13 de diciembre de 2019, 11:44:09
Música


'To pimp a butterfly': El disco del año lleva la firma de Kendrick Lamar

Puntuación: 9/10

Por Sergio Ariza Lázaro

Cuando a comienzos de enero saqué mis diez apuestas sobre cuál podría ser el disco del año en 2015, 'To pimp a butterfly', estaba entre las primeras. Pero eso fue antes de escuchar 'The Blacker the berry' y 'King Kunta'. Estas dos canciones, sumadas a la espléndida 'I', hacían que las expectativas que tenía sobre el nuevo disco de Kendrick Lamar se hubieran disparado hasta el infinito. Este lunes ha aparecido 'online' y he podido comprobar atónito una obra mucho más arriesgada que su anterior maravilla, 'good kid, M.A.A.D. city'. Por una vez "believe the hype". (Escúchalo en Spotify)


Todavía es pronto para una valoración totalmente precisa pero 'To pimp a butterfly' está concebido para impactar. Es uno de esos discos que dividirán a la audiencia entre los que lo aman y lo odian. 'To pimp a butterfly' es el 'Kid A' de Kendrick, su propio 'Yeezus', un disco que se convertirá en el preferido de los fans del artista pero dividirá al resto de la audiencia.

Pero creo que el tiempo le sentará bien, 'To pimp a butterfly' es un tratado sobre la música y la sociedad negra de EEUU. Un disco "tan negro como los nombre de Tyrone y Darius" que toca todos los palos de la música negra de los últimos 100 años, del jazz al funk, del soul al hip hop. Por momentos huele a 'Bitches brew' por otros al 'We insist! Freedom Now Suite' de Max Roach, lo mismo recuerda a Parliament (no en vano el mismísimo George 'Dr. Funkenstein' Clinton tiene una aparición) que a esa magistral revisión gangsta que hizo Dr. Dre en los 90 (otro que también aparece), también hay aromas a Prince, D'Angelo (con cuyo 'Black Messiah guarda cierta relación) y a los Outkast de 'Stankonia' y 'The Love below'. Pero todo pertenece a Kendrick Lamar por los cuatro costados.

No busquen singles, ni canciones pegadizas para la radio, Kendrick se ha lanzado al vacío con un disco más cercano al free jazz de Archie Shepp que a un revienta pistas tipo 50 Cent. Ahora mismo sigo impactado tras tres escuchas, todavía es pronto y hay mucho que asimilar pero si me preguntan ahora mismo creo que estamos ante una obra imperfecta pero valiente, un disco complejo que requiere tu completa atención, un disco difícil pero con múltiples recompensas, en definitiva un disco que no te da lo que quieres pero sí lo que necesitas.

Lea también:

- Kendrick Lamar rompe un récord mundial en Spotify con 'To pimp a butterfly'
- Diez apuestas para el mejor disco del año en 2015
- Las 10 mejores canciones de lo que llevamos de 2015 (enero-febrero)
- Los 50 mejores discos de lo que llevamos de década (Del 10 al 1)
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com