25 de junio de 2019, 6:08:31
Fútbol

El año pasado el Madrid humilló a los alemanes (1-6)


Champions: primer enemigo serio para el campeón en defensa del título ante un Schalke con ánimo de revancha

Por Diariocrítico

El Real Madrid retoma este miércoles (20.45 horas) el asalto a la Liga de Campeones una competición en la que espera encontrar sus mejores sensaciones y aparcar las dudas que lleva arrastrando desde 2015, aunque su rival, el Schalke 04 alemán, zarandeado el año pasado en la misma ronda, amenaza con no dar las mismas concesiones


En la pasada campaña, el conjunto 'minero' fue el primer obstáculo en la conquista de la 'Décima', y el equipo de Carlo Ancelotti le pasó por encima con una exhibición de 'pegada' para imponerse por 1-6 y dejar en trámite la vuelta del Santiago Bernabéu (3-1). Un año después, el equipo alemán promete más 'batalla', avalado por la mejoría que le ha dado Roberto di Matteo y porque su rival no llega a su mejor nivel.
   
Y es que el 2015 de ambos conjuntos ha sido dispar. El descanso invernal ha asentado, sobre todo atrás, importante para tener opciones ante el actual campeón de Europa, al equipo de Gelsenkirchen, también con problemas físicos como un Real Madrid que, tras su apabullante final de 2014, ha perdido el brillo y ha provocado que aparezcan las dudas a nivel grupal e individual, como es el caso de Cristiano Ronaldo.
   
El fútbol del equipo blanco, pese a los esfuerzos de Isco, sin duda el más entonado y más regular en este mes y medio, se ha resentido paulatinamente con las ausencias de Luka Modric y James Rodríguez y los síntomas de agotamiento que ofrece Toni Kroos, con menos 'chispa'.
   
Además, la solidez defensiva que había logrado Ancelotti se ha ido resquebrajando, con demasiados goles y sustos en los primeros minutos de partido, mientras que arriba la baja forma de su estrella parece 'contagiar' por momentos al voluntarioso e irregular Gareth Bale y a Karim Benzema, que intenta asumir la faceta goleadora.
   
Para el partido en el Veltins Arena, el de Reggiolo tiene la buena noticia de recuperar a uno de sus dos centrales titulares. Pepe vuelve tras un mes de baja por un golpe en la zona costal y, tras apurar su recuperación el pasado fin de semana, relevará a Nacho para formar pareja titular con Raphael Varane.
   
En el centro del campo, no tiene excesivo margen de opción y el puesto para jugar junto a Kroos e Isco se baraja entre Asier Illarramendi, que vuelve a Alemania donde el año pasado, en Dortmund, lo pasó muy mal, y el brasileño Lucas Silva, que tuvo sus primeros minutos como madridista ante el 'Depor'.
   
No habrá cambios en la delantera donde Cristiano Ronaldo espera recuperar sus mejores sensaciones para volver a marcar goles en un escenario donde el año pasado se alió de forma demoledora con Bale y Benzema para firmar el 1-6 con doblete de cada uno de los tres.

EL SCHALKE, A OLVIDAR LOS FANTASMAS.    
Por su parte, el Schalke 04 pretende complicar las cosas y que vuelvan los 'fantasmas' del Real Madrid cuando visita Alemania, olvidados en parte el año pasado cuando realizó tres viajes consecutivos en los que al 'set' logrado en Gelsenkirchen, se añade el 0-4 de prestigio en el Allianz Arena ante el Bayern, aunque también tuvo su cuota de sufrimiento en Dortmund ante el Borussia (2-0).
   
El conjunto alemán llega a la cita con la idea que ha implantado Roberto di Matteo desde su llegada en octubre en lugar de Jens Keller, principalmente en el aspecto defensivo, desde donde está labrando su notable mejoría que le ha permitido entrar en la pelea por los puestos 'Champions' de la Bundesliga, pese a perder el pasado fin de semana ante el Eintracht, único lunar tras el parón invernal.
   
El entrenador italiano, que fue capaz de hacer campeón de Europa al Chelsea en 2012, ha reforzado atrás a los suyos, con una defensa de tres, cuyo potencial ha aumentado considerablemente con la llegada en el mercado invernal de Nastasic y en este 2015 sólo ha encajado dos goles, empatando a uno ante otra gran maquinaria ofensiva como la del Bayern. La duda viene en la portería donde el titular, Ralf Faerhman, que sufrió los nueve goles, y el suplente, Fabian Gefko, están lesionados, por lo que la responsabilidad puede recaer en el inexperto Timon Wellenreuther, de 19 años.
   
A partir de ahí, el Schalke no tiene tanto talento, afectado también por la baja de su mejor jugador, Julian Draxler, y porque Max Meyer, el otro futbolista de talento, parece haber perdido su sitio en el once. Arriba, Choupo-Mouting y Huntelaar, este 'fresco' por haberse perdido los últimos partidos por sanción, intentarán aprovechar los despistes defensivos madridistas, aunque cabe la posibilidad de que Di Matteo juegue sólo con uno de ellos.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com