22 de septiembre de 2019, 18:26:51
Opinión Castilla-La Mancha


El PP se ahoga en su propio charco



La profunda crisis interna que afecta al Partido Popular está sacando los trapos sucios, por decirlo suavemente, de donde se creía que sólo había estilo, buenos modos y pulcritud. Claro que por creer, uno puede llegar a pensar que en torno a unas siglas todo el mundo obedece a unas mismas proclamas y pensamientos políticos.

El hasta ahora férreo control que se imponía en Génova, desde los tiempos de su fundador, Manuel Fraga, y al que todos, militantes, simpatizantes y cargos públicos obedecían, ha saltado por los aires con las últimas decisiones tomadas por el ejecutivo de Mariano Rajoy. Desde el distanciamiento, más o menos consensuado, contra el extesorero Luis Bárcenas, al que todos han colgado el cartel de malo, aunque en realidad lo que ha hecho es tirar de la manta, demasiado, en la supuesta financiación ilegal del PP y los sobres/sueldos, a determinados gerifaltes, de los que él no ha sido ajeno, hasta el portazo de Alberto Ruiz-Gallardón, por la retirada de la reforma de la ley del aborto, una decisión que muchos militantes del Partido Popular han calificado de dolorosa, y que no se ajusta en modo alguno con los postulados que siempre ha defendido el PP, pasando por los infinitos casos de corrupción, conocidos, entendidos, permitidos y amparados, que ha puesto en la picota, sobre todo, al PP madrileño, de la todopoderosa Esperanza Aguirre.

No son pocas las voces que claman contra los dirigentes del partido, donde siempre ha residido una clara intención de voto conservador, desde los disidentes que se agrupan en torno a las siglas de VOX, hasta los partidarios de un giro a la derecha, para recuperar la cordura e identidad que se ha ido perdiendo en estos años de gobierno del Partido Popular.

Es cierto que hace tres años, los españoles, hartos del despilfarro y mal gobierno socialista del innombrable Zapatero, otorgaron al Partido Popular y a Mariano Rajoy, la potestad en las urnas para sacarnos de una crisis galopante, y lo ha hecho, o al menos está en ello, pero el sacrificio al que ha sometido a este país, las muertes por suicidio que ello conlleva, la presión que ha ejercido contra el pueblo español, en estos años, y su alianza encubierta con la banca, ha dejado en la miseria a miles de familias, y a España, en los peores puestos en el ranking de pobreza a nivel mundial. Es cierto que nadie dijo que salir de la crisis sería fácil, pero como en cualquier guerra civil, los resultados no compensan y el sufrimiento al que el gobierno del Partido Popular ha sometido y somete al pueblo español es atroz.

Quedan menos de siete meses para las elecciones locales y autonómicas y, el resultado, si la aptitud del Partido Popular no cambia, que no va a cambiar, será clave en las generales previstas para el mes de noviembre de 2015. El enfrentamiento entre altos dirigentes del partido, a cuenta de la corrupción y los viajes sin justificar, el modo de actuar de Rajoy con el problema catalán, unido a la decisión de no eliminar las cláusulas suelo de las hipotecas, lo que conlleva una pérdida de casi tres millones de votos, por las familias afectadas de esta mala praxis bancaria, que todo el mundo ha criticado y sentenciado, desde Bruselas hasta el Tribunal Supremo, supone una sangría en la intención de voto, que en estos momentos el Partido Popular no se puede permitir, con un partido como Podemos, que le pisa los talones y un PSOE, que parece estar haciendo los deberes en sus problemas con la corrupción, y apostando cada día más por el sentimiento y el clamor de la calle, para una regeneración social y la vuelta al estado del bienestar.

A estas alturas, el desgobierno del Partido Popular es más que evidente. Mariano Rajoy anda despistado, perdido y sin rumbo, un no sabe, no contesta, en un más que fragmentado PP, donde al parecer, lo que interesa es tratar de guardar la ropa, antes que seguir nadando, olvidando aquella máxima de que, el que nada no se ahoga.

Ismael Álvarez de Toledo

periodista y escritor

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com