8 de diciembre de 2019, 22:12:44
Opinión


Marejadas ciudadanas

Por Miguel Solans


Me hubiese gustado celebrar éstas fiestas con el optimismo que se merecen, pero la realidad cotidiana  me "instala" en las tinieblas de la duda.

Es muy difícil no sentir espasmos al ver cómo, desde instituciones públicas, se pueden financiar y apoyar bodrios como el encuentro para intentar demostrar que España está contra Cataluña. . Si esperpéntico es el planteamiento éste no hubiese sido posible sin la  aquiescencia de todos los medios de  comunicación  editados o emitidos  en Cataluña, todos los cuales han bebido del pesebre de la Generalitat, sin permitir discrepancias ni voces disconformes a riesgo de ser tachados de reaccionarios.  Y mientras tanto, se pasan los días discutiendo sobre falsas identidades sin que nadie aporte una décima de gobernabilidad

Pero, si opaco es el panorama catalán, no olvidemos qué ocurre en  el resto de España.

Exministros y expresidentes de club de futbol , condenados a prisión, piden un indulto al gobierno sin base jurídica ni moral para ello....

La Agencia Tributaria hace "limpieza" de altos cargos por tratar éstos de actuar según la ley ante determinados desafueros de multinacionales  cementeras,  o no aceptando facturas de gastos personales imputados a sus ingresos..

La administración de justicia está sufriendo un desprestigio notable como fue denunciado en este medio por Margarita Robles , persona seria, responsable, honesta y conocedora del problema.
El Gobierno hace filibusterismo y va a permitir a las eléctricas subir la luz para compensar el "déficit de tarifa".¿Cómo se les explica a los ciudadanos lo del déficit cuando todas las compañías  tienen millonarios beneficios?. Si en una actividad tienen pérdidas y en otras beneficios, lo lógico es compensar las partidas pero no cargar al contribuyente con la actividad deficitaria.

Así mismo se anuncia la retirada de los beneficios fiscales por la compra de vivienda adquirida. ¿Es esto jugar limpio? ¿Se pueden cambiar las reglas del juego a mitad del encuentro?

Finalmente, y para no cansar, los recortes en sanidad están llevando a muchos ciudadanos a tener que decidir entre adquirir medicamentos o alimentos. Hay hospitales públicos que desarrollan actividades privadas....y  así un largo etc.

Mi conclusión a todo esto,  es que se está creando una situación muy peligrosa :la  movilización ciudadana.Es cierto que no existen 6 millones de parados,que la economía sumergida supone  un 25% y que la "economía negra o basura" tiene su coeficiente.

De todas formas,mi temor, como he dicho, es que un día el ciudadano "salte" y no respete las puertas de los supermercados y farmacias porque la necesidad ahogue.

Bien es cierto que, en previsión de todo esto,el supernumerario Ministro del Interior  está elaborando una ley que impida al ciudadano bajarse de la acera o salir a pasear el perro.


Miguel Solans.      
Diciembre 2013
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com