8 de diciembre de 2021, 7:28:22
Empresas


Los beneficios de la dieta mediterránea promueven un nuevo estilo de vida más saludable


De todos es sabido que la dieta mediterránea reduce significativamente el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y cáncer. Las últimas tendencias apuntan a un nuevo estilo de vida mucho más saludable que surge entre los más consecuentes y que va más allá de sólo una lista de alimentos que consumir: incluye hacer deporte y algunas costumbres respetuosas con el medio ambiente.


Lo que hasta ahora han demostrado los estudios realizados

Numerosos estudios han demostrado que seguir una dieta mediterránea beneficia la salud. Se reduce hasta un 30% la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares: bajan los niveles de colesterol y previene la hipertensión y el infarto. También se reduce el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer. Aumenta la esperanza de vida, pero también la calidad de vida.

Es por ello que cada vez más personas están decididas a seguir un estilo de vida saludable relacionado con la dieta mediterránea. Básicamente, consiste en el consumo de más frutas y verduras, pescados, mariscos, carnes blancas e incluir el aceite de oliva, hasta 40 gramos diarios. Como es lógico, se reducen las raciones de canes rojas y las grasas de procedencia animal; también se evitan los alimentos procesados como la bollería industrial.

Cambiar la dieta supone un cambio en el estilo de vida. Las visitas a los grandes mercados en busca de hortalizas frescas se vuelven algo habitual. Pero no se trata únicamente de lo que hacemos en casa, sino también fuera. Hace unos años era difícil encontrar un restaurante donde comer que promoviera la dieta mediterránea, pero ahora es cada vez más fácil. Los productos de la huerta valenciana han cobrado protagonismo en los restaurantes, especialmente en la costa levantina.

Entrenamiento: Complementa la dieta mediterránea con el deporte

Sin embargo, después de hacer cambios en la dieta, muchas personas se dan cuenta de que hace falta algo más para llevar una vida sana. Aunque la alimentación es muy importante, hacer deporte de 2 a 3 veces por semana potencia los beneficios de la dieta mediterránea. Ayuda al control del peso y a sentirse mejor, con más energías.

Hay varios tipos de deportes complementarios a la dieta mediterránea, cada uno puede elegir a su gusto. Últimamente están de moda el running y el pádel, pero también son buenas opciones la de apuntarse al gimnasio y contar con los servicios de un entrenador personal; el límite es la imaginación de cada persona.

Para mantener este estilo de vida cada uno debe elegir un deporte que lo motive, hasta combinando varios para evitar caer en la monotonía. Hacer deporte moderado junto con una dieta equilibrada es la receta de muchos médicos para sentirse mejor.

Una nueva tendencia, energías renovables que ayudan al medioambiente

Incluso hay personas que van más allá y ven en el estilo de vida mediterráneo la oportunidad de proteger el medio ambiente. Algunas personas empiezan cultivando sus propias hortalizas y descubren la agricultura ecológica. A partir de ese momento se dan cuenta de lo mucho que la naturaleza agradece nuestros cuidados: nos devuelve productos de calidad.

Las frutas, verduras y hortalizas ecológicas aportan más vitaminas y nutrientes que las habituales. Si la dieta mediterránea es beneficiosa para la salud, lo es mucho más cuando se utilizan ingredientes ecológicos, libres de pesticidas y otros productos agresivos.

Es en este punto donde algunas personas se han dado cuenta de que el estilo de vida puramente mediterráneo incluye la protección del medio ambiente, y aquí todos salimos ganando: quienes vivimos ahora y las futuras generaciones.

Consecuentemente esta tendencia se complementa utilizando fuentes de energía renovables (coches eléctricos), como son la energía eólica y la energía solar. Es difícil conseguir que el 100% de la electricidad consumida venga de fuentes renovables pero se puede reducir la huella de carbono. Por ejemplo, en las pequeñas huertas pueden utilizarse instalaciones de energía solar para el control de riego. Al utilizar energía ‘natural’ en vez de generadores a base de combustible, los productos que la tierra devuelve son más sanos.

No es de extrañar que cada vez más personas apuesten por el estilo de vida que promueve la dieta mediterránea, muy beneficiosa para la salud, ya que fomenta una alimentación sana, mantenerse en forma haciendo ejercicio moderado y el cuidado del medio ambiente.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com