22 de agosto de 2019, 20:13:22
Opinión


Botín, uno de los grandes ejemplos

Por Lorenzo Amor


D. Emilio fue uno de los grandes ejemplos de hombre que consigue lo que se propone, de hombre con ideas claras que sabe cómo llevarlas a cabo. Quiso poner la marca "Banco Santander" en lo más alto, dentro y fuera de España. Y, para ello, no se sintió sujeto a lo que veía a su alrededor, a las maneras establecidas, no se sintió obligado a seguir la corriente de lo que los demás hacían. Supo diseñar una estrategia, arriesgar con ella y no parar hasta no verla convertirse en realidad. 

Se podría decir que D. Emilio fue uno de los grandes modernizadores de la banca española, un espejo en donde otras muchas entidades financieras no han tenido más remedio que mirarse. Sus decisiones, sus determinaciones, arrastraron a otros muchos bancos a moverse y, muchas veces, los sacó del conformismo logrando poco a poco que, entre todos, se lograra configurar un sistema financiero español,  modelo de rentabilidad en Europa durante muchos años.

Echaremos de menos una figura como la de D. Emilio, maestro de emprendedores y de innovadores. Parco en gestos y prolijo en ejemplos de cómo, si que quiere y se trabaja con ahínco, se pueden alcanzar todos los sueños.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com