18 de enero de 2021, 16:02:01
Fútbol

Francia-Alemania y Brasil-Colombia


Llega la fase mundialista definitiva: cuatro equipos, a ganarse los cuartos... de final

Por Emilio Martínez Espada

El Mundial se va adentrando en sus momentos más decisivos, emocionantes e incluso morbosos. De momento, los supervivientes de la fase de grupos y la de octavos de final, quieren ahora ganarse los cuartos... también de final. Dos choques de mucho interés. Francia-Alemania, sin un claro favorito, y Brasil-Colombia, con los de la canarinha teóricamente superiores por historia pero asustados por lo que sería un tremebundo fracaso: quedar eliminados ante el equipo revelación. Ojalá, al menos, sigamos disfrutando del espectáculo del deporte re. 


Las selecciones de Francia y Alemania inauguran este viernes los cuartos de final (18:00 horas/GolT) en el estadio de Maracaná, en un partido en el que los franceses quieren vengarse de los dos últimos enfrentamientos mundialistas ante los alemanes -ambas como Alemania Occidental-, en las semifinales de 1982 y 1986, que acabaron con sendas victorias de los germanos.

Especialmente doloroso para los galos fue el primero de los dos cruces en la década de los 80. En el Mundial de España, en Sevilla, franceses y alemanes se jugaron la final en un partido que tuvo encarrilado Francia en la prórroga -se pusieron 3-1-; pero en el que finalmente la Alemania Occidental de, entre otros, Uli Stielike y Paul Breitner, consiguió llevarse en la tanda penaltis.

Más claro fue el triunfo alemán en el año 1986, en el Mundial celebrado en México. Los tantos de Andreas Brehme y Rudi Völler sirvieron para doblegar a una Francia que llegaba a aquel campeonato como una de las grandes favoritas tras vencer dos años antes la Eurocopa. Sin embargo, el seleccionador francés, Didier Deschamps, quiso quitarle importancia a estos duelos clásicos indicando que los jugadores actuales "no habían nacido". Además, el técnico nacido en Bayona aseguró que sus jugadores "tienen derecho a soñar" pero que "la realidad" les sitúa en el partido ante Alemania.

 Francia llega a la cita de Maracaná después de haber superado con dificultades a Nigeria, a la que venció 2-0 con dos goles en los últimos diez minutos pero frente a la que no controló el desarrollo del juego prácticamente en ningún momento. A priori, los 'bleus' se encontrarán este viernes con un estilo en contra que les viene bien. Y es que Francia se ha mostrado mucho más cómoda durante este Mundial cuando ha tenido espacios para desplegar la potencia de Pogba y Matuidi, la verticalidad de Griezmann y Valbuena y la calidad de Benzema. Un escenario posible ante una Alemania que le gusta dominar el partido a través de la posesión de balón.

A la caza de las cuartas semifinales consecutivas

Y si a Francia le costó acceder a los cuartos de final, no fue más sencilla la victoria de Alemania ante Argelia. Los triples campeones mundiales tuvieron que recurrir a la prórroga para deshacerse del equipo de Halilhodzic, que complicó la vida al equipo de Joachim Löw más de lo previsto. Aún con sufrimiento, Alemania aterriza en su lugar habitual en los Mundiales. Y es que con el partido del viernes, será el noveno campeonato consecutivo en el que harán acto de presencia en los cuartos de final. Una cifra que aumenta hasta las 14 apariciones en esta ronda en las 18 participaciones alemanas -como Alemania unificada y Alemania occidental-.

Para conseguir sus cuartas semifinales seguidas, algo que nadie ha conseguido jamás en la historia, Joachim Löw seguirá confiando en Lahm para el lateral. "He tomado mis decisiones, incluido el rol de Lahm y la aguantaré hasta el final", sentenció en declaraciones a los medios presentes en Brasil. Por lo demás, el entrenador del equipo alemán no debería presentar una alineación muy distinta a la del día de Argelia en un once en el que recuperará a Mats Hummels, que se perdió el choque ante los magrebíes por una gripe. Los de arriba serán los mismos, con Özil, Kroos, Götze y Müller, buscando el gol desde la asociación; en el ya consolidado camino alemán de Löw y los suyos a la victoria.

 Será un choque de trenes y de estilos en uno de los estadios más emblemáticos del mundo. Francia quiere vengarse de las derrotas de sus antepasados y Alemania conseguir un registro histórico. Y en el horizonte de ambas, vencer a Brasil, si es que los sudamericanos logran vencer a Colombia. La anfitriona y siempre favorita Brasil, cuya inestabilidad de los últimos días empieza a sembrar las dudas en el momento clave del Mundial, se enfrenta este viernes (22.00 horas/Telecinco) en los cuartos de final a una Colombia que ha demostrado su solvencia y que cuenta con uno de los mejores jugadores en lo que va de Mundial, James Rodríguez.

Cara cruz para Brasil... y Colombia

Criticada en los últimos días tras su pobre juego desplegado en el choque de octavos de final ante Chile, en el que selló el pase para esta ronda en la tanda de penaltis, Brasil afronta los cuartos de final de 'su' Copa del Mundo en su peor momento en lo que va de campeonato. De hecho, las dudas acerca de la estabilidad emocional de los futbolistas, que han necesitado en los últimos días la ayuda de los psicólogos de la 'Canarinha', pueden ser uno de los motivos que expliquen la gran dificultad que está teniendo el combinado de Luiz Felipe Scolari para mantener el equilibrio en su juego durante la totalidad de los encuentros.
   
Junto a eso, el seleccionador brasileño tendrá que lidiar en el choque de este viernes con la duda en el lateral derecho, donde Dani Alves podría verse relegado a favor de Maicon, y con la baja en el centro del campo de Luiz Gustavo, suspendido por tarjetas amarillas. No obstante, todo apunta a que su sustituto en el once será el jugador del Chelsea Ramires. Más clara tiene Scolari la decisión sobre el ataque, ya que a pesar de las molestias sufridas por su estrella, Neymar, en los últimos días, el delantero volverá a liderar el juego ofensivo del combinado 'verdeamarelho' para romper la mala racha que ha encadenado Brasil en los dos últimos Mundiales, en los que no ha conseguido pasar de esta fase.

Sin embargo, la afición brasileña también tiene motivos para ser optimistas, toda vez que su selección se ha llevado 15 de los 25 encuentros que ha disputado ante Colombia, aunque ninguno de ellos en un Mundial. De hecho, sólo en dos ocasiones la escuadra 'cafetera' ha sido capaz de ganar el choque, la última de ellas hace 23 años, aunque en los cuatro últimos antecedentes firmaron las 'tablas'. Así pues, la selección colombiana buscará poner fin a esa racha y conquistar su tercer triunfo ante Brasil, una victoria que supondría un doble premio: pasar a semifinales por primera vez en su historia y eliminar a la poderosa 'Canarinha', pentacampeona del mundo, en su propio país.

Para ello, al combinado dirigido por José Pékerman le bastará con seguir mostrando la solvencia y el buen juego exhibido en los cuatro partidos que ha disputado en el Mundial, todos ellos resueltos con victoria. Con 11 goles a favor, apartado en el que sólo es superada por Holanda, y sólo dos en contra, Colombia tiene ante sí una oportunidad histórica. En ese sentido, su solidez defensiva y su verticalidad asumen un mayor valor teniendo en cuenta la gran efectividad de la delantera 'cafetera' de cara a puerta, ya que marca un gol por cada tres tiros entre los tres palos.

 Además, la selección colombiana tiene en sus filas a la sensación de la Copa del Mundo, el joven James Rodríguez. El mediapunta se ha erigido como la pieza clave de un equipo llamado a alcanzar grandes metas en esta cita mundialista. De hecho, es el máximo goleador del campeonato con 5 tantos, uno más que el brasileño Neymar, el argentino Messi y el alemán Müller.  Con todo, el encuentro que se disputará en el estadio Castelao de Fortaleza, con el árbitro español Carlos Velasco Carballo impartiendo justicia sobre el terreno de juego, tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de los duelos más atractivos del Mundial.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com