11 de julio de 2020, 9:44:21
Nacional


La regeneración democrática se queda a medio camino en el Congreso: entre el 'y tú más' y los hipotéticos acuerdos puntuales

- Rajoy y Sánchez se echaron en cara los casos de Ana Mato y los ERE, descartándose el pacto de Estado en la materia
- No obstante, entre las propuestas anticorrupción de PP y PSOE hay algunas medidas similares

Por Diariocrítico/Agencias

El esperado debate sobre regeneración democrática en el Congreso, justo el día después de la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha vivido un episodio del ya manido 'y tú más' entre Gobierno y oposición. Tanto el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han vuelto a insistir en su voluntad de diálogo, aunque se ha cerrado la puerta al Pacto de Estado con críticas mutuas. PP y PSOE por separado han propuesto sus propias medidas anticorrupción, si bien algunas de las ideas apuntadas por ambos -muchas de ellas ya avanzadas hacía meses- fueron en la misma línea: aumentar los años de prescripción de delitos, controlar los indultos o agilizar la Justicia para evitar 'macroprocesos', fueron algunas de ellas, con sus respectivos matices. 


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha abierto la sesión en el pleno del Congreso admitiendo que "la corrupción es un hecho y los ciudadanos están hartos" y que quiere que "quien la haga la pague". Eso sí, insistiendo una vez más en que no está implantada en el sistema ni puede achacarse a toda la clase política. Algo que ha sido aceptado por el líder de la oposición, Pedro Sánchez, admitiendo que las generalizaciones son "injustas" y "desmoralizan a las personas honestas", pero éste ha precisado que esta lacra "no afecta a todos por igual". El dirigente socialista matizó: "Yo no me siento en un despacho de una sede construida con dinero negro, ni tengo un tesorero en la cárcel", le recordó a Rajoy en alusión al caso Bárcenas.

A partir de aquí, una vez más, se escenificó en el Congreso un nuevo cruce de acusaciones mutuas sobre los casos de corrupción que salpican a unos o a otros.

Sánchez acusó a Rajoy de no estar "legitimado" para afrontar la lucha contra la corrupción después de que el auto del juez Ruz señalara no sólo a Ana Mato -ausente del debate y a la que defendió el propio Rajoy- como beneficiaria de la trama Gürtel sino que el propio Partido Popular también aparece como partícipe lucrativo de la actividad delictiva. Sánchez subrayó que los ciudadanos no pueden apreciar el compromiso del Gobierno contra la corrupción si las normas que aprueban "no se ven acompañadas por los hechos coherentes" que proponen, "si no es implacable con aquellos que demuestren que han pasado la raya de la legalidad" y si se limita a pedir perdón y no actúa en consecuencia.

Por su parte Rajoy, si bien insistió durante sus intervenciones iniciales en que no quería caer en el 'y tú más', aprovechó el cierre del debate para sacar a relucir los casos de corrupción que afectarían al PSOE andaluz en respuesta a Sánchez.

"Tengo la impresión de que su voluntad de acabar con la corrupción tiene un límite muy claro, está en Despeñaperros, porque ahí está el caso EDU, el caso ERE, el caso Delphi y más de 50 imputados del PSOE e incluso senadores y diputados investigados por el Tribunal Supremo", recalcó Rajoy en referencia a los ex presidentes de la Junta y del PSOE Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

"La pregunta que hay que hacer es quién en el PSOE asume la responsabilidad política por esos hechos. ¿O es que no le deja Susana Díez y usted solo preside el PSOE de una parte de España? ¿Quién asume la responsabilidad política? En el PP se ha asumido y en el PSOE nadie. No sé si es porque no quiere, porque no le dejan o porque ni quiere ni le dejan", ha concluido.

El pacto de Estado se aleja

Pedro Sánchez dejó claro que su grupo estaría dispuesto a llegar sólo a acuerdos puntuales: "Nunca será un pacto global contra la corrupción (...) porque no son de fiar". Algo que fue recriminado por Rajoy: "Yo lo voy a intentar de nuevo pero lo haré cuando usted logre, señor Sánchez, un acuerdo dentro de su propio partido", le ha espetado.

De esta manera, PP y PSOE por separado han presentado sus propias baterías de propuestas anticorrupción que por otra parte tenían varios puntos en común.

Mariano Rajoy ha defendido sus medidas contra la corrupción, la mayor parte de las cuales ya presentó a comienzos de 2013 sin que hubieran avanzado hasta hoy, con algunas novedades. Entre las medidas más destacadas -pinchando aquí pueden ver el desglose completo- están: la inclusión por primera vez de la financiación ilegal de los partidos políticos en el Código Penal; la agilización de los macroprocesos, la limitación a 50.000 euros de las donaciones de particulares a partidos políticos, el control parlamentario de los indultos cada seis meses, el aumento en la prescripción de los delitos de corrupción de 10 a 15 años o la prohibición de utilizar las tarjetas de crédito con cargo a la Administración, entre otras.

En el caso de las medidas socialistas también las hay referidas a los indultos, a la financiación ilegal de los partidos, a la prescripción de los delitos y a la agilización de la Justicia, pero con sus propias particularidades, según el caso.

El PSOE ha propuesto concentrar todos los casos de corrupción en la Audiencia Nacional o cerrar las 'puertas giratorias' durante cinco años en vez de los dos actuales; prohibir los indultos en casos de corrupción; aumentar el tiempo de prescripción de los delitos y el aumento de las penas; obligar a los corruptos a devolver el dinero robado incluso en el caso de los partidos que se hubieran financiado ilegalmente; incrementar la duración de las incompatibilidades; exigir la dedicación exclusiva a los diputados, el cese de los parlamentarios en el momento en que se abra un juicio oral en su contra o la reducción de aforados y la limitación a 2 mandatos la presidencia del Gobierno, entre otras propuestas.

Las leyes anticorrupción del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, finalmente han dado este jueves su primer paso en el Congreso tras el rechazo de las 4 enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos de la oposición a los proyectos de ley sobre financiación de partidos y ejercicio de los altos cargos. Los textos se tramitarán conjuntamente y a finales de diciembre o principios de enero se remitirán al Senado.


Lea también:

Dura réplica a Rajoy de Izquierda Plural: le piden su dimisión y elecciones
- Rajoy sigue defendiendo a su ministra 'caída': insiste en que Mato no está imputada por ningún delito
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com