8 de abril de 2020, 14:59:40
Toros

Miles de visitantes también a esta edición de la obra de la periodista Julia Rivera


El monumental e- book 'La humanidad, patrimonio cultural inmaterial de la Tauromaquia' , también en inglés

Por Emilio Martínez Espada

Una obra de puerta grande. Un e-book enorme en todos sus aspectos. Un esforzadísimo compendio, como un faenón venteño digno de dos indiscutibles orejas,  y registro universal de todo lo que usted quiera saber y se atrevió o no a preguntar sobre la tauromaquia, en cualquiera de sus aspectos y protagonistas. Amén de una apasionada y argumentada defensa de los toros que ya en su titular da la vuelta a la frase típica y tópica de que la Tauromaquia es patrimonio de la humanidad, que en un monumental y 'apaulado' trincherazo de cante hondo demusa en 'La humanidad, patrimonio cultural inmaterial de la Tauromaquia. Cuya edición en inglés acaba de hacer el paseíllo también con premio de puerta grande en cuanto a su repercusión inmediata.


La edición en inglés del e-book 'La humanidad, patrimonio cultural inmaterial de la Tauromaquia' es la traducción al idioma de Shakespeare de la obra escrita en la lengua de Cervantes de la que es autora la periodista Julia Rivera, que ha tenido 24.790 visitantes únicos en nueve meses, de los que 14.244 constituyen 
lectores. El minucioso estudio evidencia el interés por la fiesta de los toros en todos los países del mundo que no tienen -algunos la tuvieron- tradición taurina. Desde celebración de festejos, pasando por la creación de peñas y llegando a enumerar todos los matadores, rejoneadores, picadores y banderilleros -hombres y mujeres- que los cinco continentes han dado, con ejemplos tan curiosos como el del torero de tribu comanche. 

La autora, Julia Rivera Flores, colaboradora habitual de Diariocrítico y exigente cronista taurina, explica que ha invertido 23 años de su vida en reunir tal cantidad de documentación. "Comencé a escribir e investigar en materia taurina allá por 1991, sin ordenadores, ni Internet, ni correo electrónico, ni redes sociales... Poco a poco, anotando, recortando y guardando cada referencia. Con la difícil misión de intentar confrontar y verificar cada dato. Pensaba haber esperado a conmemorar de alguna forma mis 25 años de periodismo taurino, pero, dado este devenir de la fiesta de los toros, creo que este era el momento, y ya cuanto antes, de entregárselo a la humanidad, pues, como se comprueba en el libro, a ella le pertenece", explica.

China y muchos países más

'La humanidad, patrimonio cultural inmaterial de la Tauromaquia' está disponible para su lectura solamente en Internet, en el portal taurino Taurología.com. Desde que se publicó la primera edición, hace nueve meses, el número de lectores ha sido de cerca de 15.000, con un total de personas interesadas que lo han visto de casi 25.000 (visitantes únicos). Esto es: 6 de cada 10 internautas taurinos que conocen la existencia del libro lo han leído. Dichos lectores se distribuyen de esta forma: España: 74,1%; América Latina; 16,3%; países de habla no hispana, 9,6%, con un 3,8 % procedentes de Francia, junto a países anglófonos, básicamente Reino Unido y Estados Unidos, e Italia, Alemania, y Extremo Oriente, incluida la China continental.

Ante el interés que reflejan estas estadísticas, acaba de ser traducido al inglés por el abogado John Gordon, miembro del Club Taurino de Londres. Evidentemente, todas estas cifras se verán ahora modificadas de acuerdo con el índice de visitas que tenga la versión en lengua inglesa. Este jueves 27 de febrero se habilitó esta edición en inglés, The world, intangible cultural heritage for La Tauromaquia; en las doce primeras horas tuvo ya 2.703 visitas únicas, de las cuales 287 constituyeron, por tiempo, la lectura del libro.

Libro interactivo, participativo y global

Es un libro vivo y participativo, pues ha recibido y recibe aportaciones de lectores de todo el planeta, que, tras su lectura, envían nueva información a editor y autora para que sean incorporados. Y así lo hace llegar Julia Rivera desde la propia obra: "La globalidad va a sorprender al lector, al que animo a colaborar y a aportar nuevos datos. Como se observa, su formato electrónico está permitiendo constante revisión y ampliación". De hecho, la publicación va ya por la tercera edición. El libro tiene cuatro grandes bloques: "El primero evoca los festejos celebrados en países no taurinos (algunos lo fueron). 

El segundo está dedicado a la difusión de la cultura taurina mediante clubes, peñas y escuelas. Estados como Suecia o Noruega cuentan con activos círculos y en China hay escuela taurina. Un recuento de las plazas de toros del planeta es el tercer capítulo y arroja una cifra de 1.068. En Europa hay 726; en  América, 333 (21 en Estados Unidos); África conserva 8 plazas y Asia sólo cuenta con una. Y, el gran final, un listado de todos los matadores, rejoneadores, picadores y banderilleros que tomaron la decisión de pisar los ruedos desde los lugares más recónditos".

Por citar algunos ejemplos, Canadá, Tanzania, Israel, Siria, Bélgica, Holanda, Hungría, Alemania, Inglaterra, Irlanda, Chipre, Polonia, Rusia, Suecia, Suiza, Turquía, Ucrania e, incluso, Australia han dado toreros. Es la proyección de la universalidad del toreo y de la tauromaquia, la de los cinco 
continentes. Porque, desde luego, el juego de palabras lo dice. Más que la Tauromaquia pueda ser patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, es La humanidad, patrimonio cultural inmaterial de la Tauromaquia. Y como remata Julia Rivera, en las primeras y últimas páginas del libro: "La Tauromaquia pertenece al mundo, sí; y el mundo, a la Tauromaquia". Y olé.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com