10 de diciembre de 2019, 6:17:19
Música


La increíble historia de Fleetwood Mac: Dos bandas unidas por un único nombre

Por Sergio Ariza Lázaro

Fleetwood Mac acaba de anunciar su primera gira con Christine McVie en 16 años. Eso supone la reunión de su formación más conocida: Lindsay Buckingham, Stevie Nicks, Christine McVie, John McVie y Mick Fleetwood, pero ni mucho menos la de su formación original con la que solo comparte sección rítmica. Y es que la historia de Fleetwood Mac es una de las más curiosas en la historia del rock.


Fleetwood Mac se formó en 1967 a la vera del talentoso guitarrista de blues Peter Green, que acababa de sobresalir como sustituto de Eric Clapton en los Bluesbreakers de John Mayall. Como Green estaba un poco harto de toda la histeria alrededor suya y de los otros 'guitar hero' decidió bautizar su grupo dándole el apellido de su batería y su bajista, que también habían militado en los Bluesbreakers. Completaba la banda Jeremy Spencer, un guitarrista especializado en el slide que había llamado la atención de Green. Con esta formación grabaron dos estupendos discos de blues rock que hicieron de ellos toda una sensación en el Reino Unido.

Poco después de la grabación de su segundo disco entró en la banda el joven Danny Kirwen, ya que Green quería un guitarrista que se implicase más en sus canciones que Spencer. Con esta formación grabaron el que sería su mayor éxito, 'Albatross',  que se convertiría en número 1 en las listas de éxitos británicas.

Todo parecía ir sobre ruedas para la banda e incluso los Beatles los querían para su recién creado sello Apple, pero el inestable Green había comenzado a dar muestras de un comportamiento errático agravado por su abuso del LSD. Durante una gira en 1969, en Munich, Green se perdió durante días en una comuna hippie. Cuando volvió a reaparecer nada volvió a ser lo mismo. A día de hoy John McVie sigue culpando a aquel episodio todos los males de Green. La cosa es que el guitarrista más prometedor del Reino Unido tenía un estado mental destrozado cercano a la esquizofrenia, como se puede apreciar en la última grabación que hizo con la banda, 'The Green Manalishi'. Propuso al resto de la banda dar todo el dinero que tenían a la caridad y cuando éstos lo rechazaron abandonó el grupo que él mismo había creado.

Su última actuación con la banda fue el 20 de mayo de 1970, Kirwan y Spencer se quedaron como hipotéticos líderes y entró en la banda la mujer de John McVie, Christine. El futuro no se presentaba nada halagüeño para la banda y nada mejoró cuando en 1971 Spencer desapareció para unirse a un grupo religioso. Durante los siguientes años, distintos guitarristas fueron pasando por una formación que solo se mantenía relevante en el circuito de directos de EEUU.

Rumores de éxito

Pero tras una de esas extrañas casualidades de la vida, la carrera de Fleetwood Mac iba a dar un vuelco y a convertirse en uno de los grupos más exitosos de la historia. A finales de 1974 Mick Fleetwood estaba de paso en los estudios Sound City (los mismos en los que años después Nirvana grabarían 'Nevermind') cuando un ingeniero le puso una canción de un disco que había grabado. La canción era 'Frozen love' y sus responsables una pareja de hippies californianos llamados Lindsey Buckingham y Stevie Nicks. Fleetwood, impresionado por el solo de guitarra, le pidió a Buckingham que se incorporara inmediatamente pero este solo accedió una vez que consiguió que su novia entrara en el lote. La Nochevieja de 1974 vio el inicio de la formación más exitosa de la banda.

Buckingham y Nicks, ayudados por Christine McVie, se hicieron con el control de la banda y grabaron su disco homónimo de 1975. De repente Fleetwood Mac se convirtió en número uno en EEUU con un estilo radicalmente distinto del de la etapa de Peter Green. Durante la grabación McVie se quejó a Keith Olsen, productor del disco, de que lo que estaban haciendo no tenía nada que ver con el blues, a lo que Olsen le respondió "no, pero va a tener mucho que ver con tu cuenta en el banco". No se equivocaba. Curiosamente muchas de las canciones más recordadas de la banda vendrían firmadas por Nicks, la mujer que había entrado de rebote en la banda.

Esta misma formación fue la que grabaría el mítico 'Rumours', uno de los discos más vendidos de la historia, que sirvió de crónica a las estrepitosas separaciones de las dos parejas de la banda. Tanto es así que en EEUU Fleetwood Mac solo es conocido con esta formación. Pero en 2013, durante un concierto en Londres Stevie Nicks se acordó del "hombre sin el que no habría Fleetwood Mac, y punto" y dedicó la delicada 'Lanslide' al hombre que creó al monstruo, el único e incomparable Peter Green. A continuación os dejo con una selección de 10 temas de las dos distintas etapas, dos grupos absolutamente distintos unidos por un mismo nombre.

Peter Green´s Fleetwood Mac

Need your love so bad



Man of the world



Oh Well



Black Magic Woman



The Green Manalashi



Albatross



Sandy Mary



Rattlesnake shake



Stop messin´ round



Long Grey Mare



Periodo Buckingham-Nicks

Dreams



Go your own way



Rihannon



I don´t wanna know



Tusk



The chain



Don´t stop



Landslide



Second hand news



Everywhere

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com