7 de diciembre de 2019, 20:41:17
Nacional


¿La violencia entre parejas homosexuales es de "género"?

Por Diariocrítico/Agencias

No hay una respuesta unánime. El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el presidente de la Junta de Extremadura ha anunciado que incluirá los casos de violencia entre parejas del mismo sexo entre los casos de violencia de género y ha desatado la polémica. Mientras la Confederación de Lesbianas y Gays de Madrid (COLEGA) aplaudía la medida, otras asociaciones como la Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (FELGTB) o la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas han criticado duramente el anuncio de Monago. El propio Ministerio de Sanidad ha asegurado tras las declaraciones de Monago que se debe considerar violencia de género a a la que ejerce el hombre sobre la mujer.


La violencia contra la mujer es uno de los grandes problemas del mundo actual. Un estudio llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con datos de 2013 revela que el 30%de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja, un porcentaje que se eleva hasta el 35% si se añade a personas distintas a la pareja.

El estudio analizó tanto la violencia física --bofetadas, golpes, empujones, que el hombre tire a la mujer algo con lo que puede ser dañada, etcétera-- como la sexual, entendiendo por esta última el ser forzada para tener relaciones sexuales, tener relaciones por miedo a la reacción de la pareja o el ser obligada a hacer cosas que pueden resultar 'humillantes' o 'degradantes'. El informe utilizó encuestas a mujeres y trabajos anteriores referidos a seis zonas: África, América, Sureste de Asia, Europa, Mediterráneo del Este y Pacífico Occidental. Asimismo, también tuvo en cuenta las rentas de estos lugares: divide entre aquellas regiones con salarios altos y los que los tienen bajos o medios. Pero en todo caso, referidas a parejas heterosexuales.

¿Qué ocurre con las parejas homosexuales?

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ha anunciado que su región será la primera región que equiparará el maltrato entre parejas del mismo sexo a la violencia de género y ha anunciado que también lo hará con el maltrato que se ejerce sobre las personas transexuales. Pero el anuncio ha despertado reacciones de todo tipo.

El presidente de la Confederación de Lesbianas y Gays de Madrid (COLEGA), Paco Ramírez, ha aplaudido el anuncio del presidente de la Junta de Extremadura de incluir los casos de violencia entre parejas del mismo sexo entre los casos de violencia de género. "Llevamos años pidiéndolo", ha explicado. En este sentido, ha definido la posición de la organización como "muy a favor" de la medida y ha señalado que, en la actualidad, "las parejas homosexuales están injustamente desprotegidas, a diferencia del otras parejas" para cuyos casos de violencia hay unos tipos de calificación penal especiales y recursos para apoyar a las víctimas.

A su juicio, el factor "género" en estos casos de violencia deriva del hecho de que en las parejas del mismo sexo no hay solamente una cuestión de "sexo biológico" sino que afectan las "construcciones culturales" del género. Además, ha asegurado que quienes no quieren que se incluya lo hacen "por motivos ideológicos y políticos".

En el lado opuesto se encuentra la presidenta de FELGTB, Boti García Rodrigo. A su juicio, la medida anunciada por Monago es fruto de "la visión miope" de quiene "no se ponen en las gafas de contemplar la realidad y las necesidades" de las parejas de gays y lesbianas. "Nuestra posición es de sentido común --ha asegurado García Rodrigo, -- la violencia entre parejas del mismo género no es un caso de violencia de género porque no hay diferencia de género".

En este sentido, ha asegurado que en los casos en que sí se produce violencia de género "se da entre un género dominante y otro sojuzgado en aras del machismo" mientras que cuando se produce entre parejas del mismo sexo, ocurre en el marco de "una relación de paralelismo".

De hecho, ha calificado como "falacia" la idea de que en el seno de las parejas del mismo sexo cada uno "asuma un rol". "Son parejas que no reproducen los esquemas de la dominancia machista", ha insistido. Por ello, ha pedido que los casos de violencia entre este tipo de parejas se denomine "violencia intrafamiliar" y que las políticas y las Administraciones Públicas contribuyan a "visibilizar" los casos que se produzcan y a prestar el apoyo o la asistencia que necesiten las víctimas.

En contra también se han manifestado desde la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas. Su presidenta, Ana María Pérez del Campo, ha asegurado que la propuesta de Extremadura de reconocer como violencia de género el maltrato en parejas del mismo sexo es "intolerable" y sería necesario que el Gobierno extremeño "se informe primero de lo que es el género". Del Campo ha hecho estas declaraciones a la salida del Senado, tras presenciar la intervención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre la violencia de género. La presidenta de la asociación de mujeres ha reiterado que antes de formular estas medidas debería informarse sobre el género.

"Género son las funciones desiguales en virtud del sexo al que se pertenece. Las mujeres hacen unas cosas y los hombres hacen otro y ello lo hacen por imposición del propio sistema. Son los roles de género", ha señalado.

Asimismo, ha reiterado que la violencia de genero "corresponde a las funciones que se atribuye por el propio sistema y la cultura a los hombres por ser hombres y a las mujeres por ser mujeres".

"Quiero, y creo que hablo en nombre de la mayoría de las mujeres implicadas en esto, que se aplique a este terrorismo de género las mismas medidas que se aplican al terrorismo etarra, prácticamente disuelto mientras en el otro no paran de matar", ha concluido.

Sanidad responde a Monago

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha respondido a la propuesta de Monago asegurando que la violencia de género se circunscribe a la que ejerce el hombre sobre la mujer.  Así lo ha explicado un portavoz de este departamento, que ha subrayado que es conveniente no confundir conceptos, al tiempo que ha subrayado que es importante subrayar la violencia del hombre contra la mujer no es un hecho aislado y que no deben enmarcase en ella otros conceptos.
 
El portavoz ha recordado que la violencia de género es un problema social que tiene su base en la desigualdad y las conductas machistas y que, por tanto, se deben articular normas, instrumentos, servicios y dotaciones económicas para atajar este problema. Por ello, Sanidad defiende que hay que centrarse en atajar la violencia del hombre contra la mujer.



Lea también:

El PSOE exige a Cospedal más medidas y presupuesto en igualdad y contra la violencia de género
El 59% de las víctimas mortales por violencia de género residían en el ámbito rural
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com