5 de marzo de 2021, 15:03:01
Turismo


La Eurocámara reivindica los derechos de los pasajeros frente a las compañías aéreas

Por Diariocrítico/Agencias

El pleno del Parlamento Europeo ha rechazado este miércoles reducir las compensaciones por retrasos en los vuelos que reciben los pasajeros y ha pedido que se exija a las compañías aéreas que permitan a sus viajeros embarcar en cabina con abrigo, compras y bolso de mano, además de con el equipaje de mano autorizado.


La Eurocámara fija así su posición negociadora de cara a los contactos que deberá mantener con los Veintiocho para pactar nuevas normas sobre el derecho de los pasajeros de avión.

   Con una amplia mayoría (580 votos a favor, 41 en contra y 48 abstenciones), los eurodiputados han confirmado que defenderán mantener las compensaciones por retrasos superiores a tres horas y apostarán por endurecer la definición de "circunstancias extraordinarias" que exime a la aerolínea del pago de compensaciones.

   Con este posicionamiento, los eurodiputados rechazan el plan de la Comisión Europea de limitar tales indemnizaciones a los retrasos de más de cinco horas, con el fin de reducir los costes para las compañías.

   En concreto, consideran que un pasajero deberá recibir de la aerolínea 300 euros si su vuelo sufre un retraso de más de tres horas y cubre una distancia de hasta 2.500 kilómetros. La compensación aumentaría a 400 euros si el retraso supera las cinco horas y la distancia es menor de 6.000 kilómetros, mientras que la compensación máxima sería de 600 euros para vuelos de más de 6.000 kilómetros con retrasos de más de 7 horas.

   Otra de las líneas de negociación de los eurodiputados será exigir que las compañías permitan a los pasajeros embarcar en cabina con hasta un abrigo, un bolso de mano y una bolsa con compras realizadas en el aeropuerto, además del equipaje de mano ya autorizado.

   Los eurodiputados tampoco ven con buenos ojos que un pasajero pierda el derecho a utilizar el billete de vuelta si no ha utilizado el de ida, por lo que defenderán que se elimine esta condición.

   Y de cara a evitar que los pasajeros se quedan en tierra cuando una compañía va a la quiebra, la Eurocámara reclama que las aerolíneas cuenten con mecanismos adecuados, como fondos de garantía o pólizas de seguro.

   El ponente responsable de la posición de la Eurocámara, Goerges Bach, ha asegurado que el texto adoptado en Estrasburgo (Francia) es un "equilibrio" entre los derechos de los usuarios y los de las compañías, en una situación que, en la práctica, supone una "lucha entre David y Goliat". "Sólo el 2 % de los pasajeros acaban recibiendo compensaciones después de presentar una reclamación", se ha quejado Bach.

   Con el objetivo de reforzar la protección de los viajeros, la Eurocámara apuesta también por obligar a las compañías a que cuenten con personal de contacto en los aeropuertos para informar a los pasajeros sobre sus derechos, los mecanismos de reclamación, la asistencia, el reembolso y el transporte alternativo para proseguir el viaje.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com