3 de julio de 2020, 18:22:08
Opinión


Buenas noticias económicas acompañan a Rajoy en Andalucía

Por Fernando Jáuregui


Me tocó moderar en Córdoba una mesa redonda dedicada a las 'perspectivas económicas y expectativas de financiación en la salida de la crisis'. Era en el marco del 'II Foro Emprendedores y Autónomos' que la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA, presidida por Lorenzo Amor) celebraba este fin de semana en la ciudad andaluza. Un foro que el sábado, casi como un acto de campaña -todo es campaña estos días, y lo será durante todo el año--, fue clausurado por Rajoy en su 'cabalgada andaluza' para apoyar al candidato del PP, Juan Manuel Moreno Bonilla. Allí, Rajoy anunció una buena nueva: que eliminará el límite de edad para acumular el paro y poder ser autónomo, y que, además, los autónomos -cuya labor elogió largamente-- podrán seguir beneficiándose de la tarifa plana a la Seguridad Social aunque contraten.

Buenas noticias, sin duda, en un marco optimista: en la mesa redonda citada participaron cuatro destacados técnicos bancarios: Ángel Luis Muñoz, responsable de Pymes en el BBVA; Adriano de la Rubia, director de Pymes y Comercios en Bankia; Concepción Sanz, responsable del servicio de estudios del Banco Santander, y Emiliano Pozuelo de Gracia, jefe del servicio a empresas y mercados de capitales de CajaSur. Los cuatro, economistas jóvenes pero de ya larga trayectoria, poseen un destacado curriculum profesional. Anticipaba yo un buen debate entre ellos a cuenta de cómo van las cosas de la economía. Me equivoqué: con absoluta, y creo que no sospechosa, unanimidad, todos ellos mostraron una enorme esperanza en la marcha bonancible de la economía española, un optimismo sin matices y unas perspectivas de retorno del crédito a los emprendedores que nadie se hubiese atrevido a pronosticar hace apenas unos meses. A su lado, el triunfalismo de Mariano Rajoy parecía casi un ejercicio de cauto pesimismo sobre lo que nos espera.

Para los cuatro, a los que no cabría achacar veleidades militantes políticas, el consumo se va a recuperar, el PIB va a crecer al ritmo previsto, el crédito se va a restablecer y hasta el paro se va a beneficiar de un suave viento favorable a la luz del nuevo marco laboral, que prevé la incorporación de más autónomos y emprendedores al mundo del trabajo. Claro que, admitió Pozuelo a preguntas mías, estas perspectivas no excluyen el riesgo de que en España se consolide un ejército de desfavorecidos, parados a largo plazo, sueldos mínimos claramente insuficientes. Un ejército que podría llegar a cifrarse, calculamos entre todos, en más de tres millones de personas, que son muchas personas.

Pienso que es este el punto más comprometido, el más lacerante, de estos rosados vaticinios, por cierto no compartidos por todos los más de doscientos asistentes al acto. La Banca española se ve obligada a mostrarse casi eufórica, más que meramente optimista. Pero lo cierto es que los resultados obtenidos el pasado año, tras el  saneamiento 'intervenido', han sido unánimemente espectaculares. Y que la Banca esté satisfecha es un requisito no sé si imprescindible, pero sí bastante conveniente, para que los bolsillos de muchos particulares -que no todos- acaben estando satisfechos, algo que, hoy por hoy, recordaron asistentes al Foro de ATA, aún parece lejos de ocurrir.


El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'>>
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com