6 de mayo de 2021, 21:44:43
Nacional


Crisis en el PP vasco: Quiroga quiere deshacerse de Oyarzábal como secretario general

- El PP hace agua en el País Vasco y en Andalucía: congresos extraordinarios con mucha bronca interna

Por Diariocrítico

Primero Andalucía y ahora País Vasco: como en el Titanic, dos de los grandes compartimentos del PP aparecen inundados. Con otros tres más, el barco se hunde. En Andalucía la crisis no ha sido resuelta, porque Dolores Cospedal no arroja la toalla pese a la evidente victoria del tándem Sáenz de Santamaría-Arenas. En el País Vasco, el sector más duro encabezado por la presidenta Arantza Quiroga -sustituta in extremis de Antonio Basagoiti- quiere laminar a quien considera el representante de la parte más 'centrista' de los populares vascos: Iñaki Oyarzábal. En ambas regiones, el PP se enfrenta a dos congresos extraordinarios que darán mucho que hablar.


La lucha ya es evidente en la sede regional del PP, en Bilbao, después de una tensísima reunión directiva el pasado lunes. Según medios popular, saltaron hasta chispas y se hizo evidente que la estabilidad en el seno del PP vasco había saltado por los aires a las puertas del congreso extraordinario fijado inesperadamente hace unos días para mediados de marzo. Las tensiones son tan fuertes, que ya ha trascendido que la presidenta regional, Arantza Quiroga, que susituyó al centrista Antonio Basagoiti cuando éste decidió su vuelta a la empresa privada, no quiere ni ver a su 'segundo', el secretario general Iñaki Oyarzábal.

Hay quien dice ahora que tras esta bronca de fondo en el PP vasco, en la que en realidad subyace una pelea agria entre la organización de Álava y la de Guipúzcoa, Oyárzabal, la 'bestia negra' del sector más duro del PP, acabe tirando él mismo la toalla y deje libre la secretaría general para que Quiroga y ese sector de hierro de los populares vascos dispongan de los cargos a su antojo.

Pero la cosa no es tan sencilla: a José Ignacio Oyarzábal (Vitoria, 1966) le apoya el actual portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, que también es vitoriano y un hombre también templado y netamente centrista. Pero, acaso, Alonso maneja mejor los tiempos y los modos que Oyarzábal. Para la línea dura del PP vasco, Oyarzábal es poco menos que una 'bestia negra', el enemigo interno a batir, cuando lo que preconiza es una política que apuesta por el centro y por perseguir con todos los grupos el fin del final de la violencia. Y eso es lo que ha acarreado disgustos e incomprensiones.

Hay que tener en cuenta que Oyarzábal viene del 'centro neto democristiano', del ala del desaparecido Julen Guimón, en el País Vasco, o de Óscar Alzaga y Luis de Grandes a nivel nacional. Se inició en la política desde muy temprana edad, cuando se afilió al ya extinto Partido Demócrata Popular (PDP) con 18 años. Ocupó su primer cargo público como concejal del Ayuntamiento de Vitoria, a los 29 años. Es Parlamentario vasco desde 1996, durante cinco legislaturas, y en la actualidad es el secretario general del PP del País Vasco y secretario de Justicia, Derechos y Libertades del PP.

Oyarzábal ya tenía poder con Antonio Basagoiti, pero ahora, con Quiroga, han surgido roces que se corresponden, en realidad, con las dos o más sensibilidades que se viven en el PP vasco. El sector en el que se apoya Quiroga ha desatado la crisis que ya se barruntaba en la convención nacional, pero tomó forma el pasado lunes en una tensa reunión a tres bandas en la sede de Bilbao.

Los gritos en la reunión bilbaína

Y es que Arantza Quiroga ya no oculta que quiere que Antón Damborenea, el presidente del PP vizcaíno, sea su nuevo número dos, en lugar de Oyarzábal, algo que le fue transmitido por Quiroga a Alfonso Alonso en un encuentro 'discreto' -un adjetivo del que abusan mucho en el PP-. Pero el portavoz parlamentario en el Congreso, que lidera también a los populares alaveses, de donde es Oyarzábal, se ha posicionado a favor de éste y esa reunión 'discreta' acabó como el rosario de la aurora.

No obstante, dado que ha trascendido esa conversación y ese desacuerdo entre alaveses y 'guipuchis', fundamentalmente, que es lo que hay detrás, la posición de Quiroga se ha debilitado, dado que las tensiones territoriales parecen ser el leitmotiv de la crisis, más allá incluso de los intereses personales, lo que deja al partido en una situación de confrontación interna, algo que nadie desea en estos momentos.

Mientras tanto, Damborenea -el favorito de Quiroga- ha apostado fuerte argumentado que el PP de Vizcaya es el más importante electoralmente y el que menos representación posee en la dirección. Pero los partidarios de Oyarzábal no se han quedado de brazos cruzados: además de Alonso, le defienden, por ejemplo, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, y parece que hasta otro actor ascendente en el PP vasco como Borja Sémper.

El temor a un nuevo conflicto como el andaluz

Desde la dirección del PP en la calle Génova se observa con preocupación esta situación en el PP vasco, sobre todo porque la crisis está estallando justo cuando el PP andaluz hace agua. "No es buena la imagen de desunión, por lo que esperamos que esto se resuelva rápidamente", afirman medios de la dirección.

En todo caso, parece que en Andalucía la tormenta amaina un poco: se da por supuesto que la gran perdedora es la secretaria general y presidenta castellano-manchega, María Dolores Cospedal, a favor de Javier Arenas y de Soraya Sáenz de Santamaría, y es la gran perdedora porque el propio Rajoy tomó cartas en el asunto y designó a dedazo al candidato de los enemigos de De Cospedal, Juan Manuel Moreno.

Así las cosas, y tras sacar a pasear el líder su dedo, el otro candidato en confrontación, el secretario general del PP-A y 'Cospedalino', José Luis Sanz, ha expresado ya su respaldo a la candidatura del designado Moreno a la Presidencia del PP andaluz. En una nota emitida este miércoles, Sanz se ha mostrado "convencido" de la capacidad de Moreno para "liderar un proyecto fuerte que responda a los retos de futuro en Andalucía".

Además, ha señalado su absoluta confianza en que el próximo congreso del PP andaluz "reforzará la unidad y la cohesión de la primera fuerza política de Andalucía" y aseguró que "todo el partido aunará esfuerzos y estará volcado en el objetivo común de gobernar en Andalucía y ofrecer a los andaluces su compromiso con el progreso y el empleo".

 
 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com