24 de noviembre de 2020, 19:04:17
Nacional


El órdago de Gallardón aparca de nuevo la Ley del Aborto

> La oposición se une casi al completo para advertir al Gobierno que el proyecto "no es enmendable, sólo rechazable"

Por Vicente Mateu

Gallardón tendrá que esperar. Con todo preparado para que mañana el Consejo de Ministros diera luz verde a su ley del aborto, sus declaraciones del pasado lunes sobre el supuesto de malformación del feto la han borrado del orden del día. El órdago del ministro de Justicia y el espectáculo de esta tarde en el Congreso de los Diputados, donde en estos mismos momentos se celebran al mismo tiempo dos encuentros sobre el aborto de sentido completamente opuesto  obligan a retrasar la polémica reforma por puro sentido común político. 


Cuando se daba por hecho que la nueva ley incluiría la malformación del feto como causa legal para abortar, las palabras del ministro de Justicia echaron por tierra el único resquicio que le quedaba al Gobierno y al PP para acallar al menos las críticas de buena parte del partido. 

En el Congreso, el Grupo Popular ya sabe lo que le espera: "El proyecto no es enmendable, sólo es rechazable". La portavoz socialista, Soraya Rodríguez, lo ha dejado así de claro en la apertura de las jornadas convocadas por casi toda la oposición, PNV y Convergencia Democrática de Cataluña incluidos, para contraprogramar la de parlamentarios pro vida convocada en otra dependencia del Congreso. Unas jornadas de apoyo a la ley a la que no asiste ningún miembro del Gobierno, que han excusado su asistencia.

Junto a la portavoz del PSOE, Cayo Lara, casi el único varón en una sala abarrotada de mujeres, cuyo objetivo es que el proyecto ni siquiera llegue al Consejo de Ministros. "Esta batalla la tenemos que ganar, y hay que ganarla en la calle", fue el mensaje del líder de IU.

Media hora después comenzaba el seminario de la asociación de Parlamentarios Pro Vida, una organización de carácter internacional que en estos momentos preside el senador popular Javier Pintado, con el objetivo declarado de apoyar el anteproyecto del Gobierno "para reducir el número de abortos en nuestro país".El denominador común de la reunión fue insistir en que España se ha convertido en un referente mundial en la lucha "por revertir la tendencia a considerar el aborto como un derecho", y que hay muchos ojos puestos en la reforma. Era la forma de contrarrestar las numerosas críticas y quejas que también ha provocado fuera de nuestras fronteras. 

Ruiz Gallardón  tiene la excusa perfecta en el Consejo de Estado para justificar un nuevo retraso. Todavía no se ha cumplido este trámite, consultivo pero preceptivo según han confirmado a Diariocritico varios consejeros, lo que estira las fechas casi tres meses, los 80 días de plazo que este organismo tiene para emitir su informe.

El ministro, sin embargo, jugaba con las palabras al afirmar que la malformación no será la causa para interrumpir el embarazo, sino el daño psicológico que pueda sufrir la madre, lo que respeta el espíritu de sus declaraciones y no le obligará a rectificar.


Lea también:

La reforma del aborto de Gallardón vuelve a ser el centro de la polémica: partidarios y detractores llegan al Congreso
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com