esta  forma considera que "facilitan una actividad ilegal y prohibida".
       
Espectáculos incruentos comprobados

El Departamento de Cultura de la Generalitat se personó en ambas fincas para observar las actividades que allí se desarrollaban, y comprobaron que son espectáculos incruentos, con suelta de vaquillas y aficionados que las torean, así como aspirantes a toreros que salen al ruedo. De modo que alega que "la conducta denunciada por el juzgado no tiene cobertura legal, ni es competente para sancionar con este motivo o para regular su actividad". En cambio, el departamento de Interior sí que ha abierto expediente sancionador, al entender que sí es  de su competencia.

En cualquier caso, ambas ganaderías están con su actividad paralizada, y se exponen, si el  Departamento de Interior y el juzgado cumplen sus promesas, con multas que pueden llegar a los 2.000 euros. Los estamentos taurinos se están movilizando a favor de la causa , y ya hubo una manifestación el pasado sábado. A los alcaldes de la zona tarraconense, les interesa que sigan las actividades y espectáculos de tientas que tienen lugar en sus plazas, porque acude mucha gente, y entre ellos  gran cantidad de turistas. Muchos rusos e ingleses viajan desde la Costa Dorada hasta las tierras del Ebro, único reducto ganadero de Cataluña.        
  
LEA TAMBIÉN


Dos ganaderías de bravo en Tarragona, clausuradas por orden judicial
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com