6 de mayo de 2021, 20:37:58
Nacional


Un procurador del PP en Castilla y León rompe la disciplina de voto sobre el aborto

- El PP aboga por el diálogo para consensuar una reforma de la Ley para la mayoría de la sociedad

Por Diariocrítico

Un procurador del PP en las Cortes de Castilla y León ha roto este miércoles la disciplina de voto en la votación de una iniciativa presentada por el Grupo Socialista en las Cortes regionales relativa al aborto, mientras que otro miembro de la bancada 'popular' no ha ejercido su derecho a votar. Esta fisura se considera una 'victoria' dentro del Partido Socialista regional, después de que el miércoles el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados actuara como una piña en una votación similar.


La votación se produjo en las Cortes de Castilla y León después de un intenso debate sobre una propuesta socialista para solicitar al gobierno que retire la reforma del aborto de Gallardón. En este caso, la 'piña' se ha abierto y dos 'piñones' se han salido del guión. Es una victoria pírrica, del campo de lo efímero, pero hay quien lo vende como una gran hazaña.

Así lo ha calificado, poco más o menos, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, que se refería al resultado que ha obtenido en las Cortes de Castilla y León la propuesta socialista de rechazo a la reforma de Gallardón, que ha recibido el apoyo de 31 procuradores, cuando el grupo socialista cuenta con 28 y el grupo mixto con 2, por lo que "al menos uno del PP tiene que haber votado esta iniciativa".

"Hoy es portada en todos los periódicos nacionales que el PP ayer mantuvo la unidad de voto en el Congreso de los Diputados, pues bien -afirmó López- un día después en las Cortes de Castilla y León se ha roto el voto del Partido Popular".
 
Pese a que ese apoyo ha resultado insuficiente, ya que la propuesta del Grupo Socialista fue rechazada, López ha señalado que "tenemos que felicitarnos porque esta iniciativa ha permitido mostrar que sí hay alguna voz, alguna conciencia, al menos en las filas del PP en Castilla y León que está en contra de esa reforma de Gallardón contra los derechos y libertades de las mujeres". Y ha recordado que la "contrarreforma" que ayer orgullosamente apuntaló el grupo popular en el Congreso "es un ataque a los derechos y las libertades de las mujeres" y supone "un retroceso de más de 25 años en nuestro país".

Un debate agrio

Previamente, en el debate, la procuradora 'popular' Cristina Ayala Santamaría abogó por abrir la puerta al diálogo para consensuar una reforma de la Ley del Aborto en la que la mayoría de la sociedad española se pueda sentir cómoda. Ayala aclaró que estamos "en el principio del debate", ya que lo que hay sobre la mesa en estos momentos es un anteproyecto de ley que se enriquecerá en su fase de tramitación parlamentaria, para la que ha apelado al diálogo entre todos en la búsqueda de esa postura común que satisfaga a la mayoría y que compatibilice el derecho de las mujeres con el reforzamiento del derecho a la protección de la vida.

Pero Ayala rechazó por lo mismo la proposición no de ley (PNL) planteada por el Grupo Parlamentario Socialista y que cuestionaba la revisión de la actual norma. La procuradora 'popular' cuestionó también los llamamientos del PSOE al voto secreto de las parlamentarias cuando en 2009 hubo mucho debate interno entre las socialistas sobre las facilidades que se daba a las menores. "¿Por qué ahora es un problema de conciencia y no en 2010?", se ha preguntado Ayala, quien ha compartido que, en cualquier caso, se trata de un debate "de gran profundidad" ya que "son muchas las cuestiones en juego, casi todas de índole personalísima y tan poliédrica".

Desde las filas socialistas, la procuradora proponente Esther Pérez se comprometió a "dar la batalla de la palabra y de la razón" en la defensa del derecho de las mujeres a decidir por sí mismas sobre su sexualidad y su maternidad. "No necesitamos ser tuteladas (...) no somos sujetos sobre los que deciden otros", ha aclarado Pérez, quien ha hecho un especial llamamiento a las procuradoras del PP para que demuestren que las mujeres en Castilla y León sí tienen derecho a decidir.

Por su parte, el portavoz del Grupo Mixto, José María González, de IU, cargó contra la "reaccionaria contrarreforma" del ministro Gallardón en lo que ha considerado una "regresión a las tinieblas" capitaneada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y aplicada por sus "discípulos" de la Junta.

"Los patriarcas de la derecha española no toleran que las mujeres salgan de una situación de subordinación secular", ha concluido González, para quien los "nuevos derechos" que recoge el anteproyecto de ley de Gallardón son una "meta imposible" con un "gesto hipócrita de clemencia augusta" para librar a la mujer de la pena de cárcel.

 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com