18 de abril de 2019, 14:22:15
Emprendedores 2020

'Emprendedores2020'


Juan Carlos Fernández Incera, de Acuerdalo.com, nos aconseja sobre las distintas fuentes de financiación para emprendedores

Por MUA/Emprendedores2020

Jorge Carretie (26 años), Beatriz Carretie (24) y Juan Carlos Fernández Incera (24) son un claro ejemplo de cómo la cultura emprendedora va calando en los más jóvenes. Y es que, según explican, no son "la clásica historia de autoempleo". "Todos los fundadores tenemos muy arraigada la vocación emprendedora, incluso dos de nosotros tenemos experiencia empresarial previa", cuentan.


Fuentes de financiación para startups
 
El mundo del emprendimiento está en auge, algunos incluso afirman que se está formando una burbuja. En consecuencia, existe una clara evolución en torno a las startups en casi todos los ámbitos que lo rodean.  Desde métodos para conceptualizar y prototipado de la idea hasta técnicas de desarrollo ágil.

Sin embargo, cabe mencionar que una de las áreas que más ha evolucionado es la de la financiación. Muchos emprendedores, se hacen la pregunta de cuál es la fuente de financiación más adecuada. Y la respuesta es como muchas otras al iniciar este camino y es que 'depende'. No hay una mejor que otra. Cada proyecto deberá evaluar cuál le conviene más para su modelo de negocio y el estadío en que se encuentra su desarrollo.

Antes de entrar en la descripción de las distintas fuentes de financiación, me gustaría dar algunos consejos o consideraciones que como emprendedor me hubiese gustado que me diesen en los inicios y que muchas veces se pasan por alto.

Cuando inicias un proyecto de cualquier índole, el emprendedor siempre tiene que hacer un esfuerzo por sentar unas buenas bases y filosofía de la compañía junto a sus fundadores. Esto incluye, que desde el comienzo los socios pongan sobre la mesa su nivel de compromiso con el proyecto y los recursos además de su tiempo que pueden aportar a éste. Al mismo tiempo, creo imprescindible que se hable sobre los objetivos de cada uno de ellos ya que pueden ser muy distintos. Esto ha de ser fundamental para sentar las bases que comentábamos, que sin duda es una de las partes más importantes del lanzamiento. Es básico conocer el nivel de implicación de cada uno y veremos como esto también influye a la hora de la búsqueda de la financiación.

Debemos dividir las fuentes de financiación por fases de desarrollo del proyecto para entender bien su utilidad en cada fase. Por supuesto, cada negocio es distinto y de ninguna manera es necesario financiación en cada uno de ellos.
 
Fase 0. Conceptualización de la idea

 
En esta primera fase se establece las bases del negocio, y se forma el equipo inicial. A título personal, recomiendo a los emprendedores alargar en la medida de lo posible la constitución de la sociedad para dar tiempo a conocerse los miembros del equipo y empezar a formar un método de trabajo en conjunto.
 
En esta fase se deberá convertir una idea inicial en una oportunidad de negocio. Para ello es necesario realizar mucha investigación de mercado e informarse lo máximo posible.  Una vez hecho esto, se deberá realizar un business plan para reunir en un mismo documento un plan de acción y toda la investigación previamente realizada.
 
Llegados a este punto, quizás el emprendedor se plantee buscar capital para dar sus primeros pasos, pero la pregunta que debe hacerse es ¿tengo recursos propios para ello? ¿Estoy dispuesto a dedicar esos recursos en este momento? Habrá múltiples respuestas y opiniones al respecto.

A título personal decir que soy más de la filosofía de primero crear valor y apostar por el negocio y acudir a financiación cuando el negocio lo necesite o para crecer a más velocidad una vez validado.  Muchos emprendedores se ven tentados a en esta fase buscar financiación y autoemplearse.
 
En cualquier caso, muchos proyectos no pueden iniciarse sin financiación externa y deberán acudir a las siguientes fuentes de financiación:
 
·         Friends Fools and Family (FFF): Como su nombre indica se trata de gente muy cercana a nosotros que esté dispuesta a realizar una aportación al proyecto económica para dar los primeros pasos. Esta fuente de financiación posee ventajas:
 
o   Al tratarse de un inversor cercano, en muchas ocasiones basta con poco más que la confianza en el equipo y que guste el proyecto.
o   En la mayoría de las ocasiones no se involucran en el negocio y dejan libertad de actuación
 
La principal desventaja debería ser que puesto se trata de la fase de mayor riesgo para el proyecto se demande un número razonable de participaciones a cambio de la aportación económica.
 
Esta fuente de financiación existe siempre, pero se suele acudir generalmente tras la conceptualización de la idea o tras el primer prototipo. Las cantidades suelen ser muy reducidas del orden de 10000€-30000€
 
·         Aceleradoras early-stage:
Otro recurso cada vez más conocido es el de las incubadoras. Éstas seleccionan mediante un concurso los proyectos más interesantes. Esto primero valida la oportunidad de negocio y además te ofrece por lo general lo siguiente:
 
o   Espacio de trabajo: Un entorno de trabajo que aporta mucho al día a día del desarrollo del proyecto junto al resto de proyectos ganadores. Esto supone trabajar con emprendedores que han pasado el mismo proceso de selección y con los que se puede establecer muchas sinergias y ayudarse unos a otros.

o   Mentoring: Las aceleradoras prometen poner a disposición del emprendedor gente de éxito para poder estudiar y refinar el modelo de negocio
o   Red de contactos: Suelen poner a disposición su red de contactos para facilitar al proyecto los primeros acuerdos con terceros.
o   Ayuda para futuras rondas de financiación: Preparan tu proyecto para captar más capital una vez listo el modelo de negocio.
o   Préstamo participativo: También invierten en el proyecto a través de un préstamo participativo. La cantidad varía mucho dependiendo de cada una de las aceleradoras que van de 40000-100000€
 
La primera ventaja de esta fuente de financiación es que no solo aporta financiación, si no que además aporta algo más. Aquí, me gustaría recomendar al emprendedor que evalúe muy bien lo que ofrece la aceleradora ya que muchos de estos servicios extra solo se pueden comprobar una vez dentro y por tanto no es fácil cuantificar el valor de cada uno de ellos. Recomiendo al emprendedor revisar muy bien el contrato y las condiciones.

Es bastante común, una vez seleccionado tener miedo a decir que no por esta razón. No obstante, si has sido seleccionado para entrar debes tener en consideración que ese simple hecho ya te puede abrir muchas puertas ya que eso significa que tu modelo gusta y es interesante para los inversores. Por tanto, en futuras rondas de financiación esto será muy bueno a los ojos de futuros inversores.
 
En resumen, las aceleradoras son un instrumento muy interesante que permiten acortar mucho el período inicial de lanzamiento y de puesta en marcha.
 
·         Crowdfunding: Esta vía de financiación es muy nueva y cada vez más utilizada. Suele encajar muy bien con proyectos del tipo desarrollo en el que se requiere de recursos para una primera línea de fabricación o desarrollo. Las plataformas de crowdfunding permiten publicar un proyecto con un objetivo económico. Los usuarios podrán aportar sus cantidades y a cambio recibir algo en compensación como un acceso preferente a una herramienta tecnológica, edición exclusiva de un producto o cualquier otra manera de compensación que el emprendedor proponga. A su vez, estas plataformas proponen dos esquemas distintos una vez termina el plazo para concluir la captación del capital
 
o   Financiación fija: Se pone como objetivo una cuantía y si no se llega a esta, se devuelve el importe íntegro a cada uno de los contribuyentes.
o   Financiación flexible: En caso de no llegar al objetivo, se recaudarán igualmente todas las contribuciones de los financiadores.
 
Las ventajas de esta modalidad son muy interesantes. Por un lado, los que financian el proyecto no toman el control de ningún tipo en la empresa, aunque en algunas plataformas también se permite la compra de participaciones con cada aportación. En estos casos y por el número de financiadores, se creará una sociedad reuniendo a todos y será esta la que participe de la empresa final. No obstante, la principal ventaja es que las aportaciones pueden exceder el objetivo y existen varios casos en que la recaudación se ha multiplicado hasta x10.
 
Cabe destacar que esta vía de financiación expone el modelo de negocio a todos los que visitan el proyecto. Luego, queda a criterio del emprendedor evaluar si ésta es la mejor vía. Por otro lado, es fundamentalmente idear una buena estrategia de marketing en esta vía de financiación ya que conozco algunos casos de ideas muy buenas pero que por no idear una buena estrategia de marketing no han podido llegar al objetivo en el tiempo estipulado. El crowdfunding exige un marketing base aún con ideas muy buenas.
 
Fase 1. Validación

 
En esta fase, se ha desarrollado parte o todo el negocio. Por lo general, ya se está facturando y el modelo de negocio queda validado. Llegado a este punto, el negocio necesitará un impulso adicional para terminar de implementar alguna de las funcionalidades o realizar acciones necesarias para poder hacer el modelo de negocio escalable. Es por ello que para proceder a estas vías de financiación se suele exigir un modelo de negocio con perspectivas y estimaciones de crecimiento al mismo tiempo que unos objetivos claros.
 
·         Crowdlending: Ésta es otra modalidad que nace del crowdfunding. La principal diferencia es que en este caso las aportaciones serán préstamos y que dependerá de cada caso las condiciones de éstos. Cada vez son más las plataformas de crowdlending que nacen. Ésta puede ser también una buena solución para muchos proyectos. Sin embargo, en estos casos se suele exigir que el negocio esté ya en funcionamiento y que el dinero recaudado se utilice para expandir el negocio o abrir nuevas vías de ingresos. Se aseguran por tanto intereses muy altos en comparación a lo que ofrecen los bancos.

·         Business Angel:
Aunque la figura de business angel puede darse en fases prematuras o posteriores en el proyecto, he considerado que encaja mucho mejor en ésta. El Business Angel, no es más que uno o un conjunto de inversores que invierten en el negocio a título personal. Lo que el emprendedor siempre desea es que el Business Angel aporte además de su capital, su experiencia y su tiempo en el negocio. Es lo que comúnmente se ha llamado 'Smart-money'. Advertiría a los emprendedores que tengan perspectiva sobre ello ya que por lo general, los Business Angels son gente ocupada y no siempre disponen de su tiempo o recursos para el proyecto. Advertiría al emprendedor que existen algunos casos en que el Business Angel no cubre las expectativas del emprendedor más allá del aporte monetario. En estos casos, es bueno tener un buen pacto de socios en caso que sea necesario.
 
Fase 2. Expansión

 
El proyecto ya no sólo está validado sino que además esta listo para escalar a otros mercados. La situación más común en esta fase es la internacionalización.
 
·         Aceleradoras High-Growth: Estas aceleradoras no son muy comunes pero son cada vez más numerosas. Suelen surgir de consultoras grandes que suelen trabajar a nivel internacional. Su objetivo es asistir y ayudar en el proceso de internacionalización o expansión del negocio. Son parecidas a las aceleradoras early-stage pero a diferencia de éstas además de financiación, ponen a disposición personal comercial, laboral, legal,... además de su experiencia en el mercado internacional.

Esta suele ser una opción interesante ya que aunque el modelo esté listo para su expansión, se requiere de un conocimiento previo de los mercados a expandir. Sin embargo, muchas startups llegado a este punto, prefieren pagar por el servicio y paralelamente encontrar mayor financiación por otra vía.

·         Venture Capital: Suelen tratarse de organizaciones que invierten en negocios que ya están validados y consolidados con prospección
internacional. Lo habitual es que las inversiones se hagan por tramos en función del progreso del negocio. Las cantidades varían pero podríamos decir que se encuentran 200 000 - 1 000 000€.
 
Fase 3.


Por último, englobamos en esta fase negocios ya considerados éxito que están maduros y muy bien posicionados en su mercado. En esta situación lo que suele ocurrir es que la empresa sea adquirida por una mayor o por el contrario se aspire a una salida a bolsa.
 


Lea su artículo en 'Emprendedores2020':Jorge, Beatriz y Juan Carlos: "No somos la clásica historia de autoempleo"

Acuerdalo.com

Todo sobre:
Club 'Ruta al 2020'
Todo sobre Emprendedores 2020
Canal Emprendedores TV>>

Te recordamos que... 
- Estamos en Twitter @emprender2020
- Y en Facebook: Emprendedores2020
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com