20 de junio de 2019, 19:43:51
Opinión


El triunfo de la voluntad

Por Julia Navarro


El de Pedro Sánchez es el triunfo de la voluntad. Es un hombre que cree en sí mismo, es un luchador, un corredor de fondo que ha llegado a la primera etapa de su destino.
Hace unos meses era un perfecto desconocido y hoy es el secretario general del PSOE. Sí, la militancia socialista ha convertido a Pedro Sánchez en su nuevo líder y en mi opinión su elección es un acierto, y espero no equivocarme al hacer esta afirmación como en su día me equivoqué con José Luis Rodríguez Zapatero.
Pero vayamos por partes: hay que destacar que Pedro Sánchez ha ganado a pesar del "aparato" de su partido. Me refiero a Alfredo Pérez Rubalcaba y la actual dirección por más que por otra parte sea evidente que Susana Díaz ha hecho que la balanza se inclinará en el lado de Pedro Sánchez.
Además de tener al "aparato" en contra Pedro Sánchez ha tenido que encajar una campaña realmente sucia por parte de quienes han pretendido enfangarle por haber formado parte de la Asamblea de Caja Madrid en función de su cargo como concejal del Ayuntamiento de Madrid. Puestos a querer denigrarle incluso hay quienes han intentado frivolizar su figura acusándole de "guapo" y comparándole con Ken el novio de Barbie.
Los ataques han sido tan burdos que al final les ha salido el tiro por la culata a los que pretendían hacerle daño. De manera que P.S ha tenido que encajar los ataques de "fuerzas oscuras" de su propio partido.
Pero ahora ya estamos en el día después, en el día en que Pedro Sánchez que ha ganado limpiamente la secretaría general tiene que afrontar varios desafíos, el primero ser la argamasa que necesita su partido y a partir de ahí recuperar credibilidad para el PSOE impulsando un proyecto político con propuestas creíbles para dar respuesta a los problemas reales de los ciudadanos.
Y es que el PSOE tiene un grave problema de credibilidad porque en los últimos años ha suscrito políticas que nada tenían que ver con las de un partido de izquierdas y sus votantes se han sentido abandonados. Además ha mantenido una posición errática sobre el modelo de Estado y el problema del desafío independentista de Artur Mas y sus socios de Esquerra Republicana.
En definitiva el PSOE y sus dirigentes en los últimos años habían perdido la "sintonía" con sus votantes y con esa mayoría social que es la que decide quién gobierna España.
He escrito en otras ocasiones que en mi opinión Sánchez es un político con los pies en el suelo, seguro de sí mismo y sin complejos respecto al fenómeno de "Podemos". Creo también que es un hombre de cabeza fría que sabe lo que es ganarse la vida fuera de la política y que está más cerca que otros dirigentes de su partido de lo que pasa en la sociedad. También es una persona que escucha, al menos hasta ahora, y parece tener domeñado el "ego".
Tiene también una edad que le permite conectar con distintas generaciones y no es "adanista", lo que supone un alivio, porque solo los estúpidos creen que la historia comienza con ellos.
Pedro Sánchez no lo va a tener fácil pero sin duda representa una esperanza no solo para los militantes socialistas sino para muchos votantes del PSOE decepcionados.
Solo se sabe si un barco es bueno o malo cuando se hace a la mar, de manera que habrá que esperar a ver cuales son los primeros pasos y declaraciones del nuevo líder del PSOE. Y eso sí, en esta hora en que seguro que le salen amigos por todas partes y gente que presumirá de haberle "descubierto", no estaría de más que se rodeara de gente que le recordara que solo es un hombre al igual que en la antigua Roma se hacía con los generales victoriosos. Cuando regresaban a Roma después de haber ganado alguna batalla importante eran recibidos con entusiasmo como héroes pero al mismo tiempo llevaban a su lado un esclavo que les repetía sin cesar "recuerda que solo eres un hombre".
Yo espero por su bien, el del PSOE y sobre todo por el de nuestro país, que no sufra el mal de altura.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com