18 de junio de 2019, 3:07:18
Sociedad Castilla-La Mancha

CCOO dice que fue un sermón, los médicos que "si no, no sería cura"


La charla de un sacerdote sobre el aborto a médicos residentes levanta ampollas en Guadalajara

Por Diariocrítico/EP

La charla de un sacerdote en un curso obligatorio para médicos residentes en el Hospital de Guadalajara celebrado el 18 de marzo bajo el título "Introducción a la Bioética", organizado por el Comité de Ética Asistencial, y en la que se refirió al tema del aborto ha provocado comentarios cruzados entre el sindicato CCOO y el Colegio de Médicos.


El sacerdote "más que una charla impartió soltar un sermón lleno de juicios de valor subjetivos sobre este tema, además de leer encíclicas papales de la iglesia católica" ha comentado Práxedes Rodríguez, responsable de la Federación de Sanidad de CCOO en Guadalajara al referirse a la ponencia de Felipe Corella, licenciado en derecho y uno de los sacerdotes del hospital de Guadalajara que participó en la actividad docente tras sustitituir a otro de los ponentes que había comunicado su imposibilidad de asistir por motivos personales.

La charla del sacerdote, según CCOO, provocó que varios de los médicos residentes, "obligados a hacer dicho curso para cumplir con sus objetivos docentes, abandonaron la sala indignados".

"No debemos olvidar que estamos formando Especialistas de un Sistema Sanitario Público y que entre los componentes del Comité de Ética Asistencial, formado por diferentes miembros del Hospital, se encuentran profesionales de todo tipo. Creo que el menos indicado para dar esta charla era precisamente el sacerdote", señala Práxedes Rodríguez.

"Si no hablara como habló tendríamos que echarlo de cura"

El presidente del Colegio de Médicos de Guadalajara y de Castilla-La Mancha, Ramón Ochoa, tras las críticas de CCOO, cree que "si el cura no hablara como habló, lo que tendrían que hacer es echarlo de cura".

Para Ochoa, se han sacado las cosas de contexto con reacciones "infantiles", porque "todos sabemos cuál va a ser la opinión de un cura. Hizo lo que tenía que hacer teniendo en cuenta su condición de sacerdote", y en este caso también miembro de la citada Comisión de Ética Asistencial.

En este sentido, Ochoa ha indicado que lo extraño hubiera sido que el sacerdote hubiese defendido una posición contraria a la Iglesia a la que pertenece, insistiendo en que en el Comité de Ética del que forma parte hay un número de miembros determinado "y cada uno tiene su visión".

"Yo no comparto su opinión, pero qué va a decir --se ha preguntado Ochoa--, incidiendo en que él muestra la postura de la Iglesia Católica y si no tuviera esa no tendría razón de estar allí. Esa es su obligación".

 

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com