26 de febrero de 2021, 23:45:37
Nacional


Iglesias recurre a un discurso visceral y pegado a lo andaluz para reivindicar el 'cambio' el 22 de marzo

Por Alejandra Guillén/ Noticias21

Con la casa natal de un revolucionario en su tiempo, el genial artista malagueño Pablo Picasso, y el monumento en honor al general Torrijos como telón de fondo, el líder político Pablo Iglesias ha catapultado la candidatura de Teresa Rodríguez a la presidencia de la Junta de Andalucía. Ha sido en la céntrica plaza de la Merced y ante un gran ambiente festivo donde el secretario general y eurodiputado de Podemos ha estado arropado por cientos de simpatizantes y curiosos -la organización había previsto unos 5.000 personas, pero han sido menos de lo que se esperaba- ansiosos por conocer el ideario programático de esta nueva formación política.


 

Como un 'Mesías' a su llegada a Jerusalén, Pablo Iglesias ha atravesado la plaza de La Merced recibiendo el cariño y el calor de gente de todas las edades, que le arropó con gritos de "sí se puede". Se preveía mucha expectación para el debut del carismático Iglesias en la campaña andaluza a una semana de las elecciones del 22 de marzo, pero ha sido menos de lo esperado, con una plaza de La Merced que no ha llegado a abarrotarse.

"El cambio es posible; el cambio empieza por Andalucía" han sido las consignas proclamadas por Iglesias en Málaga, quien ha demostrado con eficacia que es un experto en la oratoria y arengó a la multitud con un discurso muy visceral y cercano a las raíces, la cultura, la idiosincrasia y la historia del pueblo malagueño y andaluz. Para ello, el líder de Podemos "homenajeó" al general Torrijos, que fue fusilado en la playa de San Andrés por "luchar por las libertades"; comparó la marcha de Pablo Picasso de España con el "exilio" de miles de jóvenes que tienen que dejar este país y recordó la figura del joven sindicalista Manuel José García Caparrós, muerto por un disparo en el año 1977 "en su lucha por Andalucía". "Podemos es el futuro, pero no pierde de vista la historia, la memoria y la dignidad de los andaluces. La gente y su ilusión es la que trajo la democracia a Andalucía, no las castas", gritó Iglesias.

"Cuando la gente que está de rodillas se levanta, el cambio es posible". Pablo Iglesias abrió su intervención en Málaga con estas palabras, que sirvieron para jalear aún más a un público enfervorizado. A gritos de "presidente, presidente", el secretario general de Podemos clamó contra los desahucios, la corrupción, la pobreza, el desempleo y las desigualdades y reafirmó una vez más la apuesta por "la gente, por la ciudadanía". "Existen dos maneras de gobernar: para los privilegiados y para la gente. Nosotros estamos con la gente

En este mitin en la plaza de La Merced, Iglesias, que estuvo acompañado además por el cabeza de lista por Málaga, Félix Gil, y el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, ha asegurado que Mariano Rajoy "tiene miedo", porque "Podemos va a ganar a las elecciones". "Ellos querrían que las elecciones fuera ya, quieren las encuestas, porque tienen miedo a que llegue el cambio, pero nosotros venimos a ganar; nos gusta correr, nos gusta el sprint", destacó Iglesias ante aplausos y vítores, en referencia a las intenciones del PP. "Rajoy no quiere ganar en Andalucía, sino que quiere que ganen los de siempre (en alusión al PSOE)", porque socialistas y 'populares' "se entienden y temen la victoria de Podemos", recalcó.

De la misma forma, el líder de Podemos alertó de que la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por el PSOE, Susana Díaz, utilizará estas elecciones como "trampolín hacia Madrid" y pidió el voto para Teresa Rodríguez, "una persona que no miente, preparada, decente, honrada y una presidenta que los cuatro años de mandato se quedará aquí; Andalucía necesita a una presidenta así; ya está bien de hipócritas e indecentes".

Sin nombrar al candidato del PP-A, Juanma Moreno, Iglesias aseguró que los 'populares' han venido a Andalucía para luego "pactar en los despachos del PSOE y "seguir gobernando los mismos de siempre".

Apelando a los sentimientos, Iglesias se dirigió a los "abuelos y abuelos", a los que "peinan canas", que "hace muchos años os partisteis las espaldas por el cambio y ahora queremos ver a estos abuelos votando por sus nietos, por sus hijos. Ellos van a marcar el cambio. Así claro que se puede".

Pero, qué ofrece Podemos. Para aquellas voces que hablan sobre la ausencia de programa electoral, Iglesias respondió que las medidas previstas para Andalucía, donde los grandes problemas de España se han "agudizado", como el paro, las desigualdades, la deuda y la austeridad, son la "prioridad presupuestaria", un plan de emergencia habitacional por decreto y garantizar los suministros básicos como luz y agua. "Es un problema de voluntad política que no cuesta ni un euro. Basta ya de cobrar dietas sus señorías mientras la gente lo pasa mal; es una vergüenza que haya niños andaluces pasando hambre, que la gente se quede sin sus casas", destacó. Por ello, Pablo Iglesias apostó por cambiar el modelo productivo, basado en el monocultivo del ladrillo y el sol y la playa, e impulsar las nuevas tecnologías del I+D+i .

"Dignidad"

Por su parte, la candidata de Podemos a la presidencia andaluza, Teresa Rodríguez, apareció en el escenario con la bandera de Andalucía en la mano y con su "empeño" en poner fin a los desahucios y "recuperar la dignidad" de los andaluces. "Esta mañana nos hemos levantado con una terrible noticia de que 3.500 personas en Málaga han tenido que dejar sus casas", se lamentó.

Rodríguez subrayó el compromiso de su formación en convertir Andalucía en un lugar donde vivir, "con pan, trabajo, techo y dignidad para nuestra gente". Al mismo tiempo, advirtió de que existe un "nuevo bipartidismo": "el voto del miedo y el voto de la valentía". Por ello, Podemos quiere ser el partido de "la mano tendida", de aquellos que apostaron por "sueños e ilusiones", por los abuelos que ahora "dan el puchero a sus hijos". "No da miedo tener un gobierno distinto, votar a otros, lo que da miedo es seguir igual", puntualizó la líder andaluza de Podemos.

De su programa político, lleno de "propuestas de sentido común -agregó, reafirmó la lucha contra las cláusulas suelo de las hipotecas, por acabar con el desempleo y por apostar por un nuevo modelo productivo que contemple una "economía diversa" sin monocultivos del olivar, el turismo y el ladrillo.

"Oportunidad histórica"

Por otro lado, el cabeza de lista por Málaga, Félix Gil, que fue el encargado de abrir el mitin apeló a la "oportunidad histórica" actual que se presenta para "poder vivir con dignidad". "El problema es que nos hemos enfrentado en este tiempo a la 'troika' y a la 'trinka' en referencia a la corrupción. "Las grandes fortunas, las grandes multinacionales, que son la casta, no han pagado lo que tenían que pagar porque la ley está mal hecha. Esta realidad es un disparate. Pero ahora ya vemos que las grandes torres se están desmoronando", recalcó Gil.

Además, arremetió contra la gestión del Partido Socialista haciendo alusión a los problemas en las escuelas de turismo de La Cónsula y La Fonda, el caso de corrupción de los cursos de formación, que en sus palabras se convirtieron en "un lugar para robar", así como la inutilidad del Gobierno andaluz por la devolución de 800 millones de euros a la Unión Europea que estaban destinado a la creación de empleo.

El exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo pidió el cambio en Andalucía hacia "políticas de progreso e igualdad" y atacó directamente a los expresidentes Manuel Chaves y Francisco Griñán por el caso de los ERE en Andalucía. "Cómo puede hablar el PSOE de honradez, de limpieza, de futuro cuando deberían haber dimitido todos al estar hasta arriba de corrupción".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com