13 de noviembre de 2019, 0:52:37
e-Xclusivo


Ceremonia multitudinaria para beatificar al prelado del Opus Dei Álvaro del Portillo

> En el acto participaron dos ministros (Luis de Guindos y Jorge Fernández Díaz) y otras muchas autoridades> El abogado Javier Cremades fue uno de los principales organizadores en España

Por Diariocrítico/Agencias


La Iglesia católica beatificó el sábado a Álvaro del Portillo, prelado del Opus Dei, en una ceremonia multitudinaria a la que han asistido más de 200.000 personas de 80 países, según la organización, y una amplia representación eclesiástica con 1.200 sacerdotes, más de 150 obispos y 17 cardenales.

El punto álgido de la ceremonia fue  la lectura de la declaración de beato por parte del delegado del papa, quien ha pronunciado la fórmula de beatificación en latín y ha señalado que la festividad del nuevo beato será el 12 de mayo, día de su Primera Comunión.

Tras esta lectura, se descubrió una serigrafía de Álvaro del Portillo de 4 por 6 metros que adornaba  el altar donde, además del prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, celebraron la ceremonia el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid, y el prelado del Opus Dei, Javier Etxebarría.

Finalizada la declaración de Amato, la familia de José Ignacio Ureta, el niño curado por intercesión del nuevo beato, fue la encargada de portar hasta el altar un pequeño relicario que contiene la sangre de Del Portillo. El milagro acreditado de Del Portillo consiste en la recuperación de este niño, que a los pocos días de nacer sufrió un paro cardiaco de más de media hora y una hemorragia masiva.


Personalidades

La organización del evento ha informado de que más de 200.000 personas se han acercado hasta el barrio madrileño de Valdebebas para asistir a esta celebración a la que han acudido los ministros de Economía, Luis de Guindos, y del Interior, Jorge Fernández Díaz. Han asistido, además, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce; la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, y el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, entre otros.

Con esta ceremonia terminó la causa de beatificación del sacerdote español que se abrió en marzo de 2004, diez años después de su muerte, después de que más de 200 obispos y cardenales solicitaran que se abriera este proceso.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com