23 de agosto de 2019, 6:55:06
Emprendedores 2020

Historias ejemplares


Iris Mediación: otra más

Por Antonio Manuel Reyes Rodríguez

Sí, otra más. Otra empresa más creada desde la certeza del cambio de paradigma laboral. Otra empresa más formada por emprendedores que no se conforman con lo que les ofrece el sistema laboral actual. Maria Eugenia Gallardo y Gloria Horrillo también se han dado cuenta de que el mercado laboral les ofrecía menos de lo que ellas son capaces de dar. Ellas han decidido asumir el riesgo que esto supone y también han decidido disfrutar de las ventajas que ellas son capaces de aportarse y de aportar a la sociedad. Son nuevas emprendedoras sociales y se dedican a gestionar conflictos, atendiendo las emociones e intereses de sus protagonistas


Ellas han creado "Iris Mediación", una empresa multidisciplinar, abierta, en proceso de integración en su sociedad y que cuenta con la rabiosa devoción de sus socias. Iris Mediación es un servicio integral de mediación, con posibilidad de asesoramiento jurídico externo a las partes, con un impagable servicio de orientación y terapia familiar y todo ello complementado con un servicio de asesoría preventiva y educación, lo que quizás sean dos caras de la misma moneda.

El gusanillo empresarial estaba hibernando en ellas desde hace tiempo, desde que se conocieron trabajando en proyectos sociales para empresas privadas y públicas. En ello jugaban distintos roles en los que se complementaban a la perfección, profesional y personalmente. Pero como mucha gente, se dieron cuenta de que estos proyectos, al igual que otros muchos, estaban condenados a extinguirse poco a poco. Pero lejos de enrocarse en sus familias, de esta crisis hicieron su oportunidad. Recuperaron el pago único del derecho que habían adquirido al "paro", hicieron uso de las ayudas que el Gobierno de Extremadura dispone para los emprendedores y con estos activos, con sus ilusiones y sus vocaciones montaron su empresa. 


No tienen ambiciones pretenciosas; en sus palabras más o menos textuales "simplemente quieren trabajar en lo que les gusta y que esto les aporte un rendimiento digno". Vamos, que son extremadamente ambiciosas, porque es lo mismo en lo que sueñan cuarenta y tantos millones de españoles. Pero ellas han dado el paso adelante para intentarlo, lo que ya las diferencia de, por lo menos, treinta millones de nosotros.

Se enfrentan a una cultura que desconoce y desconfía de las capacidades de la mediación. La administración regional comienza a trabajar en mediación porque conocen el ahorro económico y social de esta herramienta. Sin embargo, sería necesaria una mayor implicación por su parte, para afianzar en la sociedad el paradigma "Ganador-Ganador". De hecho, ellas quieren disfrutar andando y confían ciegamente en que el camino les lleve al nirvana de sus ambiciones. 

Por otra parte, el que este trabajo requiera tanta comprensión, tanta vocación y tanta atención, hace que este tipo de empresas tenga que ser pequeña y local, como mucho comarcal. Esto hace que la competencia no sea una gran amenaza. Desgraciadamente hay conflictos para todos. Sin embargo, ellas, como grandes profesionales, desconfían de otros profesionales que afloran con un simple título en la mano, sin vocación, sin preparación práctica específica y sin la sensibilidad que se requiere. La mediación en conflictos no equilibra a las partes con la ley en la mano, sino que busca el acuerdo que los sentimientos, las necesidades y los intereses de las partes entienden aceptables. Esto es mucho más humano, pero algunos abogados los ven como una amenaza, como que se quieren comer un trozo de su pastel.

Pero la verdad es que esta resolución de conflictos es más humana, más rápida y mucho más económica, lo que hace que sea un procedimiento ideal para todos, especialmente en tiempos de crisis, cuando a la gente no le merece tanto la pena humillar al contrario con una efímera sentencia judicial. Ellas son pioneras en la zona, ellas han dado primero y disfrutan de las primeras oportunidades que da este nuevo sector. También son las primeras que se topan con puertas que se cierran y desconfían de algo que no se sabe aún que es. Pero con fuerza siguen empujando hacia adelante porque, por encima de todo, confían en su labor.

Para ello cuentan con la complicidad adquirida en proyectos conjuntos previos, con la diversidad profesional, una pedagoga y la otra psicóloga, ambas con un máster en mediación, con una juventud que les da una sonrisa arrolladora y una profundidad abisal en la mirada. Y ¿por qué no?, cuentan con la necesidad de tirar de una familia. Toda una garantía de éxito.

Actualmente se ubican en un despacho en Almendralejo y en una oficina en el Centro Empresarial y de Nuevas Tecnologías del Proyecto URBAN de Mérida, ambos en la provincia de Badajoz. Allí pueden encontrar unos valores morales a la disposición de los sentimientos que les genere sus conflictos, sean familiares, vecinales, laborales o de cualquier tipo. Como ya he comentado antes, todo es mucho más humano, más rápido y más barato y, además, sepa también que los acuerdos a los que llegue con su otra parte tienen plena validez jurídica.



Lea también:
Todo sobre Emprendedores 2020
Canal Emprendedores TV>>
Nace el club 'Ruta al 2020': Otra oportunidad para los emprendedores

Te recordamos que... 
- Estamos en Twitter @emprender2020
- Tenemos un hashtag #Emprendedores2020
- Y en Facebook: Emprendedores2020
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com