2 de marzo de 2021, 15:05:55
Nacional


Iglesias 'tira la toalla': aunque Tania Sánchez sea "la mejor", no insistirá más para que se una a Podemos

Por Diariocrítico/Agencias

La pareja sentimental, que no política (al menos de momento), formada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la ex candidata de IU a la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, se convirtió en foco de todas las miradas cuando Sánchez decidió abandonar IU para crear un "nuevo proyecto de unidad popular", y aunque todo apuntaba a que terminaría uniéndose al partido de su pareja, parece que ni la insistencia mediática ni la del propio Iglesias han conseguido su objetivo. Ante las continuas 'negativas' de Sánchez, el secretario general de Podemos ha claudicado en sus pretensiones, y es que según ha dicho, no insistirá más porque tiene "enorme respeto político por ella", a pesar de que piensa que tanto ella como algunas personas de su equipo son "los mejores".


Iglesias ha reafirmado su rechazo a una candidatura de unidad popular, como quería Sánchez, porque cree que en este momento Podemos es "el instrumento y el logo más efectivo para lograr el cambio", porque su "estilo" y su nombre van más allá de las personas que integran el partido. Por eso, lamenta que no Sánchez y su equipo no se sientan "a gusto en ese espacio": "Ojalá pudieran estar con nosotros porque el cambio estaría más cerca".

De hecho, cree que otras fórmulas, aunque son "respetables y en determinados momentos podrían funcionar, no son las más adecuadas en estas circunstancias", ha defendido en una entrevista en el programa de radio Carne Cruda. Para Podemos, es clave presentarse a las autonómicas con su marca porque son paso fundamental en su objetivo de "ganar las elecciones generales". En cambio, en las municipales prefirieron no "demostrar vulnerabilidades" con candidaturas en más de 8.000 municipios.

"Entendíamos que no nos podíamos permitir cometer errores, ni medio caso de corrupción", ha explicado el propio Iglesias, que ha añadido que la "dinámica municipal" aconsejaba contar con otro tipo de movimientos.

 Eso sí, cree que Podemos tiene banquillo suficiente para presentar candidato a las elecciones autonómicas en Madrid, aunque no ha querido dar pistas y se ha mostrado convencido de que, en esta situación "sea quien sea" el candidato lo importante es el proyecto.

Por otro lado, el líder de Podemos ha asegurado que él no tiene problema en debatir con los dirigentes de otros partidos, entre ellos Albert Rivera, pero que su rival es el PP, no Ciudadanos, y que le parece "saludable" que haya "nuevas opciones con gente más nueva o menos nueva". "Entiendo que Ciudadanos vea a Podemos como rival, pero nosotros no nos confundimos, nuestro rival es el PP, a la gente le interesa ver a (el presidente del Gobierno, Mariano) Rajoy, debatiendo con nosotros", ha aseverado.

Según su análisis, de cara a las elecciones generales se va a crear una sensación de que serán "una opción entre dos fuerzas, para seguir haciendo las cosas como hasta ahora o para cambiar", y en eso se enmarca el hecho de que la gente perciba que la principal fuerza de oposición es Podemos. "Asumir que podemos ganar no es soberbia, es responsabilidad", ha argumentado.

En esa línea, ha restado importancia a quienes dicen que Podemos está tocando techo, porque cree que eso se dice desde hace un año y "serán los ciudadanos los que digan donde está el techo".

Acerca de pactos postelectorales, los ve posibles con IU, muy difíciles con el PSOE --"tendrían que girar 180 grados-- y más aún con el PP: "Lo veo tan probable como que nuestro ministro de Hacienda sea más atractivo que el ministro de Finanzas griego". Sobre sus propuestas de gobierno, ha reconocido que Podemos ha tenido que cambiar el programa con el que se presentó a las europeas porque "no es lo mismo hacer un programa para las europeas donde además no hay espacios competenciales que te permitan intervenir que hacer un programa cuando sabes que puedes ganar".

Preguntado entonces si un Gobierno de Podemos obligará a los bancos a devolver el dinero del rescate, ha dicho que hará "lo posible" para que "haya justicia en ese sentido", y ha utilizado expresiones similares en lo relativo a la posibilidad de acabar con el Concordato, garantizar que nadie pase frío o se quede sin luz, "desprivatizar" los hospitales o abrir un proceso constituyente que aborde también la cuestión territorial.

Sobre si expropiaría alguna empresa, ha dicho que la expropiación es una "medida extrema" que sólo se podría dar si fracasan "todas las vías más razonables y más prudentes que se tomarían previamente". Y ha asegurado que una ley de medios serviría para que "el Gobierno controle menos" los medios y no pueda usar las televisiones como propaganda y para "habilitar mecanismos que aseguren la libertad de los periodistas".

Preguntado por la Justicia universal, ha respondido que la tutela judicial efectiva tiene que ser para todos, no sólo para los que se la puedan pagar. Iglesias se ha comprometido a escuchar a la sociedad civil en lo relativo a las corridas de toros, a fomentar las energías renovables y ha asegurado que dimitirá si no puede cumplir su programa: "Por supuesto".

Por último, ha afirmado que el secretario general de Podemos Madrid, Jesús Montero, "se equivocó" con sus elogios a la familia Botín porque "los banqueros han tenido un comportamiento irresponsable que de alguna forma está detrás de los desastres en la gestión política".
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com