18 de junio de 2019, 8:35:29
Sociedad Castilla-La Mancha


20 partidos pactan prohibir el fracking si llegan a gobernar

>>Cuentan con el apoyo de varios colectivos, entre ellos la Plataforma Fracking No Guadalajara

Por Diariocrítico/EP

Una veintena de formaciones políticas, entre las que se encuentra el PSOE, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ERC o Ciutadans, junto con la Plataforma por un nuevo modelo energético y más de 40 colectivos, han sellado un pacto este miércoles en el Congreso por el que se comprometen a frenar y prohibir el fracking o la fractura hidráulica si llegan a gobernar después de las elecciones del próximo 2015.


Además, se han comprometido a paralizar "inmediatamente" cualquier proyecto de investigación o explotación de hidrocarburos no convencionales autorizados en la actual legislatura.

El fracking es una técnica basada en la inyección de millones de litros de agua a altas presiones, junto con toneladas de arena y sustancias químicas en el subsuelo, con el fin de recuperar el gas contenido en los poros de las rocas, según explican.

Esta técnica implica la apertura de cientos de pozos y el aporte continuo, mediante camiones, de todos los elementos necesarios (maquinaria, agua, arena, sustancias químicas), además de la infraestructura necesaria para evacuar los hidrocarburos extraídos.

Así, han querido mostrar su rechazo "total" a esta "polémica técnica" lanzando un "compromiso sólido" y un "mensaje claro" a las grandes empresas interesadas en este tipo de proyectos de que "no lo van a tener nada fácil" dada la "fuerte oposición" ciudadana que se está produciendo en los territorios afectados.

Según recuerdan, el Gobierno 'popular' modificó la Ley de Hidrocarburos con el fin de dar marco legal a la técnica de la fractura hidráulica y la concesión de numerosos permisos de investigación en todo el Estado, restando así su soberanía de las regiones afectadas por estos permisos.

En este sentido, alertan de que estas prácticas se están incrementando, al tiempo que aumenta la preocupación ciudadana por el tema, y sin tener en cuenta los riesgos asociados a este tipo de industria, como la contaminación de acuíferos por los productos químicos empleados, contaminación atmosférica, modificación paisajística, gran ocupación del territorio, o terremotos, por ejemplo.

"La explotación de este tipo de yacimientos supone un impacto ambiental con consecuencias irreversibles y se trata de una actividad transitoria que procura mantener un modelo energético basado en los combustibles fósiles, por lo que promueven la explotación de hidrocarburos, y alejaría de los compromisos de España en la lucha contra el cambio climático, así como en la transición hacia un modelo energético basado en las energías renovables", señalan.

En concreto, han consensuado un manifiesto: PSOE, Izquierda Plural, ERC, Compromís, Equo, BNG, Amaiur, Geroa Bai, Coalición Canaria, Nueva Canarias, CHA, Podemos, Ciutadans, la Confederación de los Verdes Els Verds Berdeak Os Verdes, Los Verdes-GiraMadrid y los del País Valenciano, PACMA, Izquierda Anticapitalista y la Plataforma por un nuevo modelo energético.

Compromiso también de 41 colectivos

Todas ellas, junto con 40 colectivos sociales y la Plataforma por un Nuevo modelo energético llevarán a cabo esta tarde un acto público en el cual firmarán otro documento, llamado 'declaración de la sociedad civil contra el fracking', "con un marcado tono social y ambiental".

En el escrito se recalca la necesidad de abandonar de manera "inmediata" toda operación de fractura hidráulica, apostando por un cambio de modelo energético basado en el ahorro y en la eficiencia energética, en el que las renovables y las personas cobren "mucho más" protagonismo.

La Plataforma Fracking No Guadalajara, una de las organizadoras

La Plataforma Fracking No Guadalajara  ha sido una de las organizadoras de este acto cuyo interés se centra en "evitar daños al medio ambiente y a las personas, así como paralizar cualquier proyecto autorizado hasta la fecha". 

En esta situación se encuentra el proyecto Cronos, que recibió autorización del Gobierno de Mariano Rajoy en mayo del año pasado, y afecta a cerca de 20.000 hectáreas de Guadalajara, repartidas entre una decena de municipios situados en una zona protegida dentro de la Red Natura 2000, en la que también tiene su nacimiento el río Tajuña.

Precisamente, explica la plataforma, "la contaminación de acuíferos por el uso de productos químicos altamente tóxicos es uno de los principales riesgos asociados al "fracking", junto con otros como la posibilidad de provocar terremotos, la contaminación atmosférica o la ocupación grandes superficies de terreno, que se ven modificadas de manera irreversible". 

Por estas razones, mantienen que se trata de una actividad incompatible con los sectores productivos que existen actualmente en el terreno (fundamentalmente, agricultura, ganadería y turismo) y con una adecuada gestión de los recursos naturales.

 

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com