28 de octubre de 2020, 16:02:54
Nacional


Miquel Roca: ¿el mejor abogado para la infanta Cristina?

Por Leonor Mayor (Barcelona)

Miquel Roca Junyent (Burdeos, 1940) no fue elegido por el Rey Juan Carlos para defender a su hija Cristina por casualidad. Roca era la mejor opción por dos motivos: su prestigio como jurista al haber sido uno de los artífices de la Constitución y su influencia política fruto de una trayectoria que arrancó en los años 70 y desembocó en uno de los despachos mejor relacionados de Barcelona.


Nadie sabe y la mayoría no entiende por qué Inaki Urdangarín dejó su defensa en manos de Mario Pascual Vives un abogado poco conocido, aunque vinculado a un despacho de prestigio, Brugueras, García-Bragado, Molinero y Asociados. Vives es experto en derecho mercantil y civil, pero no se le conoce como especialista en penal.


A lo largo del proceso ha tenido que enfrentarse a las argucias de Manuel González Peeters, quien no ha tenido reparos en buscar hasta el último recodo legal y en utilizar sus muchos contactos mediáticos en defensa de su cliente Diego Torres, ex socio de Urdangarín. González Peeters ha ahondado en el desagravio que suponía que la esposa de Torres, Ana María Tejeiro, estuviese imputada mientras que la Infanta Cristina no lo estaba.

¿Es la justicia igual para todos? Ese era el planteamiento de la defensa de Torres. Y eso es la tesis que llevó al juez José Castro a imputar a la hija del Rey. Es posible que la familia real también viera un error en el fichaje de Vives. En cualquier caso, Juan Carlos no se planteó ni por un momento la posibilidad de dejar la defensa de su hija en manos del mismo letrado que llevaba a su yerno.

El monarca llamó al abogado que mejor podía defender los intereses de una princesa al borde de sentarse en el banquillo: su viejo conocido Miquel Roca. Roca creció políticamente a la sombra de Jordi Pujol, aunque en Madrid logró mayor prestigio que su mentor por ser uno de los siete padres de la Constitución.

Tras el fracaso de la llamada operación reformista, un intento fallido de llevar los ideales de CiU al resto de España, y después de una serie de guerras intestinas en el seno de CDC, partido del que era secretario general, Roca vio que no estaba llamado a ser el sucesor de Pujol y dejó la política. Fue una decisión acertada que le llevó a abrir uno de los despachos más prósperos de Barcelona, Roca Junyent Abogados Asociados.

La firma no ha hecho más que crecer desde los años 90 gracias a la contratación de abogados de prestigio y a los buenas relaciones que Roca mantiene todavía con el poder político. La decisión del Rey parecía acertada. Pero para no cometer el mismo error que Urdangarín con Vives, Roca, que tampoco es penalista, puso el delicado asunto de la defensa de la infanta en manos Jesús Silva, catedrático de derecho Penal y socio del bufete Molins & Silva, uno de los más prestigiosos en material penal de la capital catalana, con quien la firma Roca tiene un acuerdo de colaboración.

Las cosas parecían ir bien en un principio. La Audiencia de Palma desimputó a la infanta y el fiscal del caso, Pedro Horrach, no vio en la conducta de Cristina indicio de haber cometido delito. Pero el juez Castro no estaba por la labor. Los escritos de Horrach no lo convencieron, la petición de aplicar la llamada doctrina Botín, tampoco. El juez se mantuvo en sus trece y dictó auto de apertura de juicio oral... manteniendo la imputación de la que ahora es hermana del Rey.

A partir de ahí, las cosas se han torcido para su defensa. Roca y Silva saben que contra ese auto no cabe recurso, pero a la desesperada han impugnado la resolución judicial arremetiendo contra Castro. No servirá de nada. La ley es la ley y no cabe la admisión a trámite del recurso. La infanta de España, hija y hermana de reyes, se sentará en el banquillo en próximo otoño cuando se inicie el procedimiento.

Lea también:
El nuevo recurso de la infanta Cristina clama contra la "injustificada y desproporcionada" fianza
La defensa de la infanta Cristina sigue intentando frenar el juicio oral con otro recurso
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com