15 de noviembre de 2019, 1:30:47
Opinión


¿Qué valen el euro, el dólar, el yuan, el yen, etc?

Por Bernardo Rabassa


Bueno, hasta hoy, estaba convencido de que se trataba de valores virtuales, convenidos, ya que los Bancos Centrales no paran de producir dinero para pagar deudas, que a la vez se pagan con nuevas deudas, pero mira por donde me llega un largo mensaje a través de Facebook  el 7 de diciembre de Pedro Gómez Martín-Romo, tan largo, que he estado a punto de no leerlo, pero a medida que me adentraba en su lectura, el tema ha ido despertando mi interés, sobre todo cuando veo que en realidad es el resumen de un  libro, titulado Balance Nacional de Masa Monetaria (BNM²) Economiæ Methodologicæ Principia Naturalia Nullius  in verba, resumido, en Anarco Capitalismo vs Balance Nacional de Masa Monetaria (BNM²).  Con  la siguiente referencia (www.dropbox.com/s/rdkkugz91803ei7/Balance%20Nacional%20de%20Masa%20Monetaria.pdf).  Y su prólogo. Anarco capitalismo, que comienza "La  ciencia económica   permanece      estancada  desde hace     prácticamente            tres siglos, esto, promete un  ensayo enjundioso, que me transmite y resume en el mensaje de Facebook  que voy a intentar presentar y comentar. Así empieza: El hombre tiene dos grandes problemas, que los medios de comunicación nunca hablan y son el corazón de todos los problemas sociales y económicos actuales: a) el sistema de generación de masa monetaria  b) la oferta>demanda.

Refiriéndose al Problema de Generación de Masa Monetaria; el sistema actual es el fiduciario. Hoy en día la masa monetaria de cualquier Estado, aumenta o disminuye en función de la inflación pues los billetes en circulación no tienen ningún tipo de bien de respaldo cuantificable (gran error del anarco capitalismo). El auténtico capitalismo es el que hace que la masa monetaria crezca o decrezca en base a la riqueza nacional y no con respaldo de humo (sistema fiduciario).  Por ejemplo, si el Estado localizase una nueva mina de oro, podría aumentar la masa monetaria en circulación, pues podrían emitir más billetes respaldados por el oro extraído. Toda mi teoría monetaria se basa precisamente en que la masa monetaria debe de crecer en paralelo a la riqueza nacional (al alza o a la baja). Pero, ¿Qué debemos entender por riqueza nacional?  Adam Smith lo definió perfectamente: "la riqueza de una nación no es simplemente el oro o la plata acumulada por el Estado, sino todos los bienes y servicios (=recursos humanos) que el Estado pone a disposición de los ciudadanos". ¡Qué frase más bonita! ¡Impecable!   Para medir la riqueza nacional propongo que se utilice el Balance Nacional de Masa Monetaria (BNM²). En el activo del balance anotaremos todo el patrimonio material del Estado (oro, puentes, puertos, carreteras del Estado, museos, etc.) e intelectual (recursos humanos). En el pasivo del balance la masa monetaria (billetes en circulación). De esta forma veremos realmente la salud financiera de un Estado. Pero, ¿cómo cuantificar este patrimonio intelectual? Simplemente, estimando el coste que el Estado tuvo que invertir en ese ciudadano para alcanzar el nivel cultural del mismo. Hoy en día estamos haciendo un esfuerzo enorme, en financiar a las universidades públicas pero, al finalizar la carrera, los estudiantes se marchan a otro país a trabajar. Esto es absurdo y, en un futuro, la transferencia de RRHH debería de conllevar la transferencia del activo y del pasivo al país receptor del ciudadano. Evidentemente un exceso de generación de riqueza nacional puede conllevar un repunte de la inflación. Por ello, lo que se ha de controlar es el sistema de generación de la riqueza nacional, siendo la inflación, un instrumento sectorial de medición, de la generación de riqueza nacional. La inflación deja de ser el centro del universo y pasa a un segundo plano. Lo importante con el BNM² es determinar la oportunidad de generar riqueza nacional de cada sector, acorde con la situación específica de ese segmento de mercado. Así, es posible que exista inflación en el sector  construcción de obras públicas, pero no exista en el sector de construcción de viviendas sociales. Hoy en día se dice que Portugal, con un endeudamiento del 105% sobre el PIB, está muy endeudado y Japón, casi llegando a un 300% sobre el PIB no lo está. ¿Por qué? Nadie tiene respuesta: anarco capitalismo puro y duro. Con el BNM² no tendríamos esos problemas y, además, sería la única vía de disciplinar a las administraciones públicas o a cualquier emisor (caso de las MSC).  Actualmente la generación de masa monetaria está en poder de los bancos (dinero electrónico) y la participación del Estado es ridícula (dinero físico). El Estado debe recuperar el 100% del control de generación de la masa monetaria. ¿Cómo es posible que las entidades bancarias puedan tener tanto poder en esta materia? Con el BNM² tampoco tendríamos esos problemas". Genial, simplemente genial.

El libro de  Pedro Gómez Martín-Romo complementa la "Riqueza de las Naciones", porque considera, la obra de Adam Smith inacabada y este  trata de cerrar la puerta que, sin querer y de forma inconsciente, el escocés abrió a la  moneda fiduciaria. Este método de generación de masa monetaria es más poderoso y accesible que el patrón oro y tan serio como éste. El patrón oro no es un método de generación de masa monetaria, sino simplemente, un recurso muy serio, para la generación de masa monetaria. Actualmente no existe en ningún país del mundo el concepto de Balance Nacional de Masa Monetaria (BNM²).  Plantea la necesidad de que, cualquier emisor, por pequeño que sea (MSC), bajo cualquier sistema monetario (fiduciario, patrón oro, P-Gas, etc.) tenga la obligación constitucional o -al menos legal- de hacer público su "Balance Nacional de Masa Monetaria"  (BNM²). En otras palabras, el dinero siempre tiene que tener un respaldo y, por tanto, cualquier emisor debe demostrar bajo que criterios contables está amparando la emisión de moneda. Supongo que no le valdrá como a mí, la idea peregrina, de la moneda del trillón de dólares, a guardar en Fort Knox.

Además, desde un punto de vista monetario, en este libro se explica también como un Estado puede funcionar sin impuestos (no dice sin ingresos), como lo hizo USA durante el período de 1700 a 1754. El libro también aporta soluciones a uno de los problemas de la economía mundial: oferta>demanda, Otra vez genial, simplemente genial, pero para otro artículo, pues tiene suficiente masa crítica, como para revolucionar los mercados. El capitalismo, es en realidad el único método valido para crear riqueza, pues desde que se inventó en UR hace 5000 años el mercado, sus leyes no han cambiado, pues son  las propias, de la relación natural, entre oferta y demanda, pero lo que es original, es el  método de Pedro Gómez Martín-Romo, que hace responsable de la situación a los estados Modernos que no dan a su dinero ningún tipo de respaldo, más que la confianza psicológica en el valor virtual de los dineros que emiten, es decir ningún valor serio. El estado Leviatán no es más que un tragaahorros sistemático, fundado en las leyes marxistas de la socialdemocracia, que siguen creyendo que el mejor camino es la tutela infantil de los ciudadanos por el Estado, que nos lleva por el camino de la entropía, es decir al CAOS.

! Id y que os zurzan por ignaros, aprended vuestro balance real-país y cuanto, de verdad, vale vuestra moneda!

BERNARDO RABASSA ASENJO
PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES.
COMMODORE OF IBERIA OF IYFR.

MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812
PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013 DE FORO EUROPA 2001.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com