23 de noviembre de 2020, 23:52:37
e-Xclusivo


Las 'perlas' de una cita en La Moncloa...y fuera de ella

Por Diariocrítico


*Muy molestos los periodistas porque la comparecencia de Artur Mas tuviese lugar en la librería Blanquerna, sede de la Generalitat catalana, en la calle de Alcalá, lugar incómodo donde los haya para estos menesteres, en lugar de en la sala de prensa de La Moncloa, donde todos los estadistas extranjeros y nacionales comparecen tras sus encuentros con el presidente del Gobierno de turno. Dieciséis cámaras y sesenta y cuatrio periodistas asistieron a esa rueda de prensa, tras una espera de más de dos horas. Y Mas no defraudó: contestó a todo "en catalán, en castellano, en inglés o en francés, en el idioma que ustedes me pregunten", se zafó como pudo del pringoso 'tema Pujol', aludiendo a que todo lo había respondido ya el día anterior e incluso reaccionó con elegancia ante una pregunta sobre las irregularidades económicas de su propio padre.

*Dadas las circunstancias, Mas estuvo amable. No dejó ni una sola pregunta sin resolver y solamente se irritó un poco, ni siquiera demasiado visiblemente, cuando una informadora le preguntó si pensaba dimitir en el caso de que la respuesta en el referéndum fuese contraria a la independencia de Cataluña: "yo he prometido que habrá consulta, no independencia", dijo.

*El president, inalterable cuando un energúmeno, que no llegó a bajar las escaleras de la sala donde se celebraba la rueda de prensa, se puso a lanzar gritos de "Visca Espanya". El president había acudido dispuesto a mostrar su mejor talante, y lo cierto es que lo consiguió.

*¿Cómo se prepara el próximo 11 de septiembre, la Diada? No lo espècificó, pero prometió que será "espectacular". Tampoco quiso revelar qué ocurrirá si el Estado, en este caso el Gobierno central, le impide físicamente celebrar la consulta, epro especificó que "en Cataluña, afortunadamente, no hay violencia".

*No pudo evitar Mas subrayar que la mitad de los puestos de trabajo que se crean en España provienen de Cataluña. Lo dijo dos veces.

*Trató de comparar el 'caso Pujol' con el de Bárcenas, con los ERE andaluces, con Gürtel y hasta con el de Urdangarín. Acaso no se dio cuenta de que con ello estaba empeorando, en lugar de minimizando, el alcance de las irregularidades cometidas por el ex president de la Generalitat.

*A veces, hasta estuvo dicharachero: cuando vio muchos brazos alzados para preguntarle, quiso saber: "¿ustedes ya han comido? Porque yo no". Luego, como la sesión de preguntas se prolongaba, dijo en catalán: "no solo no comeremos, sino que tampoco cenaremos".

*El president catalán anunció que se reuniría en la misma tarde del miércoles con los líderes de los partidos favorables a la consulta para explicarles 'in extenso' lo tratado con Rajoy.

Lea también:

- Artur Mas dice, sobre Rajoy y la consulta, que "hablando se entiende la gente", pero anuncia 23 condiciones para rebajarla
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com