20 de julio de 2019, 9:11:43
Nacional

Aunque los pitos fueron menores que en la final de hace dos años


Taurina división de opiniones con el himno: coreado por la afición del Madrid y pitado por la del Barça

Por Emilio Martínez Espada

El morbo ya sólo se centró en el partido. Porque la llegada del Rey al palco de Mestalla, acompañado de Ángel María Villar, presidente de la Federación, pasó casi desapercibida. Y porque cuando sonó la versión larga del himno se dividieron las opiniones, como se esperaba: los seguidores madridistas aplaudieron y corearon y la mayoría -ni siquiera todos- de los barcelonistas pitaron. 


En cualquier caso, las pitada fue muy inferior y con menor protagonismo de la de hace dos años cuando la final la disputaron también el Barça y el Athletic. Tras sonar el himno, parte de la afición blaugrana dejó de silbar para, como en los prolegómenos del partido, cantar a favor de la independencia de Catalunya, a lo que el sector madridista respondió con cánticos de 'Que viva España'.   

Ya a lo largo de los prolegómenos, azulgranas y blancos se fueron dando coba con cánticos de apoyo a sus equipos pero centrados también en increpar al rival. De los 'Visca el Barça' o 'Hala Madrid' se pasaba rápido al 'Puta Barça' o 'Puto Real Madrid', aunque el ambiente entre aficiones fue calmado y no se produjeron incidentes más allá de la batalla verbal.

Igualmente, como informa Europa Press, las diferencias también se vieron en cuanto a las banderas, con una pugna entre 'estelades' y 'senyeres' contra banderas españolas, por casi ninguna de la Comunidad de Madrid. A la salida de los equipos al terreno de juego se desplegaron dos grandes pancartas, una en cada gol de Mestalla, con el lema 'Un crit valent Barça! Barça! Baaaarça!!!!' y un único escudo grande del FC Barcelona y, en el lado del Real Madrid, un 'Hasta el final, vamos Real' con dos escudos flanqueando al grito.

Eso sí, el Rey llegó a tiempo, y tras la reparación del fallo detectado en una conexión eléctrica del motor izquierdo antes del despegue, la quinta avería de un avión oficial en los últimos cinco meses, la aeronave ha completado en menos de seis horas y media el trayecto entre Kuwait y el aeropuerto de Valencia, en el que ha aterrizado minutos antes de las 20:30 horas y desde donde se ha trasladado al estadio de Mestalla.

Kuwait ofrece un avión propio

Barcelona y Real Madrid disputaron el título de Copa en ese estadio valenciano, al que el Rey ha acudido acompañado por los ministros de Fomento, Ana Pastor, e Industria y Comercio, José Manuel Soria, que viajaban con él desde Kuwait, al igual que el titular de Defensa, Pedro Morenés.Nada más detectarse la avería cuando el avión se desplazaba por la pista hasta el punto de despegue, el Gobierno de Kuwait puso a disposición de España una aeronave oficial kuwaití para garantizar el rápido regreso de don Juan Carlos, pero finalmente no hubo necesidad de recurrir a esta alternativa, ya que en poco más de media hora el fallo estaba resuelto.

Según informaron fuentes militares, se confirmó pronto que la avería consistía en un fallo en una conexión eléctrica que impedía el buen funcionamiento de la transmisión que regula la válvula de entrada de combustible en el motor izquierdo y los técnicos resolvieron el problema con la rapidez precisa para reanudar el plan de vuelo sin necesidad de recurrir al avión ofrecido por Kuwait.

Tanto el Rey como el resto de la delegación oficial, que incluía a algunos de los empresarios que le habían acompañado en su visita oficial a Kuwait, permanecieron dentro del avión durante el tiempo que duró la reparación, tras la que la aeronave despegó con normalidad y recuperó durante el trayecto parte del tiempo perdido, de modo que llegó a Valencia solo 20 minutos después de lo previsto.

Esta aeronave es uno de los dos Airbus A-310 que prestan servicio para el traslado de autoridades en el 45 Grupo del Ejército del Aire junto a cinco Falcon-900, unos aviones que se encuentran a la mitad de su vida útil y se someten a un número de revisiones por hora de vuelo superior a las de los aparatos comerciales de línea regular, según han destacado fuentes de Defensa.

Ante las voces que plantean la posible renovación de estos aviones, el Ministerio mantiene el criterio de no gastar para el transporte de autoridades recursos presupuestarios asignados a la política de Defensa en este departamento y remite por tanto la decisión sobre cualquier eventual compra a Presidencia del Gobierno.

Una posible alternativa sería reforzar el actual grupo de siete aviones con un A-330 MRTT, una aeronave con gran autonomía de vuelo capaz de compatibilizar sus funciones de abastecimiento en vuelo y transporte de tropas con el traslado de autoridades cuando fuera necesario.Además del ministro de Defensa, también el presidente de Airbus España, Domingo Ureña, acompañaba al Rey en este viaje al Golfo Pérsico, pero, a diferencia de Morenés, sólo participó en la visita a Emiratos Árabes y, por tanto, no se encontraba a bordo del A-310 en el momento de la avería.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com