20 de septiembre de 2019, 8:32:09
Nacional


Julio Anguita insta en Málaga a la mayoría apolítica a que se movilice para ''echar abajo el régimen''

Por Chus Heredia / Noticias21

La expectación era enorme. La sala multiusos se quedó ínfima. Cientos de militantes se quedaron en el hall principal del Palacio de Ferias de Málaga. Ni siquiera la prensa pudo realizar su trabajo con holgura. Se notaba el poder de convocatoria de 'El Califa Rojo', quince años después. Ha dibujado un panorama desolador, trufado de corrupción, de puertas giratorias, de desigualdades y de falta de soberanía económica. Los apolíticos, de los que dice que son cómplices del bipartidismo, son pieza clave a la que incorporar al cambio


El acto se ha caracterizado por una oratoria compleja (no sólo por parte del histórico dirigente), con argumentos muy en clave nacional, de crisis, de sistema.


La ovación a Julio Anguita ha sido atronadora. "Gracias por vernir. Por un momento, habéis tenido la virtud de hacerme sentir más joven. Cuando se supo que yo venía a este acto, empezó a salir en los medios que yo volvía a la política. Cuando todo el mundo cree que hacer política es ser concejal y sólo las campañas, es normal. Pero yo nunca me he ido de la política. Siempre he estado participando y dando mis informes. Cuando un ser humano mira alrededor, no le gusta lo que ve y pelea, ya está haciendo política, de izquierdas", ha arrancado.


Posteriormente ha definido a los "apolíticos", la "fiel infantería del sistema capitalista". Técnicos, profesionales, personas que separan economía y política... "Toda esa gente vota a ladrones y vota una y otra vez a gente que les engaña son los responsables del robo", ha aseverado.


El cordobés ha abogado por hablar claro. "¿Por qué tras quince años reaparezco aunque participé en uno pequeño en Córdoba hace cuatro años? Yo no he venido a un acto cualquiera. He venido a prestar apoyo. Estad preparados para intentar cambiar las cosas", ha desglosado.


Anguita ha admitido fallos, pero ha dicho categórico que ningún partido ha defendido más a trabajadores y sindicatos. Nadie ha estudiado tanto como IU. Nadie se ha opuesto más contra el faraonismo de las obras, contra la corrupción de los tres poderes. Según Anguita, IU siempre ha advertido del desastre. Es más, ha mencionado a James Petras cuando en el 85 le entregó un estudio a Felipe González vaticinando que los jóvenes íban a vivir peor que sus padres pero que, en cambio, no tendrían el mismo carácter combativo. "Se reían de nosotros porque no participábamos de aquel coro de alegría sin fin", ha espetado.


Ha querido marcar la diferencia de IU con otros partidos en las tan traídas 'puertas giratorias' y a cómo el bipartidismo se pliega a los intereses económicos.



Tratado de libre comercio


Ha considerado gravísimo el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y EEUU. Es, ha dicho, un mazazo contra la agricultura y un asunto sobre el que no se está generando debate, ni mucho menos referéndum.


"Estamos a punto de desaparecer como país independiente. ¿Éste es el país que queremos?", se ha cuestionado, al tiempo que ha lamentado que la corrupción lo permeabiliza todo y encallece conciencias: "Estamos acostumbrados a que roben personas que hace veinte años ya fueron denunciadas hace veinte años por IU".


España, según el líder comunista, está intervenida por poderes económicos. Anguita ha considerado delito de "alta traición" la reforma de la Constitución pactada por PP y PSOE.



También ha sido muy duro con la monarquía, los acuerdos militares con EEUU y con los 105 millones diarios que España en intereses por la deuda. "Somos un país sin dignidad, sin peso internacional. No me dejo llevar por el arrebato de un mitin. Constato cada día la claudicación leyendo la prensa".


Ha acusado al nuevo monarca de callarse en los ERE, Gürtel y otros escándalos. "Acabarán pagando figuras de segunda y de tercera y los importantes, de rositas. Si no, al tiempo", ha incidido.


Anguita asegura que el Rey Felipe es simplemente el cambio de una "figura impresentable" por otra para que "parezca presentable".



Ante este escenario, ha planteado abiertamente: "¿Qué vais a hacer como pueblo? ¿Sin dignidad no se come?, ¿vais a seguir votando a ladrones y callando?". Y el público, al unísono: "No". "Yo no hablo de vosotros", ha bromeado.


Elogios a Garzón y Maíllo


Ha sido tajante para admitir que una sola fuerza política no puede cambiar esta coyuntura. Ni siquiera cuatro o cinco fuerzas solas. La medida la dan las dificultades que están teniendo los griegos.



"Yo vi despacio a Alberto Garzón en el Debate sobre el Estado de la Nación. No me gustan los que insultan y son muy revolucionarios de boca. Siempre han acabado en el PSOE. Es sereno, luchador con cabeza, formado con el estudio", ha glosado. Pero ha dejado su juventud para el final. "La juventud es muy buena para saltar, correr y... para otras cosas", ha dicho. Garzón es capaz de encabezar un proyecto colectivo.


Al hablar de Maíllo, ha considerado un error que lo pusieran en medio. "Dominó la escena. Los otros hicieron un teatro", ha resumido. Justo después, ha tenido artillería para Felipe González, que advierte de los movimientos tipo Syriza. "En ese debate, PP y PSOE son dos visiones de la derecha". "Y Maíllo dio con la clave del debate: estáis los dos de corrupción hasta aquí".


"Sin los apolíticos no hay cambio. Son la mayoría. Son los que tenemos que unirnos para echar abajo este régimen", ha exortado en un momento en el que ha hablado de medidas concretas como el salario social, la nacionalización de la banca... "El espíritu de la Transición ha muerto de cáncer. No podemos criticar el bipartidismo y sentarnos a negociar con el PSOE", ha clarificado.


Otro concepto en el que ha sido insistente es en el de 'contrapoder'. "Apelo a los intelectuales. ¿Dónde están, que no se comprometen en denunciar la inmundicia de este país?", ha exclamado como colofón antes de una emocionadísima ovación de una concurrencia entregada y poco acostumbrada a este nivel de oratoria en la política actual.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com