7 de marzo de 2021, 19:52:41
Más deportes

El exseleccionador español entrena a los asiáticos


Rivera hijo contra Rivera padre: los Hispanos se juegan el primer puesto del grupo ante Qatar

Por Diariocrítico

La selección española de balonmano tratará de cerrar prácticamente el primer puesto del Grupo A del Mundial que se está disputando en Catar con una victoria este miércoles (17.00/Teledeporte) frente a la anfitriona, dirigida por el exseleccionador Valero Rivera, cuyo hijo de idéntico nombre es uno de los puntales de los Hispanos, y que está rayando a buen nivel.


Después de haber solventado sus tres primeros compromisos ante Bielorrusia, Brasil y Chile, con problemas en los dos primeros, a la actual campeona le toca enfrentarse al combinado asiático, un partido que antaño había sido considerado teóricamente sencillo, pero que en esta ocasión entraña más dificultad. Y es que Catar no será tan 'cenicienta' como se podía esperar. La anfitriona del campeonato ha invertido mucho dinero para ser competitiva en el torneo y dejar una buena imagen, y el partido contra España será una de sus mayores pruebas, aunque de momento está firmando una positiva actuación.
 
Su principal aval es su seleccionador, el español Valero Rivera, que aceptó el reto de intentar que este equipo diese un salto cualitativo. El laureado técnico aragonés, principal arquitecto de la selección española que se proclamó campeona del mundo hace dos años, conoce bien a las virtudes y los defectos de los jugadores españoles y preparará un partido lleno de 'trampas'.
   
De momento, su mano se está notando y Catar ha ganado sus tres partidos, el último de ellos el pasado lunes ante la siempre peligrosa Eslovenia, cuarta en el Mundial de España. La nacionalización de muchos jugadores les ha permitido un mayor nivel en el juego y en el aspecto táctico y jugarán ya sin la presión de la clasificación porque ya están en octavos al igual que los de Manolo Cadenas.

Sin embargo, ganar les daría casi el primer puesto y un cruce aún más sencillo de cara a meterse de forma histórica entre los ochos mejores, mientras que la derrota podría condenar a los españoles a un posible cruce con Dinamarca en cuartos. En el equipo catarí destaca sobre todo su buena portería, con el bosnio y jugador del FC Barcelona, Danijel Saric, uno de los muchos nacionalizados que tienen los asiáticos como Markovic, Memisevic, Damjanovic, Roine, Capote, ex del Naturhouse La Rioja y que le hizo 12 goles a los eslovenos, o el español Borja Vidal.
   
La selección española, que cambiará el frío ambiente que se ha encontrado en el Duhail Handball Sports Hall por el más animoso del moderno y enorme Lusail Multipurpose Hall (con capacidad para más de 15.000 personas), deberá saltar a la pista advertida por la mejoría de su rival, capaz también en su preparación de batir a Noruega, de empatar con la poderosa Dinamarca y de proclamarse por primera vez en su historia campeona de Asia en 2014.
   
Para ello, será básico salir concentrados desde el inicio y evitar las numerosas pérdidas que azotaron al equipo ante la débil Chile. Pese a todo, la actual campeona es por potencial más fuerte que la campeona de Asia, pero debe imponerlo en la pista, empezando por el 6-0 defensivo del que Rivera conoce lo duro que puede ser a pleno rendimiento. En los enfrentamientos en los Mundiales de 2003 y 2007 la superioridad fue apabullante (40-15 y 41-18 respectivamente), pero todo hace indicar que los 'Hispanos' tendrán que sudar más este miércoles.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com